Pražský Hrad – Castillo de Praga de noche

Siguiendo con el paseo por la ciudad de Praga, hoy tenemos una vista nocturna del Castillo de Praga. Hace unos días tuvimos ocasión de verlo de día y ya hablé un poco del mismo. Al igual que con la foto diurna, esta también la tomé desde el puente de San Carlos.

Hacer fotos nocturnas sin un trípode es una pesadilla. Tuve que buscar algún lugar donde descansar la cámara, apuntar al sitio deseado y cruzar los dedos para que salga bien. Hicieron falta una buena tanda de fotos para conseguir esta.

El puente de San Carlos a esa hora, cerca de la medianoche, estaba tan lleno de gente como durante el día. Cada ciudad suele tener un punto en el que los turistas se acumulan como moscas. En Venecia es la plaza de San Marcos, en Ámsterdam la plaza del Dam, en Nueva Orleáns es Bourbon Street y en Praga es este puente. Hay vendedores, músicos, carteristas y toda esa fauna típica de dichos lugares. El puente tiene su encanto, con todas esas estatuas negras con el paso del tiempo y la ayuda de la polución y sus espléndidas vistas. Hacia el final del puente en el lado del castillo se encuentran unas escalinatas que ciertamente muchos reconocerán por aparecer en la película Misión Imposible.

Puedes ver más fotos de Praga en el Álbum de fotos de Praga y comenzar a leer el relato del viaje en Día 1. Nos vemos en Praga