Quicksilver – segunda parte

Esto comenzó en Quicksilver – Un paso adelante

Retomemos el asunto donde lo dejamos. Espero que hayáis practicado durante la semana con el Quicksilver. Antes de comenzar hablemos un poco del Dock, esa barra en la que ponemos las aplicaciones y que generalmente está en la parte inferior. Si os acostumbráis al Quicksilver llegará un momento en que no la váis a usar más. Si miráis mi ordenador veréis que la he vaciado completamente. No la necesito. A propósito, se añaden aplicaciones en el arrastrándolas hasta el mismo y se quitan sacándolas y tirándolas sobre el escritorio.

Ya he explicado que en los Mac no se organizan los programas en carpetas y similares como en Windows. En realidad ni siquiera es uno consciente de como y donde se instalan las cosas. Solo sabemos que en la carpeta de Aplicaciones están todos y eso es lo único que nos interesa saber. Prueba a invocar el Quicksilver y buscar algunas de las aplicaciones. Por ejemplo iTunes, Safari, Firefox, Thunderbird, Mail, iCal, Skype, Adium y verás que según empiezas a escribir Quicksilver las va intentando adivinar. En el momento en que es la que quieres, pulsas Return y la abre. Lo mismo se puede aplicar a películas, programas de televisión o cualquier documento que tengas en tu equipo. Empieza a escribir el nombre y cuando lo tengas pulsa Return y Quicksilver abrirá la aplicación correspondiente con dicho documento, vídeo o canción. La cuestión es ¿cuántos programas distintos usas normalmente? Yo uso AppleWorks, Ecto, iCal, Skype, Yahoo Messenger, iTunes y Safari. De cuando en cuando el OneButton FTP, iPhoto o VLC.

Para llamar el menú de Preferencias de Quicksilver lo más rápido es activarlo y después pulsar tecla apple + coma ?,??. Ya sabéis que esa combinación de teclas abre el menú de opciones de cualquier aplicación que funciona en Mac OS X. Es una de esas chorradas que hacen que este sistema operativo sea infinitamente mejor que otros. Pensad en las horas que habéis perdido moviendo el ratón hasta la barra de menú y después buscando la entrada de Opciones. Así que vamos a instalar un plugin y usarlo. Abrid las preferencias de Quicksilver, id al menu de plugins y seleccionar el Calculator module y ya puestos añadir los siguientes si usáis dichas aplicaciones: Apple Address Book Module, Clipboard Module, Firefox Module, Gmail Module, Google Calendar Module, iCal Module, iTunes Module, Safari Module, Shelf Module y Web Search Module.

Instalando plugins en Quicksilver

Hay un montón de plugins más pero a menos que los vayáis a usar no os aconsejo instalarlos. Quizás la aplicación necesite reiniciarse. Si es así ella os lo dirá y os pedirá permiso para hacerlo. Una vez tenemos esto, conozcamos a nuestro amigo el punto ?.??

Llamad a Quicksilver y pulsar el punto. Ahora podéis escribir dentro del campo en el que estáis. Si activásteis el Calculator Module, podéis poner una operación matemática

Quicksilver funcionando como calculadora

y el resultado saldrá en pantalla.

Resultado del cálculo

Si por alguna razón en el segundo panel no os aparece lo de CalculatorCalcule Action, dadle a la tecla tabulador para ir a ese panel y con las flechas arriba y abajo podéis ver las distintas posibilidades.

Ahora llamad al Quicksilver, pulsad el punto y escribid: Soy la hostia, dadle a la tecla tab moveros con la flecha hacia abajo hasta encontrar Large Text

Eligiendo acción

Cuando la encontreís pulsar Return:

Texto grande

en pantalla os saldrá algo como esto:

Soy la hostia

Y ya que estamos con los textos y cálculos, algo que yo hago ha menudo es crearme un recordatorio para hacer algo, por ejemplo cuando cocino y no quiero que se me queme la comida o tengo que apagar el horno. La idea es crearte texto recordatorio y pedirle al sistema que te lo recuerde por ejemplo en diez minutos o si lo preferís a una hora determinada. Veamos como acordarnos de Apagar el horno en veinte minutos.

Lo primero que necesitamos es algo denominado Proxy Objects.

Proxy Objects

Mirad la imagen y comprobad que vuestro Quicksilver también tiene el Proxy Objects activado. Está en las opciones del Catálogo, que es donde le decimos lo que queremos que Quicksilver revise. Esta opción activa un montón de cosillas, algunas las podéis ver en la siguiente imagen:

Diferentes Proxy Objects

Así que ya sabemos como crear una frase para mostrar en pantalla y Escribiréis Apagar el horno (la secuencia sería llamar al Quicksilver, pulsar punto, escribir Apagar el horno, pulsar la tecla tab, elegir mediante las teclas de flecha la opción de Large Type y pulsar enter). La consecuencia de esto es que en pantalla os aparece la frase. Ahora le vamos a decir que lo vuelva a hacer dentro de veinte minutos. Llamamos al Quicksilver y escribimos Last Object (seguramente antes de acabar ya está en la ventana.

last object

En lugar de pulsar el tabulador, pusad la flecha de ir hacia la derecha y en la ventana del Quicksilver os aparecerá algo como lo que está en la siguiente imagen:

apagar el horno como objeto

Dadle a la tecla tab, id al segundo panel y buscad Run after Delay (ejecutar después de un retardo).

Ejecutar acción con retardo

Si lo que queréis es especificar una hora determinada entonces elegid Run at Time. Al elegir esa opción veréis que el cursor se pasa al tercer panel, el opcional y ahí podéis poner 20m (para veinte minutos), o 1h (1 hora) o 15s (15 segundos) y pulsar Return. No pasa nada. 20 minutos más tarde en pantalla os aparecerá el mensaje Apagar el horno y listo. Una chorrada de cuidado que a mí me ha salvado de quemar la comida en más de una ocasión, de acordarme de sacar la ropa de la lavadora, llamar a alguien, comprar algo antes de que cierre el supermercado y similares.

Hoy hemos aprendido a manejar campos de texto pero antes de dejarlo veamos algo más. Esta vez crearemos un correo con GMail directamente desde Quicksilver. Os acordaréis que al activar los plugins había elegido el Address Book Module yel GMail Module.

El primero tiene acceso a mis contactos y el segundo a mi cuenta GMail. Llamas al Quicksilver y escribes el nombre de la persona a la que le quieres mandar el correo:

contacto

Le dais al tabulador y elegís la opción Compose Email (preparar correo). Lo que sucederá a continuación es magia potagia. En mi navegador (Safari) se abrirá una nueva pestaña con el destinatario que he elegido y ahí puedo escribir el correo, darle a enviar y listo. Si en lugar de GMail usáis Apple Mail, lo podéis usar con el plugin correspondiente. Parecen chorradas pero calculad el tiempo que ahorráis y las aplicaciones que no necesitáis. Quicksilver es un universo enorme y esto es sólo el comienzo. Ya podéis volver a leeros esta anotación y practicar creando recordatorios, enviando correos, lanzando aplicaciones o abusando de la calculadora.

Se me olvidaba. A la hora de apagar el ordenador, llamar al Quicksilver, escribir Shutdown y dadle a Return. En mi ordenador solo tengo que pulsar la tecla s y me aparece.

Y otro se me olvidaba. Cuando váis a ejecutar una aplicación o abrir un documento y es una función de una tecla, digamos que pulsar la tecla i y aparece iTunes que es lo que queremos, si mantienes pulsada la tecla unos instantes entonces la aplicación se ejecuta sin darle a la tecla Return. ¡Mola!

Nota: Soy consciente que cuando trato de explicar algo me enrollo como una persiana y lo veo todo desde mi atalaya, así que si no se entiende algo, quéjate en los comentarios y lo intentaré explicar de otra forma. Este curso continúa en Quicksilver – tercera parte. Triggers

Technorati Tags: , ,

Una respuesta a “Quicksilver – segunda parte”

  1. Quejarme??
    Eres un monstruo, con quicksilver nadie se moja, porque tiene tantas posibilidades que nadie se para a explicarte alguna práctica, salvo lanzar programas, y uno se queda con esa sensación de no estar aprovechando nada y no saber cómo hacerlo.

    Me acabas de dar una lección de quicksilver estupenda, gracias!!

Comentarios cerrados.