Paul

PaulLos géneros de ciencia ficción y de la comedia combinan perfectamente y a poco que se lo curren, los espectadores nos lo pasamos pipa en estas películas simples, sin grandes pretensiones y con las que matas un par de horas. Es un cine sencillo, envuelto en efectos especiales y del que lo único que esperamos es que nos pongan una sonrisa en la boca. Los creadores de Paul lo han conseguido y en España la podréis ver a finales de julio en vuestras carteleras con el mismo título y hay que reconocer que es una buena opción para ver como película veraniega.

Dos julays más frikis que la Veneno van a una feria de cómics y regresando a casa se topan con un puto inmigrante ilegal de mierda que venía del más allá del más allá y a partir de ahí todos irán de culo y cuesta abajo

Dos frikis británicos acuden al Comic Con de San Diego que viene a ser el punto de peregrinaje para cualquier obseso de la ciencia ficción que se precie. Después de pasar por allí se van en ruta por lugares de avistamientos de OVNIS en USA y en el camino se encuentran a un extraterrestre que huye del gobierno americano porque lo quieren matar. Los tres se embarcarán en una carrera por escapar y sobrevivir.

Desde el comienzo esta es una de esas pelis que están llenas de guiños a los espectadores, sobre todo porque en el Comic Con se presentan muchas de las películas de ciencia ficción que han marcado nuestras vidas y todos reconocemos inmediatamente aquello que vemos en pantalla. Tanto Simon Pegg como Nick Frost van sobradísimos y hacen sus personajes no solo creíbles sino que también muy entrañables y los espectadores enseguida simpatizamos con ellos. Para cuando aparece esa versión cachonda y pachanguera de E.T. con la voz de Seth Rogen, el cachondeo alcanza niveles estratosféricos y ya no podremos parar de reír hasta el final. La historia es simple y lineal pero no le hace falta complicarse, las tramas secundarias son cortas y jugosas y todo el mundo pareció pasárselo bien y disfrutar con su trabajo, algo que notamos los sufridos espectadores. El guión es muy fresco y aunque usan escenas que todos conocemos, han conseguido al mismo tiempo crear algo nuevo y que supera al material de partida. Hay suficientes referencias a momentos de nuestras vidas para tener una buena conversación con los colegas y este es el tipo de cine que se presta para ir con un gran grupo.

Si yo fuera tú y estuviese buscando una buena película para una tarde veraniega y así refrescarte un poco gracias al aire acondicionado del cine, no me lo pensaría ni un momento y llamaría al Clan de los Orcos al completo para quedar en el cine, avituallarnos con kilos de cotufas y todo el líquido que podáis cargar y divertirte con un producto muy bien hecho y mejor terminado. Al doblarlo imagino que se perderán los deliciosos contrastes entre el acento del inglés británico y el americano pero bueno, no se puede tener todo …

08/10

Una respuesta a “Paul”

Comentarios cerrados.