Pincho de catalpa

Pincho de catalpa

Ya sé que en su día prometí detenerme en la trilogía pero es que la carne es débil y la necesidad de petar la bitácora durante las vacaciones navideñas acucia mucho y vacía mi cabezón, que ahí os quiero ver escribiendo prácticamente dos semanas completas de dos anotaciones diarias en un día y medio. Por eso, a la trilogía que comenzó en La catalpa se me duerme, continuó en La catalpa se deshace de las hojas y concluyó (temporalmente) en La Catalpa se quedó calva se une la foto de hoy y que hice un par de días después de la mega-nevada, la cual se llevó por delante las hojillas que le quedaban y la dejó como una especie de pincho enorme plantado en mi jardín. En el suelo se pueden ver los restos de nieve y todas esas ramaslas cortaré en febrero y dejaré al árbol como estaba en La catalpa se despierta.

Una respuesta a “Pincho de catalpa”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.