Piranha

PiranhaLo que hace que yo jamás pueda ser un crítico de cine es que a mí me pierden las películas que son puro entretenimiento y me duermo con los tostones intelectuales en los que no sucede nada. No es algo que me preocupe, me gusta el cine y voy tanto como puedo y a eso es a lo único que aspiro. Dicho esto, la primera vez que vi el trailer de la película de la que quiero hablar hoy pensé que iba a ser una mierda y que mejor me la saltaba. La segunda y la tercera vez pensé lo mismo y sin embargo, un día en el que tenía mono de cine me encontré que lo único en cartelera que no había visto era Piranha y decidí arriesgarme. En España la película no tiene fecha de estreno aunque imagino que la pondrán en algún periodo de vacaciones.

A un montón de julays hormonados les hacen pupita de la mala unos pescados más feos que el Fary

En un poblacho americano al que acuden los estudiantes en vacaciones para follar, emborracharse y divertirse hay un terremoto bajo el lago que abre una caverna submarina en la que habitan unas pirañas que vivieron en la tierra hace millones de años. Los putos bichos salen pa’ fuera con ganas de marcha y se comen a todo el que se les pone por delante y como el lago está lleno de carne fresca, ya os podéis imaginar el resto.

Esta es una de esas películas en las que el cerebro es un accesorio que sobra. En los primeros cinco minutos aluciné con lo malo que es el 3D, con escenas en las que las cosas están mal colocadas y demás. En realidad, después del minuto diez ya no importa demasiado porque te lo pasas bomba, con tías enseñando tetas y coño en tres dimensiones y viendo miembros amputados de todo quisque gracias a unas pirañas que además de feas tienen muy mala leche. No hay nada que le siente mejor al 3D que dos tetas siliconadas, enormes y elásticas rebotando delante de la cara de los espectadores mientras las novias de los mismos se lamentan por lo zafio del espectáculo. Si encima lo alternas con gore del bueno y caen manos, pies, troncos, cabezas y piernas comidas por unos bichos terroríficos y casi todo el mundo tiene un cuerpo danone, no de esos de Danone de polígono de Mordor sino los Danone de verdad, los que no comen para no engordar y se afeitan hasta las ideas. Me reí lo que no está escrito, aullé con la manada y aplaudí en algunos momentos legendarios como cuando le comen las piernas a una tía en tetas.

Este es un clásico del cine gore. No va más allá del entretenimiento y sin embargo, la he visto hace quince dáis y todavía me río pensando en algunas escenas. Como es de esperar, las actuaciones son puro cachondeo, el guión peta más que un citroen C2 y el director tuvo que pasarse el rodaje con una bolsa de hielo sobre el paquete para que no se le notara el agarrotamiento. Por destacar a alguno decir que me gustó mucho el papel de joven puritano con novia más puta que las gallinas interpretado por Steven R. McQueen.

No es el tipo de película al que llevas a la Orca que te pules pero perfecta para una tarde de risas y zafiedades con los amigotes más básicos.

07/10

2 opiniones en “Piranha”

  1. Humm pensé que no merecía la pena ni el visionado pero le daré una oportunidad 🙂

    PD: Hay un error en el enlace del actor.

Comentarios cerrados.