Pesadilla antes de estar ondeline

Desde que el güifi se convirtió en algo de cortesía que dan en los aeropuertos, he conectado teléfonos y mi iPad por todo el universo conocido. Hasta poco más de dos lunas, en España era imposible conectarse gratuitamente porque los ratas deleznables de ahena no lo consideraban necesario. Después decidieron dar unas migajas a los viajeros, creo que eran quince minutos y ahora parece que dan más tiempo. En cualquier caso, decidieron JODER a todo hijo de vecina y crearon el sistema de registro más terrible, patético, asqueroso y zarrapastroso de Europa y Asia. Lo que viene a continuación es la pesadilla antes de volar por la que pasé el domingo por gusto para poder tener algo que escribir, ya que tengo una tarjeta SIM de República Móvil y cuando voy a España, le pongo dos leuros y medio y tengo quinientos megas de datos y no suelo ni molestarme en buscar güifis.

Digamos que tenemos un iPad y queremos mirar el correo o algo parecido. Todo comienza aquí:

Pesadilla del Güifi de aena 1

Y uno piensa … mira, como en Kuala Lumpur, picas y pa’dentro … pues va a ser dekeNÓ. Elegí el Servicio gratuito con conexión esponsorizada:

Pesadilla del Güifi de aena 2

Esto que es, ahora te quieres convertir en mi más mejor amigo ¿o qué? Venga, pulso uno de los dos por complacerte pero ya veo que arriba hay cuatro círculos así que me temo que esto va para largo.

Pesadilla del Güifi de aena 3 - ¿Por qué?

Me pregunto que será de relevante en lo de la edad, como si fuera algo que se necesite para usar un güifi pero bueno, hago clic en uno y sigo pa’lante.

Pesadilla del Güifi de aena 4

Esto que es, ¿las olimpiadas? ¿Por qué tengo que tener un país de origen? Miento como un bellaco y me hago brasilero. Ya casi ha acabado la pesadilla, estoy en el tercer circulito y me queda uno solo para poder buscar mis guarrerías ondeline.

Pesadilla del Güifi de aena 5 - ¿qué camino tomar?

¿Qué he hecho yo para merecerme esto? Como ya tengo el skiskaner instalado, elijo esa para ahorrar tiempo y estoy convencido que ya voy pa’la Ré.

Pesadilla del Güifi de aena 6 - Me cago en tus muertos

Una mielda pa’todos vosotros. Hago click en el botón descargar que me dice que la tengo y que la puedo abrir. La abro, y regreso con el frenesí porque ya que sí que puedo navegar y soy adicto como Virtuditas, que está enganchadísima al CaraCuloLibro.

Pesadilla del Güifi de aena 7 - y me vuelvo a cagar

Pues no, fue un camino sin salida. Se negaron a reconocer que había abierto el programa y no me dejaron seguir por aquí así que tendré que volver atrás y probar el otro sendero.

Pesadilla del Güifi de aena 8 - el puto formulario

Lleno el formulario con información fidedigna ya que todos sabemos que las empresas nos quieren y nos respetan. Me transformo en la chama Comeme Elcoño con el correo comemeelcoñ[email protected] y confío que esto sea suficiente

Pesadilla del Güifi de aena 9 - ganas de tocar güevos

No les gustó mi correo, que decidieron que no era válido. Tuve que poner el auténtico, [email protected] y ese será el fin del sufrimiento, han pasado un montón de minutos desde que comencé y ahorita mismo empieza el embarque.

Pesadilla del Güifi de aena 10 - ¿por qué coño no puedo ser hembra?

No tuve suerte. Decidieron que mi género no era válido por el nombre, con lo que me transvestí como comema y de nuevo, no me dejan tener el correo que quiero así que puse el auténtico de verdad, de verdad, [email protected] y supuse que tras tantos minutos, esto es un deporte sin sentido y nunca te darán acceso

Pesadilla del Güifi de aena 11 - Joé

¡Méate toa Meri Llein! Lo logré, solo doce minutos después de comenzar con las gestiones, conseguí entrar en las internetes. Por supuesto, en paralelo, tangencial, elíptico y diplodótico estaba haciendo lo mismo en el teléfono por cachondeo, aunque en la primera imagen se puede ver y se ve que tenía dos 3G en la barra, que quiere decir que tenía 9GeGé, como sabemos todos los sabios:

Pesadilla del Güifi de aena 1

Ya sabéis como va la cosa, quiero el servicio gratuito, ito, ito con conexión espolvoreada.

Pesadilla del Güifi de aena 2

Si antes despegué, esta vez quiero aterrizar por aquello de mantener la continuidad argumental.

Pesadilla del Güifi de aena 3

Estuve tentadísimo de ser menor de edad pero claro, me temí que me obligaran ir a las viejas que están en el mostrador de información de lIberia, líneas ancestrales de España y pedirles permiso y preferí seguir como mayor de edad.

Pesadilla del Güifi de aena 4

Esta vez me tocó ser argentino ya que lo de brasileño estaba muy pero que muy visto.

Pesadilla del Güifi de aena 5 - ¿Por cuál voy?

Aquí decidí no ir por el camino del programa, que todos sabemos que no va a ningún lado y es de recochineo y preferí seguir el sendero del formulario verita veritatis, pero después me entró el gusanillo por si era más fácil y opté por la app.

Pesadilla del Güifi de aena 6 - Mierda, mierda y mierda

De nuevo la tenía instalada y de nuevo, un FRACASO ABSOLUTO así que a llenar formulario, que el teléfono es el sitio ideal para escribir por un tubo.

Pesadilla del Güifi de aena 7 - el puto formulario

Frente a mi, un montón de campos en los que tengo que poner la información más auténtica y como los testigos de jeobá, no puedes mentir:

Pesadilla del Güifi de aena 8 - chupamela

Con ningún dolor de mi alma tuve que desbelar que soy chama, que me llamo Chupa Mela y que mi dirección secretísima de correo, esa que solo tienen mis trescientos mejores amigos es [email protected].

Pasé de seguir haciendo pantallazos porque renuncié pero no les moló el correo, no les moló mi edad, no les moló que tenga un número de teléfono del chicharro y que viva en Gran Canaria en algún lugar de la ciudad de las Palmas de Gran Canaria. En fin, que la letra a palos entra y que si quieres internet en un aeropuerto en España, la última de las opciones es la de Ahena, que esos solo quieren sacarte tus datos para venderlos y que te ataquen los jakers chinos y rusos y te lo quiten todo y todo y todo lo demás.

En el mismo lugar en el que yo estaba sentado, un chamo extranjero lloraba como Emir de Granada frustrado porque todo lo que intentaba con sus datos reales le fallaba. El pobre iluso se pensaba que los de ahena sí que querían darle interné gratuita.

12 opiniones en “Pesadilla antes de estar ondeline”

  1. jajajaja Esas direcciones maravillosas me hicieron mearme de risa 🙂
    Parece mentira que un tío curto como tu escriba güifi así, se escribe güaifai, que lo sepas…jajaja 🙂
    Salud

  2. Capullito, he vuelto! Hasta navidad no tengo vacaciones 🙁 , así que me toca aguantarte un rato, y NO, no estoy enganchada a nada… bueno, sí, pero no al caraculolibro, y no voy a confesar mis adicciones por aquí.

    Genín, te echaba de menos.
    sulaco, a ti también.

  3. No hace falta que nos cuentes la trola, todos sabemos que eres la Reina del CaraCuloLibro y que tus miles de más mejores amigos no te dejan un minuto libre

  4. En que baja estima me tienes de cara al público, carallo. Menos mal que los cuatro escogidos que nos conectamos por aquí sabemos la verdad oculta: Me adoras.

  5. El día que descubras el teclado SwiftKey se te enrularán los pelos de puro gusto y fliparás porque puedes escribir rapidísimo con el mismo dedo que usas para extraer los rolones verdes de la nariz o rascarte la zona en la que no brilla el sol.

  6. Ese es precisamente mi problema, que no escribo con Un dedo, escribo con todos! No soporto tener que mirar el teclado! Si me preguntas donde queda una tecla concreta, tendría que pensarlo mucho para poder contestarte, sin embargo si me la mandas escribir, … puedo transcribir el Quijote en relativamente poco tiempo. Por cierto que eso me convierte desde siempre en la pringada que le tocaba pasar los trabajos de grupo al ordenador.

Comentarios cerrados.