Niños grandes 2 – Grown Ups 2

Niños grandes 2 - Grown Ups 2No hace falta elaborar teorías complejas para comprender por qué me atrae tanto el cine simple y simplón. Yo me crié en la Isleta, en Gran Canaria, a poco más de media hora en coche de Vecindario, capital de Mordor y el centro del universo de los Orcos. El contacto con esos seres fascinantes era frecuente y por eso, por más que me ponga mis gafas sin cristales, jamás llegaré a ser un sub-intelectual de GafaPasta. Esta tarde, regresaba desde Amsterdam parando por la zona del estadio del Ajax, el ArenA y se me ocurrió entrar al cine a ver la secuela de Niños grandes – Grown Ups, película que vi hace tres años y de la que ahora tenemos en cartelera Grown Ups 2, la cual en España también se estrenó recientemente con el título de Niños grandes 2.

Los julays de la otra vez nos dan más de lo mismo

Los cuatro desgraciados de la primera parte siguen con sus tristes vidas y ahora todos viven en el mismo poblacho en el que crecieron. El último día de colegio antes de la vacaciones de verano todo se saldrá de madre y como siempre, los cuatro amigos estarán en el centro del huracán.

Esta es una comedia de humor zafio. Por eso me gusta. Aquí no van a ingeniosos diálogos, a deslumbrar tus neuronas y sorprendere y arrancarte alguna risa por lo acertado del acertijo. No. Aquí lo que hay son patadas en los güevos, potando una borrachera, golpes bajos que doblan a la gente y tías agitando las tetas a destajo mientras los tíos las miran con lascivia y hasta el más lerdo se imagina que darían lo que fueran por ponerles una pierna encima y no precisamente las que usamos para caminar. En eso es en lo que esta película funciona maravillosamente bien, en que no trataron de darle un giro espectacular y se limitaron a ofrecer más de lo mismo. No me da vergüenza reconocer que me reí una jartá, que me lo pasé muy bien y que en varias ocasiones me llevé las manos a los güevos porque hasta a mí me duelen los golpes. Decir que Adam Sandler sigue haciendo ese único papel que interpreta maravillosamente. Este hombre es como Benny Hill, consistente. La sorpresa de la película es Taylor Lautner, con un personaje hilarante, una especie de líder de una fraternitad universitaria que se merece su propia serie de películas. Me partí de risa con el encontronazo entre los jóvenes y los “Niños grandes” y de nuevo me reí todo lo que quise en la escena final de la película. Otra que está fabulosa es Salma Hayek, que se debe conservar en formol ya que parece que es la única que no ha envejecido en los tres años que han pasado entre ambas pelis. Si lo que quieres es divertirte, echarte unas risotadas y pasarlo bien sin tener que abusar de las pocas neuronas sanas que te quedan, esta es la película que estabas esperando. A esto tienes que ir con el Clan de los Orcos al completo para así poder gritar, aullar, reír y demás en manada, que es como mejor sabe. Si te gusta el cine pretencioso, mantente alejado de los cines en los que la estén dando.

2 respuesta a “Niños grandes 2 – Grown Ups 2”

Comentarios cerrados.