Nacido y criado

Nacido y criadoHay un cambio de paso terrible en Nacido y criado que sucede en lo que se tarda en hacer un fundido en negro. No te lo esperas y te deja con mal cuerpo pero de eso es exactamente de lo que trata esta película argentina que pude ver en el Latin American Film Festival de Utrecht.

Un julay pampero se deja barba

Al comenzar la película tenemos a una joven familia feliz, una pareja que tiene éxito y a los que les van bien las cosas. Tienen una casa bonita, una hija preciosa y todo les sale rodado. Deciden irse a pasar un fin de semana al campo y tienen un accidente de coche. Lo siguiente que vemos es al protagonista todo desarrapado trabajando en un aeropuerto dejado de la mano de Dios, en el fin del mundo. Es un hombre distinto, traumatizado, taciturno y envuelto en una capa de tristeza. Los que trabajan con él saben que detrás de sus defensas tiene que haber algo pero no llegan a atisbarlo. Se crean relaciones entre ellos y trabajando allí, en condiciones durísimas, intentará redimirse por aquello de lo que se culpa. De cuando en cuando tiene remordimientos y trata de llamar a casa pero es un cobarde y no se atreve a volver.

Hay dramas que te revuelven las tripas. Este es uno de ellos. Es la historia de un marido y padre que lo deja todo atrás e intenta olvidar su pasado. El entorno es precioso, frío y cruel pero de una belleza absoluta, entre montañas nevadas, bosques y animales salvajes. Argentina debe ser uno de los lugares más hermosos de la tierra, en cada película que veo muestra una faceta distinta y todas son hermosas. Los actores lo hacen muy bien, como siempre y la historia te deja pensativo. Le falta un poco de pegamento que una ambas mitades y también algo más de desarrollo para los personajes secundarios, los cuales se ven algo pobres y terminan por dañar la impresión total que te deja la película. El director ha estado involucrado como productor ejecutivo en algunas de las otras películas que he visto en este festival.

El paraje desolado en el que transcurre gran parte de la historia y las gentes que viven allí parecen tan tristes y aislados como el protagonista, solo que ellos no han elegido ese lugar sino que la vida los ha llevado hasta allí. A lo largo de la historia vemos la caída de un hombre en su propio infierno y sus esfuerzos por volver a salir y recuperar su vida. Es bastante poético y aunque a trompicones, el conjunto funciona.

Una bonita historia para una tarde reflexiva en compañía de buenos amigos.
gallifantegallifantegallifantemedio gallifante

Technorati Tags: , ,