Nerve, un juego sin reglas – Nerve

NerveEl mundo en el que vivimos hoy en día es muy distinto del que existía hace veinte años. Nos resulta difícil recordarlo pero no teníamos Internet, no teníamos una pantalla de ordenador minúscula en nuestras manos y no estábamos conectados en todo momento. Los jóvenes que han crecido conectados continuamente, ven el mundo de un modo muy distinto al nuestro, tienen otras prioridades, sus necesidades son radicalmente distintas y lo que para mi es inaceptable para ellos forma parte de la vida. La película de hoy trata de una de esas cosillas. Se titula Nerve y al parecer ya pasó por la cartelera española allá por agosto con el título de Nerve, un juego sin reglas.

Una julay tendrá que currárselo para sobrevivir en un estúpido juego de bosmongolos

Una pava en edad de fornicar acaba metida en un juego nuevo en el que los que miran retan a los que juegan y cuando concluyen el reto con éxito, reciben guita. Al principio todo va muy bien y la chama está en permanente estado cachondo, acompañada de un maromo que se cruza en su camino pero cuando se sale del tiesto, la crueldad colectiva se desata sobre ella y tendrá que currárselo para sobrevivir.

ESto es más o menos como lo que vemos prácticamente cada semana en el tuiterota, en el que yo sigo sin tener cuenta. Alguien dice algo que no gusta a un grupo y estos se lanzan como hienas a despedazar a la persona. En el caso de la película, son esas masas las que determinan las misiones de los jugadores y las que con su volubilidad, los harán triunfar o fracasar. La película es fantástica en ese sentido, es pura acción, sin demasiadas complicaciones y casi sin pausa. Vivimos la historia en prácticamente tiempo real. Tanto Emma Roberts como Dave Franco funcionan muy bien en pantalla y uno se puede llegar a creer que con dos minutos y un beso sean pareja y prácticamente uña y carne. La película nos da que pensar al salir del cine ya que esto mismo que vemos, nos puede pasar. Hay abundancia de provocación y de desparpajo. Cuando llega el final, te das cuenta que te lo has pasado de puta madre, que ha sido una de esas historias que funcionan muy bien con los espectadores.

Es perfecta para los miembros del Clan de los Orcos, que se quedarán con algunos aspectos de la historia pero también pude valer para entretener a los sub-intelectuales con GafaPasta.

09/10

Una respuesta a “Nerve, un juego sin reglas – Nerve”

Comentarios cerrados.