Prime – Secretos compartidos

PrimeUn diván de psicoanalista nos sirve de lanzadera para esta historia. Una profesión extraña y que aquí en Europa no ha conseguido triunfar como en las Américas, lugar en el que parece que hasta por una mala jiñada tienes que ir a un médico a contarle tus penas. La película se llama Prime y una alienada y enferma mente transformó su título en Secretos compartidos, ganador desde ya mismo el premio al título más estúpido del año.

Una tía en la madurez de su vida y ya encaminándose hacia el fin de sus reglas se encoña con un chaval en los veintipocos al que se folla tanto como puede para exprimirle su juguito de la vida. Es pecaminoso y está muy mal porque ya se sabe que no se debe follar con chavales pero ella no se puede reprimir y sigue dale que te pego haciendo el saltito del tigre, del caballo, de la hiena y de lo que haga falta con el tímido y guapo chico, al que se le abre todo un nuevo mundo de experiencias sexuales muy diferentes de las que habitualmente tiene con sus frígidas, creídas y gilipollas compañeras de clase con las que para poder dar un viaje uno tiene que rondarlas durante semanas. La mujer, intelectualmente acosada por la única neurona que puebla su cerebro busca una justificación a su pecaminosa conducta con su psicoanalista, la cual es muy comprensiva y al mismo tiempo envidiosa. Después de unas cuantas charlas está más claro que el agua que su paciente no está follando con un jovencito cualquiera sino con el hijoputa de su hijo, que ahora le ha dado por follar viejas asquerosas en lugar de dedicarse a cascársela en el dormitorio como cualquier hijodeputa de vecina. A partir de ahí se enterará de todo tipo de trapos sucios en la relación entre su hijo y la puretona que está como para reventarla a polvos y esto la desequilibrará de tal forma que ella también tendrá que acudir a un psicoanalista.

Esta es básicamente la historia construida sobre un excelente guión lleno de momentos divertidos y de frases lapidarias. Lo dirige un tipo al que conocen en su farmacia y poco más y tuvo la suerte de contar con dos monstruos de la interpretación. La madura follable es interpretada por Uma Thurman, que pese a la edad sigue sudando sexo por todos sus poros y a la que las patas de gallo vuelven más interesante y junto a ella la psiconoalista es Meryl Streep, la gran dama del cine actual, una mujer que lo borda siempre. Con estas dos hembras de alta cuna y renqueante cama no podían fallar y la cosa funciona como la seda. Hay risas y hay motivos para pensar en la conveniencia de echarte novia mayor, que al fin y al cabo son más sucias y viciosas que las recién desfloradas, que parecen creer que el coño se les va a desgastar si lo usan con frecuencia y lo reservan como si fuera un buen vino.

Si tienes novia de esas de las que hay que embarcarse en la búsqueda del tesoro para poder quitarle las bragas y hacerle una inspección técnica de vehículos esta es la película perfecta para hacerle ver lo equivocada que está y lo dichosa y agradecida que debería estar por el divino regalo que le ha hecho el gran Dios de los cristianos y poder coger siempre que quiera un cipote entre sus manos. También puedes ir con los amigos aunque procura que sean de los que tienen capacidad para seguir diálogos ya que aquí no hay tiros o dinosaurios corriendo detrás de monos que arrastran putas sucias y rastreras por el parque juanásico.
gallifantegallifantegallifantemedio gallifante