Puerta del Príncipe y Giraldillo en la catedral de Sevilla

Junto a la Giralda (o más bien formando parte de un binomio con ella) tenemos la Catedral de Santa María de la Sede de Sevilla y hoy miramos la Puerta de San Cristóbal o del Príncipe, construida entre 1887 y 1917, algo que llama la atención si tenemos en cuenta que la catedral se remonta al siglo XV (equis-uve para maestros del descifrado místico). Aparte de la espectacularidad de la puerta, frente a la misma tenemos una copia del Giraldillo, que es la chama que corona la Giralda. La catedral es un edificio que hay que rodear porque por todos sus lados tiene algo espectacular, es un libro de la historia arquitectónica en esa ciudad durante siete siglos. La entrada a la catedral cuesta hoy en día ocho leuros, lo cual parece poco pero si os digo que son mil trescientas treinta y una pesetas de las de antes del expresidente ZaPatazos seguro que se os pone mal cuerpo.

4 opiniones en “Puerta del Príncipe y Giraldillo en la catedral de Sevilla”

  1. Con los cuatro euros por entrar en la catedral de Burgos ya me parecía que se pasaban de precio, pero viendo esto que no cuenten con mi visita. Y los que van a rezar que hacen? Tienen tarjeta de socio o abono del club?

  2. Haces como mi marido: cada vez que quiere hacerme ver lo que nos gastamos…me lo pasa a pesetas. La verdad es que en nuestra antigua y querida moneda, da miedo lo que cuesta todo. ¡El euro es un mentiroso!…

  3. Aquí está clarísimo que han encontrado una forma de fincanciar los tocamientos y las comilonas a costa de los primos de los turistas.

Comentarios cerrados.