Morgen is er weer een dag

Autorretrato
Como claramente indica el título, mañana será otro día. Pase lo que pase, mañana acabará la pesadilla. El último examen de este año, la última prueba que debo superar antes de las vacaciones. Os dejo con una variación del autorretrato de ayer.

Ik ben bang

Autoretrato
El agotamiento mental me impide escribir. La pesadilla debería acabar el miércoles, Dios mediante. Espero que haya vida tras el examen de holandés.

Por ahora os dejo con este autorretrato que dudo que sea capaz de transmitir el horror y el pánico que ahora mismo me embarga. En holandés cuando uno está asustado dice: “Ik ben bang” y así es como me siento.

Los previos navideños

A partir de mañana lunes y durante una semana iré cambiando el aspecto del Web. Comenzamos con los resumenes de fin de año y que mejor forma de hacerlo que recordando los diferentes aspectos que ha tenido este web durante el año que ahora acaba. Concretamente Distorsiones ha presentado cuatro aspectos diferentes. El rojo con el girasol que hemos tenido en el otoño, el azul sobrio con el que comenzó esta etapa en Febrero, el tema amarillo chimpún de primavera y el tema con bloques de colores que tuvimos durante el verano. Mi idea es ir rotándolos una o dos veces cada día, de forma que quien entre regularmente tenga la oportunidad de verlos todos.

Culminaremos la semana con el estreno del tema navideño, que os hará temblar de horror y espanto. He encontrado cuatro posibles candidatos, a cual más terrorífico y el fin de semana elegiré uno y lo personalizaré para Distorsiones. Os guste o no, ese tema permanecerá activo durante dos semanas. Después ya veremos lo que sucede …

Estos días notaréis también los efectos colaterales de mi examen para el tercer nivel de holandés. El miércoles tengo el examen y hasta entonces estaré bastante ocupado.

Speaker for the dead – La voz de los muertos

Hace ya unos meses revisité El juego de Ender, uno de los mejores libros de ciencia ficción que se hayan escrito. Sigo refrescando mis recuerdos y en esta ocasión le llega el turno a la continuación de ese libro, Speaker for the deadSpeaker for the dead o La voz de los muertos (título con el que fue traducido al español.

Si la primera historia es un clásico, la continuación no le va a la zaga. En esta ocasión lo he escuchado (audiolibro) en inglés. Después de los primeros veinte minutos quedas enredado en una telaraña que te impide dejarlo y has de continuar y continuar hasta que lo acabas. Son unas catorce horas en las que te ves envuelto en una trama fascinante. Según explica el propio Orson Scott Card, el juego de Ender fue un accidente, fue un prólogo para introducirnos a Ender Wiggin y poder entenderlo al leer la historia. En este libro Ender ya no es el niño genial capaz de sobrevivir a cualquier cosa. Ahora es un adulto que vive con la responsabilidad de lo hecho en el pasado. Es la persona que ha tutelado la historia de la humanidad en los tres mil años que han pasado desde que acabara el libro anterior.

La historia a grandes rasgos es la siguiente:

Después del genocidio de los insectores, Ender Wiggin desapareció y en su lugar surgió una voz poderosa: la nueva religión de los Portavoces de Los Muertos que sirven como sacerdotes a quienes no creen en ningún Dios y, sin embargo, creen en los valores de los seres humanos. Han pasado tres mil años desde los hechos de El juego de Ender, pero los efectos del viaje relativista permiten la presencia de un joven Ender de 35 años, elemento central en el segundo contacto de los seres humanos con otra raza galáctica.

Ahora que llega la navidad es hora de releer los clásicos y para aquellos que nunca hayan tenido el placer y les guste la ciencia ficción, este libro esta entre los mejores que se pueden leer en ese género.
gallifantegallifantegallifantegallifantegallifante