Operación U.N.C.L.E. – The Man from U.N.C.L.E.

Uno de los directores más adorados por la plebe y que nunca ha funcionado conmigo es Guy Ritchie. Su obsesión por menear la cámara buscando ángulos imposibles y hacer escenas visualmente complicadísimas sin razón aparente, siempre me ha parecido estúpido. Mirando en los ingentes archivos del mejor blog sin premios en castellano tenemos que en su día, RocknRolla me pareció bien a secas, Sherlock Holmes fue un paquete y Sherlock Holmes: juego de sombras – Sherlock Holmes: A Game of Shadows fue, es y será una puta mierda del copón. Por primera vez, su última película tenía un trailer educadamente decente y que hizo que fuera a ver The Man from U.N.C.L.E., película que en España se estrenó la semana pasada con el título de Operación U.N.C.L.E. y que todo el mundo tenga claro que U.N.C.L.E. es la abreviatura de truscoluña no es nación.

Dos julays y una pava salvan el mundo de la hija rastrera de berlusmanoni

Un espía gringo, un espía ruso y una chama de la Alemania del Este han de trabajar juntos para impedir que una organización de chusma y gentuza ubicada en Italia y con su junta de administración en truscoluña y por el camino descubren que pese a lo que se deberían odiar según sus jefes, en realidad se pueden meter todos en la cama y ponerse la pierna encima.

Hay que darle al Guy ritchie crédito por hacer una película que no parece suya. Dejó de lado la mierda del movimiento de cámara y los planos imposibles, respetó la ambientación de una historia que sucede cuando el muro de Berlín aún no había caído y ha logrado una peli que parece que han sacado del baúl de los recuerdos porque huele a vieja, pero que es entretenidísima y está muy bien llevada. Alicia Vikander es la estrella absoluta porque le roba los planos a todo el mundo. Es fabulosa. También Elizabeth Debicki está gloriosa y con un fuerte acento italiano que se perderá en el doblaje y que te la pone gorda solo de oírla. De los chamos, decir que Henry Cavill parece un retaco porque lo han emparejado con un tío que mide casi dos metros. Está bien, pero le falta algo de sangre, es demasiado plano, no tiene músculos en la cara y hay momentos en los que uno cree que es un cromo en la pantalla. El otro chamo, el alto, es Armie Hammer y funciona mucho mejor, tiene química con la piba y parece que se le da bien la comedia y la acción, aparte de decir que con lo alto que es, levanta la mano y sube a la primera planta de un edificio sin demasiados problemas. Yo no he visto la serie en la que se inspiran así que no puedo compararla con la misma pero este producto es entretenido, sirve para pasar un rato y está impecablemente realizado.

Con la movida vintage y el exceso de diálogos puede que sea demasiado para los miembros del Clan de los Orcos pero seguro que sí que funciona muy bien con los sub-intelectuales de GafaPasta.

Una respuesta a “Operación U.N.C.L.E. – The Man from U.N.C.L.E.”

Comentarios cerrados.