Night Train to Lisbon

Night Train to LisbonSigo tratando de comentar todas las películas que he visto este año y hoy viajamos atrás en el tiempo dos meses, ya que la película de hoy la vi antes de irme de vacaciones a finales de abril en la filmoteca. Se trataba de una especie de película de misterio con historia de amor incluida y con la acción desarrollándose en el pasado y en el presente y el trailer me pareció bastante interesante y de esa manera, un domingo por la mañana estaba en una sala vacía para ver Night Train to Lisbon, película que no tiene fecha de estreno en España y es más que probable que nunca llegue a ver una pantalla de ese país.

Un julay que se tropieza con una portuguesa acaba viajando a Lisboa fascinado por los bigotones de las hembras de ese país y al llegar allí descubre que son aún más maravillosos de lo que se imaginaba

Un tipo impide el suicido de una chama y como ella se olvida el abrigo, encuentra en su interior un billete de tren para Lisboa y como quien no quiere la cosa se va para allá a curiosear. Tiene un misterioso libro que cuenta la historia de un joven que combatió la dictadura y al llegar trata de buscarlo pero se entera de que ha muerto. Sin quererlo, empieza a tirar del hilo y va desvelando una historia que sucedió décadas atrás y que marcó las vidas de todos los que la vivieron. Al mismo tiempo, el hombre se encontrará a sí mismo y hasta acabará gustándose.

Esta es una de esas historias densas que hay que seguir con mucha atención. Salta continuamente entre pasado y presente y aunque esto es algo que normalmente me pondría de los nervios, en este caso parece haber funcionado, quizás porque tanto la historia pasada como la presente son muy interesantes y están muy bien llevadas. En el presente, el profesor universitario que le da el arrebato y se va a Lisboa está maravillosamente interpretado por Jeremy Irons y el chaval que vive la historia de amor y tiene las movidas contra la dictadura portuguesa es Jack Huston, un bebo que no me suena de nada pero que lo hace muy bien. Hay un montón de actores secundarios con sus pequeñas historias que nos sirven para ir descubriendo detalles y rincones oscuros de la trama principal y entre todos ellos destaca por su papel Bruno Ganz, que tiene algunos de los mejores momentos de la película.

Dirigida por Bille August, un director danés que parece saber lo que hace, esta es una de esas historias que una vez te enganchan, no hay manera de parar hasta que termina. Por supuesto, este tipo de cine está totalmente fuera del alcance del Clan de los Orcos pero debería ser obligatorio para todos los subintelectuales GafaPasta. Si tienes la oportunidad, disfruta con esta pequeña joya.

08/10

2 opiniones en “Night Train to Lisbon”

Comentarios cerrados.