Pho vietnamita con fideos de arroz y filete de carne

Ya se que todo el mundo cree que lo mejor es lo que está en un radio de quince kilómetros de su casa y que para muchos el resto del universo no existe y defenderán con vehemencia que las mejores puestas de sol son las que se ven allí, la mejor comida es la del bareto de la esquina, el mejor clima es el suyo y así hasta el infinito. Yo soy de los que piensan que por todos lados hay cosas ricas, lugares fabulosos y lo único que me asusta es no tener tiempo para verlo todo en esta única vida que tengo. En mis viajes por el sureste de Asia, Vietnam fue uno de los grandes descubrimientos y toda vía sigue en mi lista absoluta de favoritos. El país es precioso y la comida sublime y de las diferentes cosas que preparaban, la sopa Pho fue una que no me cansé de tomar. Es muy fácil de preparar si se tienen los ingredientes y hoy en día, en muchos supermercados o en tiendas de productos asiáticos los tenemos disponibles.

La sopa de hoy se prepara en unos tres cuartos de hora, es rica, es diferente y aunque es un plato contundente, unas horas después volverás a tener hambre, igual que sucede cuando vamos al chino. Ya se que la lista de ingredientes puede asustar, pero vamos, si en Holanda se encuentran en cualquier supermercado de barrio, en España tiene que ser posible conseguirlo todo. Las cantidades son para cuatro personas.

Los ingredientes: 1,5 l de caldo de carne, 5 cm de jengibre fresco, 1/2 pimiento picón rojo, 2 clavos de olor, 1 ramita de canela, 100 g de fideos finos de arroz, 400 g de mezcla de verduras para wok oriental (o se prepara con una mezcla de paksoi, col china, cebolla roja, brotes de soja fresca y vainas de guisantes), 300 g de filete de carne de vaca, 1 lima, 15 g de cilantro y 2 cucharadas soperas de salsa de pescado.

La implementación: Ponemos el caldo de carne en un wok o en un caldero grande. Picamos el jengibre en láminas finitas y lo echamos dentro. Le quitamos al pimiento las semillas y lo cortamos en anillos y lo ponemos en el caldero. El pimiento es como los de cayena, pero fresco. Añadimos también los clavos de olor y la varita de canela y una vez hierve, lo dejamos a fuego bajo unos veinte minutos. Mientras se hace podemos preparar algunas de las cosas que necesitaremos más tarde. Picamos el cilantro, cortamos la lima en trozos y fileteamos en trozos finos y pequeños la carne, para que se cocine muy rápidamente una vez la lancemos a la sopa.

Pasado este tiempo, pescamos y sacamos los clavos de olor y la varita de canela. Echamos en la sopa los fideos chinos de arroz y pasados tres minutos añadimos la mezcla de verduras asiáticas (paksoi, col china, cebolla roja, soja fresca y las vainas de guisantes). Después de un minuto ponemos las dos cucharadas de salsa de pescado.

Para servir, poner en tazones soperos y añadir la carne por encima, la cual se cocinará inmediatamente. Poner uno o dos trozos de lima y añadir el cilantro y listo para servir. Hay que comérselo inmediatamente. No es el tipo de sopa que puedas guardar y congelar y tampoco aguanta muy bien el paso del tiempo. Como se hace más o menos rápidamente, en Vietnam te la cocinaban sobre la marcha y tenían infinidad de variedades.

Esta y un montón de recetas más están organizadas en Mi pequeño libro de recetas de cocina

Una respuesta a “Pho vietnamita con fideos de arroz y filete de carne”

Comentarios cerrados.