Primer día paseando por Londres

Aunque ya hace un tiempillo que pasé el fin de semana en Londres, no he tenido tiempo de comentar ese viaje. Fue el destino elegido por mi madre y sus amigos mientras pasaban un par de semanas en mi casa. Como todos los viajes, comenzó con el tradicional circuito de autobús y tren al aeropuerto, en este caso el de Schiphol porque volábamos con Easyjet. Al ser nuestro destino final Londres y como el Reino Unido está fuera de Schengen, tuvimos que entrar por una puerta distinta a la habitual y sufrir el control de pasaportes. Lo curioso es que pese a esto, las salas de embarque son las mismas que para los otros aviones de las que usan la zona de la terminal reservada a los vuelos baratillos, aunque los de Schengen entran a las salas por un lado y los de afuera por otro.

El avión salió en hora y nos llevó en un suspiro hasta el Reino Unido y dos o tres suspiros más que tuvimos en un aterrizaje con viento en el que el avión se movía como una cometa y arreó un moquetazo a la pista que no veas. Esta era la primera vez en mi vida que volaba al aeropuerto de Gatwick, el cual está al sur de Londres. Después fuimos en tren hasta la estación de London Bridge y allí saltamos al metro para alcanzar la keli que alquilé, ya que siendo un grupo nos resultaba más conveniente y cómodo tener una casilla. Ese día no hicimos nada así que nos lo saltamos y llegamos al día siguiente, el viernes y primer día en Londres. Comenzamos yendo a St Paul’s Cathedral mientras la lluvia nos recibía para que nos sintiéramos como en Inglaterra. La catedral actual es del siglo XVII (equis-uve-palito-palito) y se diseñó en estilo Barroco inglés. Es conocida y famosa por su cúpula, una de las más altas del mundo y que fue la estructura más alta de la ciudad por más de doscientos cincuenta años. Es además una excepción en ese país ya que ellos no construyen las iglesias con cúpula. La visita entretiene y educa o algo así, aunque siendo el cacho de carne que soy, todo lo que me entra por una oreja me sale por la otra. Lo que sí que me quedó grabado es que no te dejan hacer fotos en el interior.

Trafalgar Square

Al salir y después de pasar por un puesto de información turística fuimos a Trafalgar Square, plaza que yo veía por primera vez ya que de alguna manera, cuando pasé por esa ciudad con el Rubio no nos la tropezamos. Hicimos fotillos y tal y tal y desde allí seguimos andando y de casualidad nos topamos con The HouseHold Cavalry Museum que tiene en la puerta a dos chamos montados a caballo y la gente se hace fotos con ellos. Casualmente llegamos a la hora del chou y de repente entraron unos así en plan fastuoso y como claro, estamos hablando del mejor blog sin premios en castellano, pues quedó constancia del suceso extra ordinario aquí:

Chamos encaballados en The HouseHold Cavalry Museum

Aquellos menos afortunados pueden tratar de ver el vídeo aquí.

Chou con caballos en The HouseHold Cavalry Museum

Ya dice el refranero que no hay dios sin tres y por eso, hice un segundo vídeo con más movida de los caballos, que me recordaban muy mucho a una chama que estudió conmigo en el instituto de la Isleta y a la que malignamente llamábamos la Rocinante y aquellos con aún más maldad le decían la yegua por los pedazos de dientes que tenía. El vídeo anterior se puede ver aquí.

Después vimos la calle enrejada con la keli del Primer Ministro británico, vimos el edificio del parlamento y el fabuloso y siempre entrañable Big Ben. Cruzamos el puente y buscamos un lugar para el papeo. Después fuimos en metro a la zona de London Bridge y visitamos el Borough Market y la Southwark Cathedral, que la tropa se me agotaba rápido. Seguimos el paseo a la vera del Támesis, que por esa zona es muy bonito y vimos desde el otro lado la preciosa cúpula de la catedral de San Pablo:

Catedral de St. Paul desde el otro lado del Támesis con burbujas

Había un julay haciendo burbujas con jabón y de ahí el toque artístico de la imagen. A la derecha se puede ver el Millenium Bridge, el puente ese de diseño que hicieron para los peatones. Después fuimos a la zona de Carnaby Street, calle peatonal con tiendas en esa tremenda ciudad y para cuando acabamos, todo el mundo estaba agotado y organicé el viaje de regreso al apartamento que alquilamos. Conseguí cansarlos a todos y ese día se negaron a volver a salir con lo que así terminó el primer día de turismo en Londres.

El relato continuó en Segundo día en Londres con vuelta nocturna en el London Eye

3 opiniones en “Primer día paseando por Londres”

  1. Mientras estabas describiendo a la “yegua” estaba viendo muy claramente a la ministra de trabajo de aquí… 🙂
    Que casualidad, hoy me acaba de invitar una amiga a pasar las fiestas navideñas en Londres, ella vive allí desde hace 25 años, además tenia una empresa de turismo, se supone que conoce bien ese pueblo… 🙂
    Salud…

  2. Mercado, el de Camden, sin duda, y si vas en época navideña, montan un sarao en el Hyde Park precioso.

Comentarios cerrados.