¿Qué hacemos con Maisie? – What Maisie Knew

¿Qué hacemos con Maisie? - What Maisie KnewA veces el título de una película juega en su contra. Un buen ejemplo lo tenemos hoy, con una frase que en inglés sugiere que se trata de alguna película con un secreto terrible. Al ver el trailer, la cosa parece ir por otros derroteros y los espectadores nos desconcertamos y no nos terminamos de decidir e ir a ver la historia, ya que no nos queda muy claro de qué va. Por suerte encajaba perfectamente en una sesión doble que quería hacer el sábado por la mañana y decidí ir a verla. El sorpresón fue legendario y What Maisie Knew se ha convertido en una de las sorpresas de la temporada. En España se estrena una semana antes de las navidades con el título de ¿Qué hacemos con Maisie?. A propósito, me he dado cuenta que básicamente cuento el final así que si no quieres saberlo, que sepas que es una película buenísima y deja de leer en este punto.

Los padres de una julay juegan con ella al tiqui-taca y acaban metiéndose un gol en propia puerta

Una niña de seis años vive en una familia disfuncional en la que la madre es una estrella de rock que está más bien ida y el padre es un comercial o algo parecido que se olvida con frecuencia que tiene una hija. Cuando la relación se rompe y se separan, la niña acabará en tierra de nadie siendo atendida por la nueva novia del padre, que resulta ser su antigua canguro y por el nuevo novio de la madre, que parece ser un chamo que esta contrató para que se encargue de la hija. La niña sufre en esta situación y acabará por tomar cartas en el asunto y crear su propia familia.

El miércoles en clase de italiano una compañera hablaba de lo horrible que le había parecido esta película y las razones que daba son precisamente las que me engancharon totalmente a la historia. No es un tema fácil y suave, es algo tan duro como ver a dos padres básicamente pasar de su hija y anteponer sus propios intereses mientras la niña sufre en silencio siendo plenamente consciente de lo que pasa y encontrando cariño y amor en el lugar en el que menos se lo esperaba, con los compañeros de sus padres. La historia tiene momentos muy duros en los que podemos ver como tanto la madre como el padre la abandonan a su propia suerte y la niña ha de salir adelante una y otra vez. No sé como lo consiguieron pero la joven Onata Aprile está soberbia y si no te identificas con ella y le coges cariño es que no eres más que un cacho de carne con ojos y te mereces un falso pasaporte truscolán. La madre la interpreta Julianne Moore y consigue que la odies, que la desprecies y que le desees todo lo peor, siempre. En algunos momentos te dan ganas de meterla en chirona y tirar la llave para que no la suelten nunca más. Está fabulosa. Aún así, la película se la roba totalmente Alexander Skarsgård, el cual hace del chamo que la madre mete en la casa para que se ocupe de la niña y que se acaba convirtiendo en su padre. Tiene un montón de escenas tiernísimas con ella y sinceramente creo que hace el mejor papel de su carrera. Hay una química enorme entre ellos y en el momento en el que la niña le confirma a la canguro que lo ama, sabes con una certeza precisa y absoluta que es cierto. La pata más floja de los personajes principales es la canguro, interpretada por Joanna Vanderham y que parece estar perdida en la historia.

El tramo final de la película es fabuloso y el momento en el que la niña básicamente repudia a su madre y elige su propia familia ante la certeza de saber que por más que la madre le diga y le repita que la quiere, sabe que diez minutos más tarde seguirá con su vida y le dará la espalda. Si no fuera por el personaje de la canguro y el del padre, estaríamos hablando de un peliculón. Aún así, se queda muy cerca.

Por descontado está prohibida la entrada en las salas a miembros con carné en activo del Clan de los Orcos ya que carecen de suficiente masa cerebral para procesar estos conceptos. Por otro lado, este es el tipo de historia que fascina y entretiene a los sub-intelectuales de GafaPasta. Para los demás, si te gustan las historias íntimas y crudas, esta no te la puedes perder.

2 respuesta a “¿Qué hacemos con Maisie? – What Maisie Knew”

  1. A mi es que estas cosas de padres-hijos, amores y desencuentros me provocan mucha llorera, tengo que mentalizarme para verla.

Comentarios cerrados.