Muerte de un mito

Que los holandeses son fríos como congeladores de cinco estrellas no es algo nuevo. Que raramente dan muestras de humanidad también es conocido.

La semana pasada los Países Bajos se sentaron a la cena con una demoledora noticia: la muerte de Andre Hazes, el cantante nacional más conocido. El tipo era una mezcla entre Julio Iglesias, el Fari, Diango, Rafael y Manolo Escobar, todo conveniente agitado. Por la tarde en mi trabajo se empezaron a ver caras largas y la gente como que estaba decaída. Yo miré el web de El mundo esperándome alguna hecatombe mundial pero no encontré nada inusual. Pregunté a uno de mis colegas que casi llorando me lo contó.

A mí personalmente este cantante me parece empalagoso hasta el infinito y más allá. Hace un tiempo uno de mis colegas trató de grabarme un DVD con uno de sus conciertos, pero no sobreviví a la primera canción y lo invité a metérselo por donde le cupiera con la mejor de mis sonrisas.

Ayer, superando todo el bizarrismo del que hacemos gala en España, hicieron un concierto corpore insepulto en el estadio del Ajax de Ámsterdam, el Arena, con el estadio lleno hasta la bandera y el ataud en el centro del campo. Os pongo un poco de la noticia en inglés que podéis leer aquí :

Family, friends, colleagues and 40,000 fans said farewell to Dutch crooner Andre Hazes at a memorial concert in the Amsterdam ArenA stadium on Monday night. A further 5 million people watched the event live on television.
The tribute concert was warm-hearted and emotional as Dutch artists performed renditions of Hazes’ numbers. The coffin of the deceased ‘singer of the people’ was placed at the centre of the stadium.

Como siempre me acusáis de exagerado, he creído conveniente poner algunos otros extractos de la prensa, que he sacado de este artículo :

Everyone remembers where they were when news of the attack on the Twin Towers in New York broke. Similarly everyone in the Netherlands knows what they were doing on 6 May 2002 when populist politician Pim Fortuyn was gunned down by Volkert van der Graaf in Hilversum. A new milestone in Dutch history was added on the morning of Thursday 23 September 2004 when Amsterdam-born signer Andre Hazes passed away.
The country also seemed to stop for a moment. And then suddenly there was an explosion of activity.

Para que me llaméis exagerado. Incluso la operadora telefónica predominante notó su muerte en el incremento de llamadas y mensajes a móviles:

Mobile phone operators recorded a doubling of SMS traffic as soon as the news broke and KPN said mobile calls jumped by 10 percent.

Así que aquí estamos, de duelo nacional. Seguiremos informando …