Pastéis de Belém

Pastéis de Belém
Pastéis de Belém, originally uploaded by sulaco_rm.

Cuando pasé por Macao probé lo que allí llamaban Natas, unos dulces que me gustaron mucho y que venían a ser una especie de fusión entre tartaleta y flan de huevo. Como mi vida es más pública que las finanzas de un político, de ese evento quedó constancia en el relato de Macao, el cual formaba parte de otro mayor que cubría varias ciudades y al menos tres países (China, a la cual pertenecen Hong Kong y Macao), Malasia y Camboya). Regresé de ese viaje y más o menos me olvidé de las tartaletas aquellas tan ricas y no fue hasta noviembre del año pasado cuando regresaron a mi vida. Tenía claro que de Lisboa la primera y más importante cosa era ir a comprar los Pastéis de Belém y por eso, según salí a la calle del hotel busqué la forma de llegar a Belém y me compré seis pasteles que me comí de un tirón sin sentir el menor remordimiento. Al día siguiente por la mañana volví a Belém y me comí dos más que son los que podemos ver en la foto de hoy. Estaban riquísimos y ese mismo día regresé al lugar para comerme otro y llevarme seis más. Al regresar a Holanda me resigné a no volver a comerlos durante un tiempo pero casualmente en cierto periódico español hablaron de una receta similar (o una aproximación a la receta original) y tirando del hilo llegué a una bitácora portuguesa que tenía una receta que me intrigó. La probé y han sido un éxito increíble, tanto que un día de estos los tendré que incorporar a mi pequeño y pachanguero recetario. Por supuesto, el nombre está registrado y los conoceremos como Pasteles de nata y aunque sé que no son exactamente iguales a los de esa pastelería portuguesa, están igualmente deliciosos. Los he cocinado en unas siete ocasiones, probando diferentes combinaciones de hojaldre y recipientes ya que sigo buscando la más correcta y todos los que los han comido coinciden conmigo en que están para chuparse los dedos. Mi amigo el Rubio los ha bautizado como Magdalenas 2.0 ya que por ahora uso el molde de las mismas para hacerlos. De los originales, decir que se están vendiendo en la pastelería en la que los compré desde 1837 o sea, más de ciento setenta y cinco años.

12 opiniones en “Pastéis de Belém”

  1. Al final has acabado haciéndolos, como te propuse. Y eso que el día 15 de noviembre (para ser exactos), me dijiste que no tenías intención de hacerlos. Jajaja… Me alegra que hayas cambiado de opinión. Ahora solo me queda ver cómo explicas la receta, para que yo pueda hacerla; me niego a buscar recetas que no sean las tuyas (tú las explicas muy bien, y por eso me salen estupendas).

  2. Huitten, si no fuera porque el comidista habló de ellos en el Paí y mencionó un par de bitácoras desde las que llegué a la portuguesa que tiene la receta que me gusta jamás lo habría hecho. El del Comidista y muchos otros usan nata en la receta algo que no creo que tenga la original, por más que los llamen pasteles de nata.

    Inés, hasta la secretaria de mi oficina los hace usando la receta portuguesa y mi amigo el Rubio ya me la pidió para impresionar a su cuñá portuguesa.

  3. Yo doy fe de lo buenos que están. Son una bomba calórica pero imposible comerse solo uno.

    Por cierto, yo los hice para la comida familiar del día de Navidad y fueron un éxito.

  4. Te diré. Los que hice en tu casa han sido de los mejores que me han salido. Los de la secretaria de mi empresa también estaban fabulosos. Ella se curró hasta el hojaldre. Tengo que encontrar el molde adecuado porque a mí me está fallando eso …

  5. Habrá que pedirle a Nieves una franquiccia de sus moldes ;-).

    A mi me quedaron de P.M. pero claro usé los mismos moldes ya que aún no los había devuelto.

  6. Yo compré el modelo un poco más pequeño en donde ella los compró pero no salen bien. Son demasiado pequeños. Mañana voy a darme un garbeo por tiendas de cocina a ver si encuentro algún tipo de tartaleta que me guste porque el domingo los quiero hacer para llevarlos a casa de unos amigos que visito.

  7. Inés, en algún comentario está el enlace a la bitácora portuguesa. En mi caso, hsata que no de con los moldes adecuados y me cuadre la cantidad de hojaldre, no pienso ponerla por aquí, lo cual no quiere decir que no la prepare. Esta semana los pienso hacer para regalarle el jueves unos cuantos a mi amigo el Rubio.

  8. Me hace gracia lo que comentas porque yo también llegué a Lisboa con la misión imprescindible de comprar pasteles.
    Estoy totalmente convencida de que esos pasteles no llevan nata, pero he llegado a la conclusión de que igual que los argentinos a la crema la llaman nata es posible que a los portugueses les pase lo mismo.
    Me encantaría hacerlos, pero no sé si me iban a salir muy bien, son un poco complicados.

  9. Montse, tengo clarísimo que los originales no usan nata. El sabor del relleno sería totalmente distinto si usan nata. Usan leche normal. No son para nada complicados. Lo más latoso es poner el hojaldre en los moldes, lo demás se hace con dos calderos y una hora.

Comentarios cerrados.