Pastel de carne braseado

Pastel de carne braseado

Pastel de carne braseado, originally uploaded by sulaco_rm.

No todo van a ser cosas sencillas de preparar. De cuando en cuando me gusta pasar un rato cocinando y disfrutando y después sentarme con los amigos a disfrutar de una buena cena. El maestro Jamie Oliver sigue siendo la principal fuente para encontrar esos platos increíbles que están de morirse de buenos. Ya sabéis que de lo que se trata no es solo de hacerlos sino de conseguir que otros los hagan, así que como en ocasiones anteriores, sigo con el programa PASS IT ON y espero que alguno se atreva con la receta de hoy, que no es otra que un pastel de carne braseado. Esta es una receta que combina varios elementos distintos y ensalza el sabor de todos ellos. Es fuerte de sabor y seguro que os obligará a tomar mucha agua (o alcohol) para bajarla. Requiere también una preparación en múltiples pasos con lo que es algo más bien para el fin de semana.

Los ingredientes: 2 cebollas medianas, 1 cucharadita rasa de comino, 1 cucharadita bien llena de cilantro, 2 cucharadas de orégano, 12 galletas crackers de crema, 2 cucharaditas de mostaza de Dijon, 500 gramos de carne molida (a mí me gusta la mezcla de cerdo y vaca), 1 huevo, 2 dientes de ajo, medio pimiento chili rojo (opcional, si no os gusta el picante lo podéis quitar), 1 cucharadita de pimentón dulce, 2 cucharadas de salsa Worcestershire, 1 bote de 400 gramos de garbanzos, 2 botes de 400 gramos de tomates picados, 2 cucharadas de vinagre balsámico, 2 ramas de romero, 12 lonchas de beicon ahumado o panceta, 1 limón, aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.

La implementación: Como veis la lista de ingredientes es grande así que conviene ir agrupándolos todos para encontrarlos fácilmente. Después comenzaremos preparando el pastel de carne. Se enciende el horno a máxima potencia y mientras se calienta cortáis muy finita una de las cebollas, se pone una sartén grande a fuego medio y se echan dos chorros de aceite de oliva y un poco de sal y pimienta. Se echa la cebolla, se añade el comino y el cilantro y se fríe durante siete minutos removiendo cada 30 segundos hasta que la cebolla esté doradita y borracha. Se saca, se pone en un bol y se deja enfriando.

En un paño de cocina se ponen las galletas crackers y les dais una buena paliza hasta que queden bien finas. Si quedan trozos grandes, los rompéis con la mano. Se añade al bol y se pone también el orégano, la mostaza y la carne molida. Se echa el huevo y se pone un poco de sal y pimienta. Mezclar bien con las manos procurando que todos los ingredientes se junten. Cuando la masa tenga consistencia se pone sobre el poyo de la cocina y la vais moldeando como una pelota de rugby. Cuando la tengáis, embadurnarla un poco con aceite de oliva. Aquí podéis parar si queréis poniéndola en un plato, cubriéndola y guardando en la nevera o seguir con la preparación. Se pone en una bandeja de horno (o en una cacerola que se pueda meter al horno) y se introduce en el horno, al cual le bajáis la temperatura a 200ºC y se hornea durante media hora.

Para hacer la sala se corta la otra cebolla, sin preocuparnos si los trozos son muy pequeños, se pela y cortan los dientes de ajo, si vais a usar el pimiento chili se corta fino y se pone todo esto en un caldero grande a fuego medio con dos chorros de aceite de oliva. Se añade el pimentón y un poco de sal y pimienta. De nuevo lo vais removiendo cada treinta segundos y lo cocináis unos siete minutos hasta que la cebolla se quede dorada y borrachita. Se añade la salsa Worcestershire, los garbanzos (escurridos), el tomate y el vinagre balsámico. Una vez comience a hervir, se baja el fuego y se deja cocinando a fuego lento durante diez minutos. Al final lo probáis y si es necesario le ajustáis el punto de sal y pimienta.

Para la etapa final se cogen las ramas de romero y se les quitan las hojas y las ponéis en un bol pequeño. Se saca el pastel de carne del horno y escurrís el jugo de la bandeja en el bol del romero y lo mezcláis bien. Echáis la salsa de tomate y garbanzos alrededor del pastel de carne (en la bandeja de horno) y cubrís la superficie con las lonchas de beicon ahumado (o panceta). Procurad que el beicon cubra el pastel de carne y la salsa. Después se echan por encima las hojas de romero con el jugo y se vuelve a meter en el horno durante quince minutos, hasta que el beicon se cocine y la salsa esté hirviendo. En esta segunda fase el pastel de carne tomará el sabor de la salsa. Para servir podéis trocear el pastel de carne y ponerlo junto con salsa y beicon y acompañarlo todo de ensalada o unas deliciosas papas fritas. Si queréis, acompañad el plato con rodajas de limón para los que gusten de darle un toque exótico.

El plato es delicioso, creedme, sabrozón y con una mezcla increíble entre la carne y el tomate, los garbanzos, el beicon y el pimentón. Toda una delicia. Es además perfecto para los días de invierno.

Si quieres ver otras recetas que he cocinado puedes ir al índice de Mi pequeño libro de recetas de cocina y allí tienes la lista completa

Technorati Tags:

Una respuesta a “Pastel de carne braseado”

Comentarios cerrados.