PUTO SEKO

PUTO SEKO

Cuando vi uno de los paquetes de PUTO SEKO por primera vez, mi cándida mente seguro que no pensaba en nubes esponjosas y ovejas saltando por las mismas. Aluciné en colores con algo que para los filipinos no son más que unas galletas y para nosotros que hablamos el español nos abre todo un mundo de maldades. Estoy por buscar la receta por Internet y ponerme a hacerlos. Solo por cosas como esta merece la pena levantarse todos los días un montón de horas antes de la hora Virtuditas y salir a descubrir esos putos sekos mundos de Dios. Por supuesto que nadie me va a creer cuando lo escriba pero entre las variantes del PUTO, está el PUTO MAMÓN, que se hace con yemas de huevo, sal y azúcar, el PUTO MAYA hecho con un tipo de arroz especial, el PUTO-PAO que es una combinación de bollo relleno de carne y PUTO, que en su versión original es una especie de dulce hecho con arroz cocinado al vapor. En el supermercado en Manila tenían una calle completa del mismo dedicada a todas las variantes del PUTO, con PUTO de esto, de lo otro y de aquello más allá.

2 opiniones en “PUTO SEKO”

  1. Y seguro que está bueno y que el nombre no le hace justicia, porque para un español, leído así “puto seko” suena a algo difícil de tragar XD

Comentarios cerrados.