Quelque chose à te dire – Toda la culpa es de mi madre

Quelque chose à te dire - Toda la culpa es de mi madreEl cine francés siempre parece ir por libre y tiene sus propias temáticas separadas del resto del cine europeo. Les tira mucho la fantasía, un humor absurdo que resulta imposible de comprender y las historias en las que se masca el drama por todos lados. Por la dificultad del idioma y mi pereza en ver una película en una lengua que no comprendo y leer los subtítulos en holandés ha terminado reducido a mis visitas a España y no siempre existen películas en la cartelera. En esta última visita ha habido suerte y estos días he ido a ver Quelque chose à te dire película que se ha estrenado con el título de Toda la culpa es de mi madre.

En una familia de julays que hacen cierto ese dicho que dice que en el reino de los tuertos, el ciego es virrey, la madre resulta ser más puta que la gallina turuleta y al igual que esta última, puso un huevo, puso dos huevos y hasta puso tres huevos

En una familia francesa determinada, todos sus miembros parecen ser disfuncionales, chiflados o acarajotados profundos. La madre despelleja a sus retoños y trata a su marido como retardado, este último ningunea a su hijo y abobanca a su hija la alelada, la cual se cree artista pero es más bien pintora de brocha gorda. La otra hija es enfermera y puta a ratos libres y el hijo ninguneado no sabe sumar ni dos más dos y su empresa es un despiporre. La pintora de brocha gordísima conoce a un policía casado que no quiere a su mujer y del que se enamora y por alguna extraña casualidad que solo puede suceder en territorio francés, se lía la marimorena, se tuercen las cosas, se retuercen aún más, el destino parece decidido a joderles la vida a todos y al final sucede la magia francesa y ya os imaginaréis como acaba todo.

Los franceses parecen creer que el drama hay que mezclarlo con el humor absurdo, los personajes llevarlos siempre hasta los extremos más delirantes y los espectadores nos tragamos todo. Pues no. Aunque la película es entretenida y tiene momentos geniales, hay otros en los que se les va la mano tanto que afean el conjunto. Si a eso le añadimos la escasa definición de alguno de los protagonistas y la poca relevancia para la historia de otros, tenemos que podrían haber aligerado mucho la historia para darle el dinamismo que le falta en muchos momentos. O eso o poner mucho folleteo que también ayuda a pasar el rato.

La historia tiene un pase y si os gusta el cine con absurdos al cuadrado con esta os lo pasaréis bomba pero de la misma manera os digo que jugaréis en el filo de la navaja e igual que puede caer del lado bueno, lo puede hacer del lado malo. En mi caso, me gustó lo suficiente para considerar que merece la pena.

06/10