Photokina 2016

Si esta fuera una de esas bitácoras mediocres especializadas en el copiar+pegar, yo sería un bloguero de gran éxito con múltiples premios y un culo limpio como una patena gracias a todos aquellos que me lo estarían lamiendo a conciencia. Por desgracia, a mí me cayó la cruz de ser el venerado autor del mejor blog sin premios en castellano y el único que puede fardar de haber estado presente en las últimas CINCO ediciones del Photokina, el mayor evento fotográfico en Europa y también uno de los mayores del universo conocido y por conocer. Tuvimos el primer relato en la anotación Photokina 2008 y un mes más tarde hicimos Un paseo fotográfico por el Photokina 2008, con sus petates posando para los supuestamente llamados fotógrafos, tuvimos La visita al Photokina 2010 con aquellas pavas enseñando chicha de la buena, vimos el exotismo, la chicha y hasta vídeos en el Photokina 2012 y la decadencia ya era visible en el Photokina 2014 donde la chicha ya no era la misma. Puedo confirmar y confirmo que la fotografía murió con los telefonos móviles y la mató la manzana y el androitotorota. Queda la fotografía profesional y la semi-profesional pero todo lo demás está en decadencia o ya muerto. Pero retrocedamos un poco en el tiempo. Como en todas las ocasiones anteriores, nuestra visita al Photokina incluía el viaje en tren de Alta Velocidad Alemana que por Holanda corre a velocidad holandesa que no es alta. Este año el viaje fue un DESASTRE. Con el advenimiento de la rastrera y asquerosa nación truscolana, el sistema ferroviario está fallando porque los truscolanes nos roban metal para vender en las chatarrerías y pagar sus corruptelas o algo parecido y el tren en el que el Moreno venía a Utrecht llegaba con diez minutos de retraso que era justo el tiempo de conexión. Lo obligué a correr desde el andén 3 al 18 y cuando entró en el tren, que cerraban las puertas, nos informaron que había sucedido un drama de proporciones melodramáticas y no había circulación de trenes entre Utrecht y Arnhem, todavía en Holanda. Lo subsanaron haciendo que nuestro tren fuera a Den Bosch, que está a medio camino de Eindhoven y desde allí retrocedía por otra ruta a Arnhem y acumulábamos una hora de retraso. En Alemania corrieron algo más y al final vinimos llegando al Photokina con cuarenta y cinco minutos de retraso. Como en todas las ocasiones anteriores, comenzamos la visita yendo al templo de CANON, la mejor marca del universo. Allí el Moreno hizo unas pruebas y tal y tal mientras yo grababa un cutre vídeo que veréis en el resumen audiovisual más tarde. Seguimos hacia Nikon para reírnos de la competencia y después seguimos una ruta ecléctica. La fiebre de los drones ha descendido y también había menos chinos con cutre-tiendas. Este año y siguiendo la legendaria línea informativa de Distorsiones nos centramos en aquello en lo que no se fija nadie:

Calentadores de gemelos

Yo puedo jurar y juro que estos cubre-gemelos son el toque moderno que le falta a Virtuditas para marcar tendencias en España. Me la puedo imaginar en las raras ocasiones en las que su culo se aleja del coche que la califica como culocoche impactando a las multitudes con un accesorio totalmente imprescindible. Si tiene algún pariente ancestral que hace ganchillo, igual hasta le pueden hacer unos con motivos publicitarios y convertirse en un anuncio andante.

Este año no hubo tetas y todos sabemos que sin tetas no hay paraíso. Estamos en la antesala de la guerra mundial y por culpa de los joputas-terroristas-musulmanes-de-mielda ya hasta los pezones y los tetones nos los han quitado. Un artista renombrado del que ya no me acuerdo del nombre se ha dado cuenta de esto y entre las fotos que exponía estaba la que he fotografiado y puesto a continuación. La foto seguro que tenía un título super-hiper-mega sub-intelectual, como primavera árabe o libertá, libertá, divina libertá o quizás hasta alguno mejor pero yo he rebautizado el concepto y le he puesto un título que despierta pensamientos más básicos en nuestras entrañas. La composición siguiente se titula aquí en el lugar en el que Nada es lo que parece Aquí huele a coño, ya que a todos nos tiene que quedar claro que verlo, lo que se dice verlo, es imposible.

Aquí huele a coño

Siguiendo la tendencia de los últimos vídeos, he creado un recopilatorio con todo lo que grabé. En esta secuencia mágica, original e increíble, viajaremos por el stand de CANON, seguiremos junto a la miasma miserable de nikon, veremos a los frikis con calentadores de gemelos subiendo una escalera y después pasando a mi lado, veremos a una pedorra posando en una especie de andamio, veremos un arretranco en verde con traje que quema las retinas, seguiremos con uns super-héroes de final de rebajas, veremos un grupo de zurriagas en su entorno natural, un dron necesario para controlar a la vecina y sus actividades en el jardín y acabamos con los super-héroes al aire libre. El vídeo está en el llutuve y si no aparece por debajo, lo podéis ver AQUí. La música, siguiendo con vuestra educación musical, es la canción Yesterday When I Was Mad que se puede traducir como truscoluña no es nación del grupo Pet Shop Boys, que se pronuncia PECHOS BOYS como todos sabemos.

Y si la ida fue terrible, el regreso fue espeluznante. Primero cenamos en el Früh am Dom y mi cena fue un modesto y sencillo plato típico, el conocidísimo Rheinischer Sauerbraten con dos bolas como arriolas.

Rheinischer Sauerbraten

Después nos fuimos a Dusseldorf ya que en esta ocasión el tren de vuelta a Holanda lo pillábamos allí. Supuestamente partía a las 21.09 pero llegó con quince minutos de retraso. Después todo iba bien hasta que cruzamos la frontera. Fue entrar en Holanda y se paró y tardamos casi una hora en llegar a la estación de Arnhem, que está a unos diez kilómetros de allí. Pasaban los minutos y las horas y veíamos que la cosa no mejoraba pero no podíamos escapar de aquella trampa teutona. Tras un montón de nervios del Moreno que se veía sin conexión a Hilversum finalmente llegamos a Utrecht a las 00.20 y pudo ir hacia Hilversum en el penúltimo tren. Hemos decidido, después de esta doble ración de drama, que la próxima vez vamos en coche, como desde siempre nos ha aconsejado Virtuditas. Además, han cambiado las reglas de reclamación por retraso en trenes internacionales y ahora te dan una mierda. Por un retraso de entre una y dos horas, que fue el nuestro, te corresponde un veinticinco por ciento del precio del trayecto, que me parece una mierda. Entre pitos y flauta, salí de mi casa a las seis y veinte de la mañana y regresé a la misma alrededor de la una menos cuarto, con lo que fue un día larguuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuísimo. Como soy un campeón y un atleta muy superior a los para-límpicos, el sábado a las ocho y media ya estaba en la calle haciendo mis diez kilómetros para agotarme y así pasar el resto del fin de semana tirado y sin dar ni dos palos al agua.

5 opiniones en “Photokina 2016”

  1. sulaco, me confundes, de hecho, ni siquiera conduzco desde hace por lo menos 9 años, yo camino, y no uso la bici en ciudad, porque aquí hay cuestas destrozadoras, no como en Holanda, así que ando a patas. Siempre.

  2. Por cierto: UAUH- esos calentadores!! diormío…… voy a tener pesadillas con esas pantorrillas y Eva Nasarre….

  3. Está hecho con el iMovie, que aunque a veces es un coñazo a la hora de exportar, suele portarse bien y ya tengo mi cutre-rutina y hago las cosas relativamente rápido.

Comentarios cerrados.