No respires – Don’t Breathe

Don't BreatheEste martes era la penúltima oportunidad para ir al cine en Utrecht antes del dramático embargo de cines que dura unos diez días y cuya culpa la tiene el Nederlands Film Festival, el festival de cine holandés por excelencia y que por desgracia se celebra en esta ciudad y secuestra todas las salas de cine disponibles. Como lo de la Sneak preview o película sorpresa es algo que llevo haciendo prácticamente desde que comenzó el verano, aproveché para ir al cine aunque gracias a mi superior coeficiente intelectual y a mis dotes supremas, ya sabía que la película iba a ser Don’t Breathe, la cual parece que se estrenó en España al principio de septiembre con el título de No respires.

Unos julays entran en la keli de uno de la once pa’robarle y no veas la mala leche del ciego

Un macarra, su novia chupapollas y el amiguito que también quiere coger a la zorrilla hasta que pote lefa van a una barriada abandonada de la ciudad para robar a un capullo que es ciego. Resulta que el minusválido es una versión repelente de Terminator, que por llamar, podemos llamar Cieguinator y en aquella keli se monta un pitotel del copón cuando el ciego los empieza a eliminar uno a uno y hacerles todo tipo de putadillas.

La película es del director Uruguayo Fede Alvarez, que parece estar especializándose en el cine de tensión máxima. La historia empieza en modo pachanguero, presentándonos a los tres jóvenes protagonistas y a sus traumas personales y más o menos tratando de justificar el por qué hacen lo que hacen, algo que no hacía falta. Después vamos por la zona del escenario principal y una vez entramos a la keli para cometer el robo, ahí es donde verdaderamente empieza la película y te agobias con tanta desgracia. Los tres chavales van de mal en peor y es que parecen tener el don del cagadorcio porque la cagan a conciencia en todas y cada una de las decisiones que toman. La chama resulta ser la más espabilada de los tres pero aún así, hace cosas que no tienen una explicación lógica. La tensión funciona muy bien cuando ambos bandos están a la gresca pero falla en los interludios y deja cabos sueltos en muchas ocasiones, como el uso del perro del ciego en una escena crucial y su desaparición de la línea argumental para el resto de la peli. Está bien hecha y entretiene, pero no da miedo. Se limita a la angustia, que no está mal pero no es tan poderosa como el terror absoluto. Por suerte, la peli dura hora y media y no te llega a dar tiempo para aburrirte.

Puedo imaginarme a los miembros del clan de los Orcos con sus hembras en el cine aullando como cabras mientras ven la película. Obviamente, carece del pedigrí necesario para los sub-intelectuales con GafaPasta.

07/10

2 opiniones en “No respires – Don’t Breathe”

Comentarios cerrados.