Nubes, montañas y sol entre sombras

Vamos hacia Fataga y el paisaje es de los que cortan el aliento. Las montañas casi desnudas compiten entre ellas en formas y colores. Brochazos de color verde se ven por aquí y allá y algunos grupos de palmeras desafían el paisaje árido. La mano del hombre traza líneas para comunicarse y las nubes cuadriculan el cielo que alterna ese color con un azul radiante. El sol se cuela por donde puede e ilumina unas zonas mientras otras permanecen entre sombras.