No hay mucho más que decir

Un resfriado de estos de cambio de temporada está friéndome por dentro y ha conseguido liquidar las escasas neuronas encargadas de proveer de contenido exótico y divergente a esta bitácora. Imagino que lo pillé el día que estuve comiendo costillas y bebiendo cerveza como un cosaco y al volver a casa en modo automático no me abrigué convenientemente.

Vista la desgana no me queda otro remedio que hablar de un asunto que no requiere gasto neuronal. Hoy reflexionaremos sobre la Bobosfera, ese mundillo de creadores y consumidores de bitácoras en el que parecen correr aguas revueltas desde el inicio de los tiempos. Creo que si descontamos las sectas del tipo Opus Dei no hay nada más endogámico y patético que la Blogosfera. Cuando Dios creó la Internet no se pudo imaginar que aquel universo tan hermoso se poblaría tan rápidamente de hienas y serpientes. Se olvidó de la naturaleza humana y particularmente de la hispana, la ralea más zafia que pobló su creación. En los años que llevo escribiendo la bitácora he tenido el dudoso placer y el privilegio de ver nacer, crecer y ofuscarse diosillos y gurús de esta tierra emergente. El primero te hace gracia y al segundo comienzas a aprender técnicas para ignorarlos y ahora es que ni sé si existen porque no los sigo.

Yo entré en este mundo de la mano de una armada invencible. Eran Priscila con sus Calumnias, Pepo y su Sanchiguarro y Rodolfo y sus Pelotas. Ese trío creaba auténticas maravillas y te hacían morderte las uñas esperando su siguiente anotación. Eran originales, frescos, diferentes y navegaban a su propia bola. A través de sus bitácoras encontré un montón de lugares especiales que comencé a seguir, algunos de ellos aún los podéis ver en la lista de enlaces que hay en la barra lateral. Los tres dejaron de escribir, imagino que por distintas razones. Tuve el placer de conocer en persona a Rodolfo y estuvimos hablando un par de horas. En un mundo tan lleno de egos y prima donnas me sorprendió encontrar a alguien centrado y que sabía lo que quería. Desde entonces ha llovido mucho y cuando miro hoy en día a la Blogosfera lo que veo no me gusta. Por cada bitácora que merece la pena seguir al menos durante un tiempo hay quinientas generadoras de ruido blogosférico que no aportan nada a esta conversación distribuida y que solo buscan el repetir lo que el iluminado de turno ha apostolado. En su momento llegué a seguir casi ciento cincuenta líneas de contenido a través de bloglines y ahora mismo no creo que lleguen ni a sesenta y de ellas más de veinte son bitácoras en inglés en donde encuentro la información que se repite hasta el infinito en español patéticamente traducido unas horas más tarde. Escasean los sitios para la creación de historias y abundan esos relés estupidizados que dan la razón a los que piensan que por cada pastor hay siempre un millar de ovejas y por cada diez pastores un lobo.

A día de hoy el único referente digno de mención es cogiendo caracoles, una bitácora colectiva que se reinventa a sí misma continuamente gracias a la frescura de todos sus autores y a su incapacidad para mirarse el ombligo.

El resto de lo que hay ahí afuera es mediocridad, mediocridad y mediocridad. Sigo ávidamente lo que ?l o ?l/Ella/Ello/Legión descubren esperando encontrar nuevos lugares que visitar con excitación cada día pero por lo que se ve, esos sitios ya no existen o están tan escondidos que es imposible encontrarlos. Resulta irónico pensar que aquel lugar que estaba destinado a ser el referente social y cultural ha terminado convertido en una cloaca de vulgaridad. Descubrimos la red, ayudamos a reinventarla y hemos terminado asfixiados por los rebaños que acudieron a la llamada.

Ya no me molesto en hacer clic en los enlaces que veo en otras bitácoras porque el enlace, como conducto para desvelar un nuevo mundo ha perdido su valor y se ha convertido en moneda de cambio. Yo te enlazo y tú me enlazas a mí y a mis ochenta mejores amigos cibernéticos y si la pirámide crece adecuadamente pronto tendré cientos de enlaces y las estadísticas me auparán al Olimpo en el que merezco estar porque lo valgo, aunque jamás haya escrito nada original o cuanto menos interesante. Es lo bueno de crear listas en las que la popularidad se basa en el número de gente que te enlaza porque así no hay que preocuparse por la mierda de contenido que hay en el lugar, si es que alguien en realidad los visita, cosa que dudo.

Podría seguir escribiendo sobre el tema pero la verdad es que no merece la pena. Un día apagaré las luces y me marcharé siguiendo la estela de otros, pero hasta que me llegue la hora, espero divertirme, hablar de chorradas, retorcer las cosas zafiamente y no tomarme nada de esto en serio, que por si aún no os habéis dado cuenta la Blogosfera es el patio al que salen los adultos a la hora del recreo porque dentro de todos y cada uno de nosotros hay un chiquillo.

34 opiniones en “No hay mucho más que decir”

  1. es simplemente un fiel reflejo del mundo
    poco más

    además veo los blog como una moda, tu y yo escríbiamos hace 15 años, y dentro de 15 lo seguiremos haciendo, tonterías o no, pero lo hacíamos, había una actitud y un deseo de hacerlo

    mi clasificación de personas en pastores, lobos y ovejas puede extenderse a “consumidores” y “productores”

    los roles son en general fijos e inalterables

    que alguien se instale un wordpress o se saque cuenta en esos sitios impersonales tipo blogspot o similares no lo convierten en algo que no es

    cuando esta moda termina, vendrá otra, quizás entonces esto se vuelva más “cuerdo”

  2. Yo escribo para mí. Procuro hacer de mi blog una especie de diario personal al aire libre. Mi intención primera fue la de condensar en un sólo lugar lo que diariamente me pasaba por la cabeza y poder consultar o ver mi evolución (si existiese) durante el paso del tiempo.
    Si escribes para los demás, te terminarás quemando. Nosotros los visitantes de tu blog somos meras anécdotas.
    Saludos

  3. Nunca he tenido la necesidad de hacer un blog, pero leyendo este comment, creo que me voy a crear uno propio.
    We’ll see.

  4. bleuge, claro que seguiré escribiendo pa’ los restos y es más que probable que siga permitiendo que la gente lo lea, aunque no todo. Del pasado la saga del padre Karrás dudo que llegue a ver la luz aunque está escrita y completada. Esa la autocensuro. Espero que se aclare el paisaje.

    emiliohm, yo también escribo para mí y me dejo guiar por series temáticas sobre las boberías que me preocupan o se me ocurren. Si quisiera subir las visitas escribiría para los lectores, pero entonces me aburriría y lo dejaría. Lo que echo de menos es encontrar otras bitácoras igualmente interesantes y divertidas en las que pasármelo bien desde el punto de vista del lector. Además de creador una parte de mí es consumidor y esa parte es la que está sufriendo por la sequía.

    bishop, a ver si duras, suerte ….

  5. ¿Pero es que se diferencia algo de la vida misma? Siempre ha habido pelotas, achuchados, rencorosos, envidiosos… etc.
    Esta claro que un blog exige interrelación, si no la quieres escribe un diario y lo guardas en el cajón de tu mesilla.
    Pero te doy la razón en mucho-mucho de lo que has escrito, y que leo en ?l/Ella/Ello/Legión. 😉
    Me has “distorsionado” bastante hoy, sí señor.

  6. Esperar mucho de los blogs tampoco se puede, es lo que hay.

    Lo que salió en comentarios de “escribir para uno mismo” creo que es más cuestión de primero escribir lo que nos gustaría leer y probablemente después le guste a un lector ajeno a nosotros. Peo en el camino vas conociendo algún que otro truco para mantener la atención del lector, para tirar alguna ironía o para decir una cosa diciendo otra.

    A veces en los blogs “copy-paste” encuentro enlaces útiles porque trabajo en la web.

    Sucede que al final, tenés que ser un buen lector para escribir medianamente bien, es decir, con corrección. Porque hay blogs de supuestos gurús, que dan pena al escribir.

    Saludos.

  7. Rufo, yo también pensaba que lo de los pelotas y arrimados era algo muy universal y cuando emigré al centro de Europa descubrí que aquí la proporción es diez veces menor a la que existe en España y cuando empecé a subir en la empresa por méritos propios me asombró ya que me esperaba el tener que embadurnar bien la lengua con posadera ajena antes de comenzar la escalada.

    Hugo, más de 1400 anotaciones y no creo que lleguen a 10 las que tratan este asunto. Lo hago cuando no se me ocurre más nada y quiero mantener la rutina de las mil palabras por día y también por cambiar algo la temática, que no podemos estar día tras día de cachondeo. La alternativa era hablar de los Putones verbeneros pero el tema ha quedado aparcado para otro día. Por desgracia el que LEGI?N descubriera la anotación y le diera relevancia ha hecho que lo leyera más gente de la que suele ser habitual.

    José Joaquín, lo que dices es más o menos lo mismo. Si escribes lo que te gustaría leer estás escribiendo para ti. Hubo un tiempo en el que jugaba a subir o bajar las visitas según los temas pero al final terminas escribiendo sobre cosas que no te interesan y pierdes el interés así que no es una opción de futuro. Imagino que esa es la razón por la que se extinguen muchas bitácoras, porque su autor se cansa de alimentar a las bestias y no siente que haya un ROI adecuado para su ego. Sobre los gurús se podría hablar durante décadas y no nos pondríamos de acuerdo. Supongo que es gente con un montón de horas frente al ordenador y sin mucho más que hacer.

  8. Ya sabes que hace tiempo que me planteo el escribir un blog pero lo que no me atrae precisamente el pensar que cualquiera puede leerlo ya que, conociéndome, te imaginaras que no va a ser precisamente sobre el cultivo de rosas en invernadero .

    Para mi escribir siempre es algo muy personal, pero al mismo tiempo no tiene porqué ser autobiográfico y me he dado cuenta de que en la red la gente no sabe distinguir un relato de una crónica…y no se si me apetece tener que aguantar las cosas que aguantas a veces.

  9. plus, lo tendrías que escribir con contraseña y así solo lo lee quien tú quieres.

    Hoy está siendo un día entretenido. Ya han intentado dos veces robarme mi cuenta en blogger. Hay alguno por ahí con demasiado tiempo libre me parece a mí. Esperemos que la tormenta pase pronto. Ese es el tipo de personas que forman el cáncer de este colectivo, las sanguijuelas que nos tratan de chupar la sangre. Por lo demás, en media hora estoy en el Cartouche cenando con un grupo de suecos y daneses (aprovecharé para hacerle una foto al vaso del que hablamos el otro día) y a la noche saldrá publicada la historia de hoy, como siempre y en esta ocasión volvemos al tono mundano e insubstancial al que estamos acostumbrados.

  10. Compañero… no tengo palabras, las verdades como puños son las que duelen en el alma, cuando golpean en la línea de flotación de todo ese puñado de advenedizos que pululan por la maldita Blogosfera, y que sin merecerlo se creen el ombligo del mundo mundial.

    No te doy un beso porque sería un escándalo. Lo has bordao…

    Saludos

  11. La verdad es que no puedo estar más de acuerdo con este post. Me resulta muy complicado encontrar nuevos blogs que me enganchen y que me atraigan. Y es que aparte de mi incipiente falta de tiempo para dedicarle a los blogs, entre ellos el mío propio, y la falta de encontrar verdaderas joyas, me cuesta mucho leer más de dos lineas de un blog que acabo de descubrir.

    Y de los antiguos ni te digo. Pocos me gustan como para leermelo absolutamente todo. Me encanta la Decadencia del Ingenio, y aún así, por falta de tiempo, soy incapaz de leérmelos todos, a pesar de que cuando me leo uno, me parto el culo.

    Saludos.

  12. Al Sr. Legión me permito apodarle el Sr. Seat Martorell y el resto somos las empresas de servicios que pululan alrededor del Sr. Seat Martorell. ¿Cómo explicas que yo -a la que visitan cuatro gatos y creo que más bien por pena- en el día de hoy haya recibido bastantes más visitas de las habituales y todas con estación de origen Distorsiones? Hasta me han dejado un comentario decente.

    Sigo en la misma línea perruna que ya no sirvo ni para dejar comentarios y seguro que dentro de una semana estoy a 40o. de fiebre con la primera gripe colección otoño invierno 2006-2007.

  13. Sam, lo he vuelto a leer en el tren mientras sudaba el alcohol y los dos costillares que me cené y sigo sin entender por qué llama la atención. En alguna otra ocasión he dicho cosas más claras. Ayer era todo por culpa de un resfriado que me roba la energía y las ganas de escribir y porque con treinta minutos no se puede sacar mucho más de mi cabezón, que es grande pero mayormente hueco. Salvo que tras tu pseudónimo se esconda una chocha del martes acepto que no me quieras besar y secundo la moción 😉

    morri, cualquiera que intentara leerse todos los archivos que yo tengo se volvería loco y además notaría la involución de mi estilo. Los backups de la base de datos son ya de 11 Megas. Creo que debo tener unas miles de páginas escritas, aunque bueno lo que se dice bueno no más de trescientas palabras. Pero que me quiten los buenos ratos que he pasado escribiendo y lo que me he reido recordando y distorsionando las historias. Si encuentras alguna bitácora que merezca la pena, avisa que no está el mercado como para dejarlas pasar ….

    Psikke, deberías volver a poner tu URL en tus comentarios, actualicé el plugin que filtra el SPAM y ahora tienen algo llamado granularidad que te recuerda y cuanto más comenta, más puntos de karma te da y tu debes rondar el centenar. Es curioso que te lleguen más visitas que de costumbre. Después de leer tu comentario miré las famosas estadísticas y hoy no es un gran día. Ayer hubo 1008 páginas vistas y hoy no pasamos de las 940 a falta de una hora para cerrar el día. Si llego a escribir anoche mi tesis sobre los putones verbeneros como tenía previsto hoy estaríamos en las 1300 fácilmente. Yo ya estoy disfrutando del primer resfriado/catarro/gripe de este otoño invierno y mañana se me acaba el último sobre de Frenadol por la mañana así que por la tarde pareceré un surtidor de mocos.

  14. Yo creo que le exigís mucho a la blogoesfera (o lo que sea). Estoy de acuerdo en que es un patio de recreo y como tal, todas las conversaciones no tienen por qué intersar a otro muchos, pero les interesa a los que las mantienen.
    Hace unos años había tan pocas que era muy fácil seguir el rastro, pero ahora estamos millones. Y por lo tanto de muy distintas calidades.
    ¿Las listas? pues me dan igual, entre otras cosas porque hay que apuntarse y yo soy muy vaga, pero mirando periódicos, revistas, tv, se hacen listas de todas clases, el más elegante, el más rico, el más metrosexual, la más pelirroja…. pues aquí igual, si detrás de cada bitácora hay una persona con sus bondades, con sus miserias. Esto es un reflejo del mundo real.

    Ahora, que parece que sea yo la única que me gusta que me lean, que me enloquece ver que me enlazan y más si es alguien del que nunca te lo ibas a imaginar, me encanta dar besos y abrazos, incluso los siento, que me corro con un comentario nuevo, ….yo no escribo sólo para mí, lo hago porque me divierto en este mundo y eso es porque hay gente que lo hace posible.

    Besos dulces.

  15. Tienen razón los que dicen que este discurso es poco original, pero todos picamos alguna vez, porque lo quieras o no somos parte de la secta que dices… Yo misma me he quejado muchas veces sobre lo mismo: la falta de originalidad… Es un error!! tiene que haber de todo en esta viña, generadores y replicadores de contenido… alégrate de estar de ese lado. Aunque parece ser que tiene más glamour copiar que crear!!…

    Hasta aquí puedo leer 🙂

  16. unamaruja, yo tampoco me apunto a nada porque no tengo ese ansia de competición y reconocimiento de los demás. Estoy muy contengo con mi vida, con mi trabajo, con mis amistades y con lo que escribo y conque lo lean los cuatro gatos que comentan me doy por satisfecho. Si lo que quisiera son multitudes, me entregaría al CTRL-C + CTRL-V y al peloteo. Créeme y esto te lo pueden confirmar varios aquí dentro, disfruto muchísimo más cuando cuento la batalla por teléfono o en vivo y hago las voces, los gestos y me dejo llevar por la historia. Me recuerda a la escena del Retorno del Jedi en la que C3PO está narrando batallas a los Ewoks. A veces después de escribir algo lo leo en voz alta y me río yo solo y cambio cosas, añado otras y me divierto. Y también soy meloso, pero disfruto más con una llamada o un apretón de manos que con un comentario y reparto besos y abrazos a diestro y siniestro, según las ganas y la cantidad de chacras abiertas. Los comentarios, si no sabes quien está detrás, no llenan de la misma forma.

    laceci, todos aprendimos a leer y escribir e imagino que a todos nos mandaban redacciones en el colegio así que las herramientas básicas las conocemos lo que parece que existe es mucho miedo a usarlas o a que se rían de uno y de lo que se trata es de construir castillos en el aire, universos en el vacío y esas cosas y no repetir doscientas veces el mantra del día o amplificar hasta el infinito una campaña comercial creada para engatusar a cuatro totorotas y en la que picó todo hijo abobancado de vecina.

  17. La verdad es que el tuyo es el único blog que leo, desde que Sanchiguarro casi desapareció (por cierto, llegué aquí desde ese). Otros muchos que he leído, sencillamente me aburrían.
    El caso es que a veces me apetece escribir uno (ese ombliguismo que nos ronda siempre), pero en realidad mi vida es de lo menos emocionante, acabaría siendo una recopilación de mis mejores recetas y/o comilonas, lo bien que me salió la planta de pimientos y lo mal la de tomates… glups, mejor me abstengo. Lo cierto es que estoy a gusto, nunca he aspirado a más que a cierta mediocridad burguesa. Por eso te leo, es un contraste con mi vida-colchón de lo más refrescante.

  18. No te lo tomes a mal que lo decía en plan coña.

    Por cierto, borra si puedes uno de los dos comments porque se ve que se enganchó el sistema antispam y lo tuve que reescribir.

  19. gatagris, estás dándome la razón. Yo también quiero ser lector. Sobre lo de la vida interesante, igual es mi forma de ver el mundo. Desde que iba al colegio siempre me pareció que todo lo que vivía era único y especial y así lo contaba. Reconozco que el hecho de vivir en el extranjero y trabajar para una empresa que te manda para aquí o para allá ayuda algo, pero eso es solo un 10%. El resto es ganas y fantasía.

    Hugo, te sorprendería las cantidades de comentarios que borro habitualmente. Es casi un deporte. Las anotaciones sobre la música que ponen en Telajinco en los intermedios (en las islas Canarias) son granjas de insultos y de comentarios borrados. Tu primer comentario fue moderado porque era la primera vez que comentabas y el Spam Karma 2 te regaló un -10 para darte la bienvenida.

  20. Morri, estoy de acuerdo contigo.

    De hecho, distorsiones y la decadencia del ingenio son los únicos que sigo con regularidad, harta de leer tonterías por ahí…

  21. Sulaco: eso del “ROI adecuado para su ego”, está genial.

    Volviendo a lo de escribir para uno mismo, probablemente no nos pongamos de acuerdo. Escribir lo que nos gustaría leer, no necesariamente es escribir sólo para uno. Escribimos, o por lo menos yo lo hago, pensando en que alguien más lo va a leer y que lo tiene que entender y tengo que dar información elemental para que se cumpla ese cometido. Entiendo lo de escribir para uno mismo cuando no se publica, cuando se mantiene el blog como los antiguos diarios secretos, que son escritos, ahí sí, para uno mismo, pero en el futuro. En ese tipo de diarios existen claves personales y autorreferenciales que posiblemente no entendería nadie más que el autor. Aclaro que yo nunca lo hice porque no le encontraba gracia.

    Por otra parte, todo hay que decirlo, ese “escribo para mí mismo” se usa a veces como un escudo para la mediocridad. Cuando le decís a alguien que tiene faltas de ortografía, que su redacción es pésima y que debería mejorarla, que sus poemas no pueden ser buenos porque ni siquiera atienden a una lógica elemental, te encontrás con la frasecita esa “escribo para mí mismo”. Muchas veces el tamaño del ego es inversamente proporcional a la calidad de escritura.

  22. José Joaquín, estamos más de acuerdo de lo que crees. Yo escribo para mí mismo en tanto que elijo el tema y procuro que no me lo impongan. Hoy me apetecía hablar de la cena de ayer y en realidad el momento clave que hay en esa anotación y el tema que está ahí para recordar es que de esa cena yo he sacado un nuevo amigo, alguien que se incorpora a mi universo como lo pueden ser el Chino, el Turco, el Rubio o el Moreno. Igual en un corto espacio de tiempo hay una nueva categoría llamada el Sueco o igual no. La frase fundamental de la anotación está acompañada de dos fotos y más de mil cuatrocientas palabras que explican cosas que mis amigos quieren leer y que hablan de mi mundo, mi trabajo, mi vida pero lo importante para mí y lo que quería contar y lo que resume todo ese rollo que escribí es: tengo un amigo nuevo, BIENVENIDO a mi mundo.

    Estoy muy de acuerdo contigo en lo del tamaño del ego inversamente proporcional a la calidad de escritura. En mi caso acepto las correcciones gramaticales y ortográficas y suelo indicar la palabra agraciada con mi fallo con letra cursiva para recordar que metí la pata. A veces el corrector ortográfico del abiword, del Ecto o del Word falla y en esas ocasiones, solo un ojo amigo te ayuda a corregir la falta. Mi ego no sufre merma en volumen o depreciación en la bolsa de los divos por una falta ortográfica pero si me caigo en el hielo o estornudo resfriado y termino lanzando un lapo contra alguien, ahí si que mi ego las pasa canutas.

    Y para que conste y se entienda perfectamente, soy el primero que piensa qeu mi escritura deja mucho que desear y es francamente mejorable, pero salvo intervención divina o contrato de una mano negra, no le veo solución a ese problema. Ya lo aviso en el Acerca de, esta bitácora me ayuda a no olvidar mi idioma y os recuerdo que hay días en los que no hablo una sola palabra de español y eso a la larga pasa factura ….

    Morri, solía tener la decadencia del ingenio en los enlaces pero me da que en alguna de las limpiezas de enlaces que no funcionan lo borré pero lo tengo en mi lista de contenido sindicado y lo sigo aunque no recuerdo haber comentado nunca allí.

  23. Duro y a la encía :-). La verdad es que tienes razón, cada vez hay menos blogosfera y mucha más bobosfera. Se intenta huir de la segunda y acercarse a la primera, pero una vez que se entra en el jueguecito tu me das yo te doy … Un ejemplo, yo hace mucho que, por falta de tiempo, apenas comento otros blogs. Y se ha notado en los comentarios de mi blog, lo cual me hace pensar que te comentan porque tu les comentas. Y ciertamente no debería ser así.

  24. Perropaco, te echamos de menos una hartada. Si fuera La Pene gritaría igual que ella PEEEEEERRRRRROOOOO para que vuelvas a la tierra a escribir.

    Jean, yo creo que comento en cuatro o cinco sitios aunque no muy habitualmente y el tuyo es uno de ellos pero se nota que cuando no devuelves un comentario la gente te castiga con la NO-visita. Por suerte me la trae al fresco y no me agobia.

  25. Desgraciadamente creo que tienes razón. Me alegra que alguien con tantos comentarios, lo que indica que también es muy visitado, tenga la valentía de hablar claro.

    Lo peor de la blogosfera son quienes se la toman en serio. Hay un millar de personas creando reglas: cómo tienes que enlazar, dónde tienes que poner la publicidad, qué tienes que hacer para conseguir visitas… pero después en sus bitácoras lo único que hacen es un copy paste, y estar atentos a ver cuál es la noticia más blogueada.

  26. Pero qué originalidad. En mi vida había leido algo de tanta frescura y novedad.

    Lo que yo digo. Nunca en la vida.

    (*RUIDO*)

  27. He leído la mitad de los comentarios. Me apunto a la lista de los que creen que la blogosfera es solamente ruido. 55 000 000 de blogs… y cada vez que me paso por alguno de los “famosillos” me pongo malo al descubrir un par de horas más tarde cosas como el mítico “via microsiervos/alt1040”, claro que cada uno dentro de su nicho, es muy posible que esos sitios no digan nada nuevo a mucha gente. Pero parece que muchos viven en una burbuja y creen que son ellos los únicoslectores de esos blogs¿?. Estome ha llevado a plantearme dejar de escribir en uno de mis sitios, pues el eco es ensordecedor. Prefiero algo más personal, no un diario, pero estoy saturado de mierda, sinceramente. Seguiré buscando, pero si las arñas de google no sirven, los enlaces están amañados, si sitios como meneame tampoco, ¿que nos queda? ¿buscar entre una montaña de basura de 55 000 000 de tomos?.Por favor. El error de los blogs es lo mismo que permitió su crecimiento exponencial. Cuando pones una tecnología al alcance de todo el mundo, personas que no tienen nada que aportar ni tendrían la capacidad ni las ganas de molestarse por escribir si tuviesen que usar html, se genera basura. Pues eso, que de ahora en adelante pienso ir un poco más a mi rollo. Cuando hay dinero de por medio algunas cosas pierden su valor.

  28. Cuando iba al cole todo el mundo presentaba sus trabajos tarde y mal. No recuerdo a ninguna compañera de clase que supiera escribir más de 10 líneas que no pertenecieran a la categoría “castigo”. Hace años me hice famosa en un chat y no por ser la niña más bonita precisamente. Luego me mudé a otro mundo. Me bajaron en autostop de aquel mundo y un día leyendo un periódico digital que hablaba de blogs pinché en “haz tu propio blog”. Y abrí uno. No sabía que existían 55.000.000 blogs más. Otro día (esta historia es conocida pero tengo que alimentar mi granulidad) me topé con un….blog. Y pasé la mano por un nickname y me introduje en un bucle cuyas paredes no se caracterizaban exactamente por tener la impecable presencia de la peluca de un juez inglés. La verdad es que me estoy cayendo de sueño pero estoy haciendo tiempo porque tengo que dar una medicina a uno de mis retoños y falta media hora cuando yo lo único que quiero es agarrar la almohada y trasladarme al país de los sueños. También podría irme a mi propio blog a tocar los huevines allí pero es que no tengo ganas. Los dueños de los bares también se van a molestar oliendo a tocino rancio a otros bares de diseño cuando cierran la garita y si tienes la suerte de estar ahí, pues lo mismo te cae una cervecilla. Si eres un poco vicioso y sanguijuela también te caerá una raya, a mí la verdad la única raya que me gusta es la del horizonte por la mañana en un día de niebla terrenal como el que ha amanecido hoy. Y si se escribe con y o con ll pues la verdad, bien poco me importa porque sea griega o latina no me la voy a meter, que una no está para esos trotes. Todavía quedan 25 minutos y no estoy segura si el sistema de dosificación de producto sólido de esta bitácora acepta comentarios de más de 25 líneas. El silo tiene muchos bytes y las letras están para repartirlas como buenos hermanos. Les deseo a todos Uds. unas buenas noches. Entre que me cepillo los dientes, rezo a los 4 angelitos, apago las luz de la cocina, del comedor, del rincón del comedor, la vela mariposa, el ordenador, los speakers, giro la llave del cerrojo (omito el ritual frente al espejo) y subo las escaleras, serán las 10 de la noche.

  29. javier e, nunca he pretendido que este lugar sea tan visitado. Habría preferido no aparecer en la página que aparecí, o al menos no por esto, porque atrae miradas que no busco.

    SebastianDell, como amo, dueño y señor de la bitácora, escribo de lo que me sale de la punta de los dedos ya que hasta donde llega mi entendimiento, soy libre para hacerlo.

    Sergio, este lugar hasta ahora siempre ha sido bastante personal y de parroquianos y espero que pueda seguir siéndolo. Pese a la cantidad de comentarios, somos un pequeño grupo los que dialogamos a través de la página.

    Psikke, no hay límite al tamaño de los comentarios hasta donde yo sé. El sistema te sigue odiando profundamente y dándote raciones de puntos negativos pero andas de suerte porque tu balance positivo ronda el +300. Espero que tu hija se mejore pronto

  30. Pese a lo que muchos se creen, las anotaciones más comentadas son otras. Cada vez que escribo sobre el grupo Keane, la mejor banda del universo, superamos los cien comentarios y porque los cierro a los 111 que si no aquello sería inacabable. Y algunas otras cosillas han sido muy muy comentadas, casi siempre en la categoría de Desvaríos.

  31. Sí, Corsaria, como dice el de arriba, las anotaciones de Keane suelen ser las más comentadas. Ahora mismo se encuentra en status “Jaque”. Estas anotaciones suelen ir acompañadas de una fantástica fotografía que no puedes dejar de ver y los comentarios son adecuados para leer durante el fin de semana con tranquilidad.

  32. No recuerdo poner fotos en las anotaciones de Keane, pero eso sí, los comentarios no tienen desperdicio y algunos porque los he borrado directamente que si no …

Comentarios cerrados.