Plan de Escape – Escape Plan

Plan de Escape - Escape PlanCuando me enteré que los dos dios más grandes del universo cinematográfico de acción iban a hacer una película juntos me temblaron las piernas de pura emoción. Como el fin de semana no iba a estar en mi casa, el jueves tuve que hacer piruetas e ir a dos cines en dos ciudades distintas, saltando primero a Amsterdam para ver la película de hoy y después regresando con una parada en los cines de Utrecht para ver otra. Mereció la pena. La película es Escape Plan y no sé como vais a poder vivir el próximo mes y medio porque no se estrena en España hasta comienzos de diciembre con el título de Plan de Escape.

A dos julays los proclaman santos súbitos y chimpún

Silvester Stallone trabaja escapándose de prisiones para demostrar lo poco seguras que son. El hombre es muy bueno en su curro y con la guita que saca se paga sus medicinas para doparse y seguir más inflado que un dirigible. Una miembra secreta lo convence para tratar de escapar de una cárcel que no existe en los libros porque es donde guardan a aquellos que los gringos no tienen presos y el chamo acepta, aunque la cosa se tuerce. Allí, en chirona, se hará más mejor amigo de Arnold Schwarzenegger, otro que se dopa desde el desayuno a la cena y ambos planearán y ejecutarán juntos una escapada legendaria, épica y todo lo demás.

Imagina que Zeus y Jupiter se juntan, ambos dioses de sus respectivos universos y hacen una peli. Pues algo parecido es esto. Tenemos a los dos actores más grandes de la historia del cine de acción de todos los tiempos pasados, presentes y futuros, al puto Terminator que se hace amigo del puto Rambo y que han de trabajar juntos sí o sí. Todo lo demás sobra. Esta es una de las mejores películas de acción que he visto este año y sobre todo, un puro cachondeo porque ni Rambo ni Terminator se terminan de tomar en serio y de cuando en cuando se pegan unos golpes para tontear un poco o dicen unas frases chorras con las que te meas de la risa. Fui a un cine petado, lleno de machos y de repente se hace el silencio y todos giramos nuestras cabezas y flipamos en tres y hasta en cuatro dimensiones porque una pava entró en la sala, un ser humano con hachazo, de esos que no tienen el undécimo dedo, el dedo de Dios, la varita mágica o como queráis llamarla si no os gusta la palabra polla. En cuestión de décimas de segundos todos nuestros cerebros se sincronizaron y llegamos a la conclusión más obvia: bollera, tortillera o como queráis llamarla, pero está claro que una hembra que se puede pasar dos horas en una tienda mirando zapatos y que hasta se preocupa en conjuntar la ropa cuando va a salir a la calle no puede ir a un cine a ver una película de San Stallone y San Schwarzenegger.

Regresando a la película, la historia es directa y sin boberías secundarias para despistarnos. Tenemos dos masas musculares que han de trabajar juntas y para tener éxito en la tarea, han de repartir leña por doquier. Lo hacen a conciencia y muy bien. El director supo que el tipo de espectadores que va al cine a ver algo así no quiere personajes femeninos sofisticados, no buscamos planos bellísimos con puestas de sol que te hacen llorar ni nos afectan las boberías que podrían echar para atrás a otros. Esto es cine de acción, con sus correspondientes reacciones, sus hostias y más hostias repartidas por dos hombres que son leyendas supuestamente vivas, ya que jamás sabremos si siguen andando porque laten sus corazones o porque el dopaje los mantiene en movimiento. Hay escenas en las que te partes de risa y momentos en los que la gente explota en aplausos. Es la magia del cine llevada a extremos espectaculares.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y te niegas a ir a ver esta película, que sepas que te quitarán el carnet y lo romperán. Es obligatoria. Si eres un sub-intelectual de GafaPasta, probablemente disfrutarás más con ese tubo de pasta de diente que tanto te gusta metértelo por culo, así que déjala pasar. Para los demás, esto es cine de acción.

09/10

4 opiniones en “Plan de Escape – Escape Plan”

  1. Porque eres tú voy a pasar por alto los comentarios, pero hijo, no sé por qué a una mujer no le pueden poner las pelis de acción. También nos gustaría darle de ostias al más pintado, yo, por ejemplo, a mi jefe lo ponía ciego a guantazos y esas pelis te rebajan el estress un montón, aunque no sé yo cómo estarán de visibles esos dos con todo lo que se han metido por cuerpo, darán un poco de miedo, no?

  2. Este fin de semana me acordé de ti. Por la tele el sábado pusieron Los Mercenarios, y el domingo pusieron Origen. Y me acordé de que a las dos les habías dado “PELICULON”. Será porque soy uno de esos humanos con hachazo, pero para mi, la comparación es, como mínimo, odiosa. Aunque para gustos, …. ya se sabe.

Comentarios cerrados.