Ouija: El origen del mal – Ouija: Origin of Evil

Ouija: Origin of EvilHoy en día, prácticamente todas las películas que se estrenan en el género del terror son potenciales series interminables. Es la manera que han encontrado para exprimir aún más la teta de los espectadores, no hacer una película sino una serie con más de lo mismo o algo así. Hoy vamos a hablar de una película que supuestamente es la segunda parte de una serie que comenzó con Ouija y que ahora recibe una precuela o una historia que sucedió antes de la otra y que se titula Ouija: Origin of Evil y en España se estrena este fin de semana con el título de Ouija: El origen del mal.

La hija de una julay es más mala que cualquier comentarista de programas de los gritos de Telajinco

Una pava con dos hijas que se gana la vida haciendo sesiones de espiritismo más falsas que truscoluña, que no es nación, compra una tabla de la ouija, la tunea y después resulta que su hija pequeña es como una radio que transmite los mensajes y aquello se convierte en un lugar muy visitado por espíritus y particularmente por uno algo cabroncete.

Cuando fui a ver Ouija, me aburrí y me acordé de todos los vivos y muertos de los que hicieron la peli. Era mala con ganas y de hecho, si no llega a ser porque pusieron la segunda parte (precuela, con lo que debería ser la parte cero, cerísimo) como el preestreno sorpresa de la semana, probablemente no habría ido al cine (y mira que tengo un abono ilimitado). Obligado por el azar, pronto descubrí que entre las dos películas, lo único en común es que en ambas usan la tabla esa con letras y la cosa que mueven por encima. Por lo demás, esta sí que tiene una historia interesante y desarrollada, tiene protagonistas que saben actuar y se convierte en una película más bien de angustia que de terror pero que está bien hecha y entretiene. Hay un par de sustos pero nada que nos haga gritas histéricos y salir del cine acojonados. Está muy bien el llevar la historia de la niña poseída, que me recordó a algunas películas de terror japonesas, la hermana arretranco, que tiene unos picores de potorro excesivos y se restriega con todo lo que puede y la madre acarajotada y superada por las circunstancias de la vida y que además, tiene los pezones duros como piedras porque el cura la calienta como a una burra en celo. La traca final es macabra que no veas y aunque los efectos especiales no son de película de presupuesto brutal, hay muchos momentos en los que te tronchas de risa y te dan sustos.

Definitivamente, el tipo de cine al que hay que ir con el resto de los miembros del Clan de los Orcos y algo que jamás de los jamases irán a ver los sub-intelectuales con GafaPasta. Sin que sirva de precedente, la segunda es mucho mejor que la primera.

06/10

2 opiniones en “Ouija: El origen del mal – Ouija: Origin of Evil”

  1. Paso de hacerme ilusiones de convencer a alguien de que vaya a verla conmigo. Nunca quiere venir nadie a este tipo de pelis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *