Non-Stop (Sin escalas)

Non-Stop (Sin escalas)El cine de acción es de los más propensos a darte un gran disgusto. Resulta muy fácil cagar una película y estropearla hasta el punto de amargar la experiencia a los espectadores. Dentro de este género hay varios subgéneros y el de las movidas en aviones es muy popular, siempre viendo como la gente entra en el avión, encariñándonos con algunos pasajeros, sospechando de otros y finalmente estalla la acción y venga todo el mundo a correr de un lado a otro del aparato mientras este permanece en el aire y por supuesto hay turbulencias. Como yo le hago ascos a muy poco cuando se trata de cine, suelo ir a verlas y la semana pasada le tocó el turno a Non-Stop película que se estrena en España en un par de semanas con el desafortunado título de Non-Stop (Sin escalas) ya que el distribuidor es tan lerdo y estúpido que no quiso ponerle a la historia únicamente el título entre paréntesis.

Un julay se desbarata en el cielo por culpa de un terrorista de mierda

Un air marshal, esos panolis que los americanos meten en los vuelos con destino u origen en su país para proteger al pasaje de terroristas descubre que hay un posible secuestrador a bordo y entre que es alcohólico conocido y que el hombre no parece muy estable monta un pitote del copón en el avión y aterroriza a todo el mundo y al mismo tiempo consigue en tierra todos piensen que él es el secuestrador.

En estas películas la fase del aeropuerto y la entrada al avión me sobra, aunque presto atención porque ahí es donde te presentan al malo que descubrirás al final así que de entre los cuatro o cinco pasajeros que parecen merecer la atención del director sé que son los sospechosos habituales. En este caso la historia arranca floja, con más de lo mismo y las típicas escenas de aeropuerto, incluyendo los estúpidos y abusivos controles de seguridad en los que siempre se ensañan con los más inocentes y los que deberían ser los sospechosos pasan sin que nadie les diga nada. Ya en el aire y después del despegue la cosa toma carrera y una vez Liam Neeson se empieza a desquiciar, la película gana en interés y se torna en una experiencia angustiosa. La trama es totalmente ridícula e imposible de creer pero lo hacen tan bien que una vez arranca y empieza a coger ritmo, te lo tragas todo y flipas con las cosas que dicen y con lo que hacen. Julianne Moore también destaca y entra y sale de la lista de sospechosos varias veces mientras no se sabe muy bien si está tirándole los tejos al Liam. Sobre este hombre, parece que le están gustando este tipo de pelis y ya nos ha regalado tres muy entretenidas. Los personajes secundarios hacen un trabajo excelente y cumplen con su misión de manera limpia y directa. No tenemos prácticamente ninguna trama secundaria para desviar nuestra atención y eso se agradece ya que todos sabemos a lo que vamos. La historia la dirige el español Jaume Collet-Serra que parece tener buena mano para estas películas de acción en las que no hay que dejar tiempo a los espectadores para que piensen.

Este es el tipo de cine al que hay que ir con todos los miembros del Clan de los Orcos e incluso las hembras para que se te agarren y así toquetear un rato. No es apto para los sub-intelectuales de GafaPasta. Si te gusta el cine de acción o tienes miedo a volar, es una película muy buena.

07/10

Una respuesta a “Non-Stop (Sin escalas)”

Comentarios cerrados.