Paseando por la ciudad de Brujas

Todas las anotaciones con información turística sobre Holanda están organizadas en la Guía para el turismo en Amsterdam y Holanda así que antes de hacer alguna pregunta deberías mirar las que hay publicadas y los comentarios ya que muchas de tus dudas es más que probable que ya hayan sido respondidas.

El sábado estuve de turismo en la ciudad de Brujas, junto con Amsterdam es uno de esos lugares que no me canso de ver y como puede que haya alguien que está planeando una visita de un día, aquí va mi propuesta para sacar el máximo partido a la misma y ver las cosas más interesantes. Si visitáis Bélgica desde España, tendréis que buscar información para ir desde Bruselas, Amberes o Gante en tren, hay bastantes a lo largo del día y el viaje no se hace pesado. La estación os deja a un kilómetro y pico de la plaza del Mercado (Markt) y se puede ir andando sin problemas. Si llegáis en coche y tenéis GPS, apuntad esta dirección: Stationsplein, 8000 Brujas. Es el aparcamiento que está junto a la estación de tren y tiene una capacidad para 1500 vehículos. Lo que lo distingue del resto es que el aparcamiento os costará 2.5 euros por dejar el coche todo el día y con el ticket del aparcamiento pueden viajar hasta 4 personas hasta el centro en cualquiera de los autobuses que van en esa dirección. Si ponéis el coche en cualquiera de los otros aparcamientos del centro, ¡os cobrarán por hora!

Si vais en tren desde Holanda, creo que lo más barato que se consigue es por 50 euros por persona para un billete de fin de semana, a menos que tengáis la tarjeta de descuento de NS. Para un turista que quiera pasar un día en la ciudad y esté en Holanda, yo diría que compensa alquilar un coche e ir conduciendo y si no apuntarse a alguna de las excursiones que salen a diario en autobús y que os llevan a la ciudad. Os enseñarán todo y os traerán de vuelta. Lo único malo es que ellos deciden lo que veis y si no te gusta que el guía te vaya llevando por los sitios, definitivamente no lo recomiendo.

Digamos que llegas a la ciudad y estás en la estación de tren. Desde allí podéis seguir las indicaciones para ir a la oficina de turismo de Brujas y comprar en ella un mapa de la ciudad por medio euro. La alternativa de los pobres es imprimir en un A3 el mapa de la ciudad, el cual podéis encontrar aquí. Con ese es más que suficiente y es el que usaré yo para mi visita. Comenzamos

Salimos de la estación, cruzamos y tomamos Begijnenwest para ir hacia la Poertoren o Torre polvorín. Si os fijáis veréis que las compuertas que separan el canal están cerradas y el agua por fuera está a un nivel más alto que la de los canales interiores de la ciudad. Por detrás de las compuertas está el Minnewaterpark, un parque en el que en verano hay conciertos y que yace junto al Minnewater o lago del amor. En primavera es muy agradable darse un garbeo por el parque e incluso hay una cafetería/restaurante preciosa para tomar algo y relejarse. Desde el parque podéis caminar hasta el Begijnhof o Beaterio, un precioso monasterio que se remonta al siglo XIII y al que se puede entrar gratuitamente. El pequeño bosque que tiene en su interior es mágico y la iglesia es preciosa. Hay también un museo en el que hay que pagar para entrar. Si salís por la zona cercana al museo lo haréis por una puerta increíble que está sobre el canal y desde la que se pueden hacer unas fotos geniales, tanto del MinneWaterpark como del canal. Al otro lado del puente veréis un edificio grande que es el Museo de la cerveza. Os recuerdo que Bélgica es el paraíso de la cerveza y si queréis un consejo, a la hora de pedir no toméis la Bruggse Zot porque es mala, al menos en comparación con las otras cervezas belgas.

Al salir por la puerta del puente llegad al final de la calle (Wijngaardstraat) y girad a la izquierda, un poco más adelante, tras cruzar de nuevo sobre un canal encontraréis la Onze-Lieve-Vrouwekerk o la Iglesia de Nuestra Señora, la cual se comenzó a construir en el siglo XIII y cuyo campanario es el edificio más alto de la ciudad y la segunda estructura más alta de ladrillo del mundo. En la iglesia hay un museo para el que se tiene que pagar pero lo importante es gratuito. Además de regodearos con una iglesia preciosa, en su interior hay una estatua hecha por Miguel Ángel que es una de las pocas obras de este hombre fuera de Italia. Se puede ver en la parte gratuita en uno de los altares. Es una figura de la Virgen con niño.

Al salir de la iglesia, al otro lado de la calle está el Oud Sint-Janshospitaal, un viejo hospital que se comenzó a construir en el siglo XI. Imprescindible caminar por el interior y ver los diferentes edificios. Para aquellos que gusten de museos hay uno de arqueología en su interior. El lugar recuerda a algunas escenas de esas películas de monjes medievales con crímenes que hay que resolver y si os sentáis y pasáis un rato allí, seguro que el espíritu de alguno de ellos cruzará delante de vosotros camino del refectorio.

Tras esto enfilad hacia la Catedral de la ciudad, que es la Sint-Salvatorskathedraal o Catedral de San Salvador. Inicialmente era una más de las iglesias de la ciudad pero después de que los franceses destruyeron la catedral y tuvieron que reemplazarla, esta fue la elegida y tras agrandarla quedó un poco basta. Para visitarla hay que pagar. Yo nunca he entrado así que no os puedo decir si merece la pena.

Desde allí podéis ir por la calle Steenstraat hacia la Plaza del Mercado o Markt, la estampa más conocida de la ciudad de Brujas y definitivamente una de las plazas más bellas de Europa. En ella tenéis el Belfort van Brugge o Campanario de Brujas, el Provinciaal Hof o Corte Provincial y los ojos os quemarán con todo esa arquitectura neogótica. Se puede subir al campanario y hay una visión increíble de la ciudad desde arriba. La entrada cuesta cinco euros y hay que subir trescientos sesenta y seis escalones. Si el día está despejado, hay unas vistas preciosas de los alrededores y de la ciudad. Yo subo dependiendo de la gente con la que voy porque no todo el mundo está dispuesto a semejante esfuerzo.

Justo al lado de la Plaza del Mercado está la plaza del Burg, en la que podréis ver el Ayuntamiento de la ciudad y el Brugse Vrije, un edificio alucinante en el que estaban los juzgados de la ciudad. A un lado tenéis la Heilig-Bloedbasiliek o Basílica de la Santa Sangre que en su parte superior tiene un museo y en la inferior está la basílica. La entrada a la parte inferior es gratuita y en el ayuntamiento podéis ver la planta baja gratuitamente y si queréis subir a la sala de juntas hay que pagar. Creo que en la oficina de turismo se puede comprar un pase que por quince euros os sirve para entrar a todos los sitios de pago.

Pasad por el arco y cruzad el canal. Por allí están las compañías que dan paseos en barco. En invierno solo funciona una de ellas pero en primavera y verano son varias. El paseo dura entre media y una hora y vale seis euros y medio y merece totalmente la pena. No suelen explicar las cosas en español pero igual tenéis suerte. Veréis muchos de los sitios por los que ya habéis pasado desde el agua y os garantizo que os parecerán aún más increíbles que desde tierra.

En esta zona de la ciudad es donde se hacen las fotos que parecen postales, particularmente desde Rozenhoedkaai, una esquina que no tiene desperdicio y por allí también está el Mercado del Pescado o Vismarkt, el cual sigue funcionando unas cuantas veces por semana. Bajando por la calle J. Suveestraat podéis ir al Astridpark si os apetece descansar en un sitio tranquilo y de paso visitar la Heilige-Magdalenakerk Iglesia de Magdalena, que están restaurando y tiene algunas cosas curiosas en su interior, como una especie de piscina que no sé muy bien para qué la usan.

Retrocedéis sobre vuestro pasos, cruzáis la plaza del Burg y subiendo por Wapenmakerstraat llegaréis hasta el Antiguo barrio de los gremios en el que está la Lonja de los burgueses o Poortersloge, otro de esos rincones que se prestan para hacer decenas de fotos. Desde por allí os podéis perder por las callejuelas.

Con esto habréis visto las principales atracciones de la ciudad. Al que le guste andar, desde aquí podéis seguir hacia la parte este de la ciudad y ver los cuatro minos de viento, aunque si vais desde Holanda no merece realmente la pena porque los hay mejores en este país.

Recapitulando, pasear en barco, subir al campanario, ver la figura de la virgen hecha por Miguel Ángel y cruzar poe el Beaterio y el Viejo hospital de San Juan son cosas que no deberían faltar en vuestra visita a la ciudad. Sobre la comida, por supuesto que hay que comer gofres en algún lugar y las patatas fritas que se compran en la plaza del Mercado también son algo que no tendría que faltar en vuestra lista. No puedo recomendar ningún restaurante pero hay infinidad de ellos en el centro y por unos veinte euros se puede comer un calderito de mejillones. En Holanda suelen ser mucho más baratos e imagino que en Brujas hay sitios fuera del área turística en los que también los podéis comer por menos de quince euros. Es cuestión de buscar.

9 opiniones en “Paseando por la ciudad de Brujas”

  1. Excelente crónica, la encuentro más util que cualquier guia que puedas adquirir.Tengo previsto visitar Bélgica y Holanda el próximo mes de julio y esta información que nos ofreceses es muy  interesante.Gracias.

  2. Bueno, pues pasado mañana vuelo para Bélgica, y como ya hice cuando visité Holanda, he imprimido el recorrido por Brujas para tomarlo como guía. La experiencia me ha demostrado que con tu recorrido acierto seguro.

    Muchas gracias,
    Saludos

  3. Hola!!!Primero darte las gracias por tu información porque gracias a ella nos ha dado tiempo a ver todo lo que has mencionado(por cierto lo más importante y bonito) en un día. En muchos sitios dicen que se puede ver en un día, yo me he quedado con muchas ganas de más y desde luego no es una ciudad para verla y disfrutarla en un solo día(nosotros no tuvimos más remedio). Bueno…Brugge es mágica…

  4. Enhorabuena!!!! Siguiendo tus indicaciones, hemos hecho visita relámpago de un día a Brujas, ya que estamos alojados en Ámsterdam y nos han encantado todos los rincones que indicas. Mención especial por el tema del parking que eso seguro que no figura en ninguna guía oficial y es un puntazo. En definitiva gracias porque sin duda mi familia y yo ahora tendríamos una idea muy distinta de la visita de no haber sido por tus fantásticos consejos.

  5. Lo primero felicitarte por la información que nos haces llegar, gracias a ella estamos planeando nuestro viaje de este verano, tenemos pensado hacer viaje este verano última semana de julio 1º de agosto vamos en autocaravana, veo que pone información sobre aparcamientos vilgilados nos gustaría saber si en estos aparcamientos admiten A.caravanas.

  6. estupenda la información. Seguramente que voy a ir en Septiembre a hacer un recorrido de unos 10 días, Lo he grabado y me lo llevo conmigo a ver que tal. Muchas gracias pues tengo muchas ganas de ir a conocer todos esos sitios

Comentarios cerrados.