Por fin lo conseguí

Si hay algo cierto en este universo enrevesado en el que nos ha tocado vivir y en el que fascistas, criminales y fachas regionalistas de mierda no respetan las leyes y después cuando los meten en chirona dicen que son criminales políticos, sin mencionar que además son josdelagranzorratruscolana, gentuza, mierdas, escoria y morralla de la peor, digo, que si hay algo cierto en este universo es que yo hilo burdamente el diario de mi vida y todo está atado y requete-atado y así hace poco más de un año sugería que soy El puto requetequeteque amo y unos días más tarde daba Un paso más allá del puto requetequete amo. En las cincuenta y pico semanas que han pasado me he mantenido ahí, rozando la cima, siempre al noventa y pico por ciento pero como que era algo imposible estar por encima de todos y cada uno de los julays que competíamos.

El nuevo rey del requetequeteque-mambo

Ya lo decía la canción: truscoluña no es nación, espera que me equivoco que decía ya era hora ahora me toca a mí y el otro día cuando miraba como iban las estadísticas esas que demuestran que al contrario que algunos que comentan por aquí, mi culo no está moldeado al asiento del coche en el que culocochean, flipé cuando vi que por primera vez (que yo sea consciente) he sido el julay más activo del poblacho de Houten, villorrio en el que ni siquiera vivo pero como el GooglEVIL está emperrado en hacerme ciudadano del mismo, de los cuarenta y nueve mil y pico ciudadanos que tiene, yo que no estoy allí soy el puto amo, al menos durante siete días y ni uno solo puede decir que ha caminado más que yo mientras sus datos eran subidos a las nubes para que estén a tres metros más cerca del cielo. Ni siquiera lo logré en la semana en la que más he caminado, que tengo semanas con un veinte por ciento más de pasos, pero bueno, lo que importa es haberlo logrado y lo de menos es el esfuerzo invertido. Con mi madre en mi casa, esto quiere decir que la tengo super-entrenada y que ahora mismo, si se apunta a las olimpiadas viejunas, le da un repaso a Genín y otros y otras del gremio que no veas. En el pantallazo anterior hay otro dato interesante, el peso, ya que por más que como no puedo ser obeso como algunos comentaristas y me mantengo en la franja que separa los sesenta y cinco kilos de los sesenta y seis.

Estable dentro de la normalidad

Para eso tenemos más datos extraídos de otro lado en mi dispositivo mágico y maravilloso que funciona con el androitotorota. Procesando la información que generosamente aporto, resulta que hace doscientos diecisiete días venía a pesar lo mismo, aunque hay algún efecto óptico porque en ese mismo tiempo, alguna julay en Gran Canaria me ha dicho que he perdido peso que no veas, una falacia tan grande como truscoluña, que ni fue, ni ha sido, ni es nación. También sirve para cerrarle la boquita a esos que dicen que estoy muy flaco, algo que solo puede ser envidia cochina porque hago ejercicio y con una regularidad brutal suelto el jiñote. Mi peso está exactamente en el anormal, entre sus vecinos bajo peso y sobrepeso y no es mi culpa si el ochenta y cinco por ciento de la gente de mi altura es obesa de tipo I (palito) y de tipo II (palito-palito) y viven en la inopia y niegan la evidencia, como la beba esa que veo algunas veces en Gran Canaria y que lleva unas lorzas por los lados de las caderas que parece que se le disparó el airbag y que cuando me dice que ha perdido un montón de peso y yo me parto y me troncho, se rebota toda conmigo y hasta le parece mal que le aconseje ir a un oculista para ver si es un problema de falta de vista ya que la chicha que arrastra yo la puedo ver perfectamente. Ni siquiera me puede acusar de haber sido rastrero y mezquino, que pudiendo haberle pedido que me prepare medio kilo de manteca de cerda cuando vaya en navidades, me he callado.

6 opiniones en “Por fin lo conseguí”

  1. Ten cuidado y no te pille uno de esos vientos fuertes y te ponga en órbita…jajaja 🙂
    Está claro que yo debería pesar menos, soy consciente de ello, pero menos de lo que como no podría comer, sufriría demasiado y no merece la pena, estoy planeando hacer mas ejercicio aparte de la hora que camino todos los dias, pero mira, en realidad, para el tiempo que me queda en el convento…como que paso… 🙂
    Salud

  2. Juaaaa! este me ha encantado! Te libras de que yo no tengo el iBand conectado al programa ese (y me lo saco, por ejemplo, ayer en la piscina), porque te arraso!!! y por cierto, aunque peso menos que tú, soy mujer, así que no voy a compararme, pero tú, para ser hombre, ESTAS ASQUEROSAMENTE FLACO. Como ya se que no voy a dañar tu autoestima, que está siempre por las nubes, te lo digo claro, la obesidad no mola, pero los fideos correosos tampoco. 😛

  3. Eso me dicen todas las obesas que conozco mientras se agitan las lorzas de grasa que transportan como protección lateral, frontal y trasera.

  4. No tengo mucha grasa, si masa muscular, aunque desde luego, grasa la hay, pero lo que a mi me fastidia mas es la retención de liquido, de manera que al controlar la sal y usar solo sal del Himalaya, sin hacer nada, me pongo a mear como un loco y puedo bajar dos kilos en un dia fácilmente, eso me ocurre siempre que los fines de semana me doy un banquete y me encochino para hacer la vida mas bella, a lo que no pienso renunciar en absoluto, pero es comida rica, muchas veces baja en calorías pero rica en sal normal a la que soy muy sensible… 🙂
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *