Nancigiénica en el Club de las 500

Nancigiénica

El honor más grande que se puede recibir cuando mi familia te quiere agradecer algo es con una Nancigiénica, trofeos de valor incalculable y mucho más codiciados que los Oscars o incluso los Nobel. Mi madre es la que se encarga de entregarlos, aunque no es la mano que los hace. Cuando la Nancigiénica aparece en un baño, lo transforma, lo sublima, lo vuelve épico y eterno y le da un prestigio que ya quisieran muchos. Por supuesto eso ya lo sabíamos todo porque la foto pertenece a una anotación que lleva en el mejor blog sin premios en castellano desde el día de Reyes del año 2006 y hoy le damos la bienvenida al Club de las 500.

2 opiniones en “Nancigiénica en el Club de las 500”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *