Niveau drie geslaagd

Esta semana ha sido de pesadilla. Además de la tensión por prepararlo todo para las navidades he tenido que lidiar con el examen para comprobar si he superado el nivel 3 de Holandés. He sacado tiempo de donde no lo había y en el interior de mi cabezón hay una marejada de reglas, excepciones, peculiaridades que luchan entre ellas por engendrar algo que semeje a una frase en holandés.

Ayer mismo me escapaba del trabajo para estudiar durante un montón de horas y en un momento dado tuve que relajarme cocinando galletas de chocolate que ya he regalado porque pensé que reventaba con tanto jiji, jaja, jojo, katin y katan. Esta mañana me levanté a las siete de la mañana para un último repaso, para grabar a fuego las cosas que sé que son puntos fáciles en el examen como puede ser la manera en la que se escribe una carta formal y de esa forma apalancar parte de la nota que tenía que conseguir.

El aprobado no está en el cinco sino en el siete. Es el nivel en el que se considera que has superado la prueba. A las nueve de la mañana estaba temblando como una flan de puro frío y de nervios tras llegar a clase mientras nevaba en Utrecht y la Dolorsi amenazaba con tirarme al suelo en aquellos lugares a los que la sal que ponen no había llegado. Hice el examen sin pararme a revisar las cosas como suelo hacer siempre porque no soy de esos que encuentran los fallos más tardes. Yo o lo sé o lo desconozco y entonces lo dejo en blanco y vuelvo unos minutos más tarde, cuando las ideas se han refrescado y las cosas encajan en su sitio en mi cabeza. Jamás corrijo aquello que puse porque entonces me asaltan las dudas y acabamos mal.

Acabé el segundo y bajé a la cafetería a esperar a las niñas y a la profesora con mis galletas, regalando una a cada una de ellas. Mi profesora ya nos había soplado que los tres primeros exámenes que había corregido habían pasado la prueba así que me imaginaba el resultado pero no ha sido hasta esta tarde que recibí un correo informándome que he conseguido NOVENTA Y TRES puntos sobre cien y por tanto he pasado el nivel 3.

Para cuando leáis esto yo lo estaré celebrando con mi amigo el Rubio tomándonos una botella de Anna de Codorniú y picoteando queso holandés. A finales de enero comenzaremos con el siguiente módulo que nos llevará por las azarosas aguas de los niveles 4 y 5 durante doce semanas. ¡Que Dios reparta suerte!

4 opiniones en “Niveau drie geslaagd”

  1. Muchas felicidades, estás hecho un campeón.

    Y la receta de las galletas de chocolate, está por ahi?

  2. Ni yo me lo creo. Me estoy volviendo en el puto amo del idioma este raro. Un día de estos me pongo a hablar como si nada y la gente se cae de culo cuando me escuche disertando sobre las peculiaridades de su gramática.

    pamike, la receta está en la página índice que hay en la sección Lo imprescindible, busca galletas de chocolate.

    Waiting, igual hasta se los doy.

Comentarios cerrados.