The Quiet Ones

The Quiet OnesNo sé lo que se torció a comienzos de mayo pero de repente llegaron unas cuantas películas de terror a los cines, casi como si fuera noviembre y yo tuve que hacer filigranas entre la vida social, la preparación del viaje a Asia y el trabajo para ir a los cines en Amsterdam a verlas porque esas jamás las estrenan en Utrecht, en donde el multicine solo tiene tres salas y son muy selectivos. La película de la que quiero hablar hoy es The Quiet Ones y en España parece que no se estrenará, aunque de hacerlo, el título debería ser truscoluña no es nación, quizás con el subtítulo de los muditos.

Un profesor de universidad místico hace experimentos con una pava que tiene un reglote como sangría de playa ibicenca y las cosas se tuercen que no veas

Un profesor de Oxford con su cohorte de estudiantes peloteros comienza un experimento para probar sus teorías del más pa’llá. En la universidad les dan puerta y deciden continuar el experimento en una casa en el campo. Allí, las cosas se empiezan a complicar cuando las fuerzas esas que en realidad dice que no existen empiezan a medrar y joder las relaciones entre todos y finalmente, a matar a la basca.

La película usa los ruidos para producir miedo y en mi caso, no terminó de funcionar ya que cada escena de miedo venía precedida por tantos anuncios que para cuando pasaba, yo ya estaba aburrido. El guión es demasiado plano y está basado en movidas del cine de terror demasiado conocidas, así que a menos que te hayas mantenido toda tu vida en la inopia y no hayas visto nada del género, todo te traerá a la cabeza otras películas. Los actores son conocidos pero sin ser famosos, muchos de ellos han aparecido en películas famosillas pero en papeles secundarios, como Jared Harris o Sam Claflin, que todos recordamos por su papel de Finnick Odair en las películas de los Juegos del Hambre. Una pena que no supieran currarse un poco más el guión y hacer algo bueno.

Sin ser mala, tampoco es buena. Es sencillamente mediocre y sin miedo. Como no se estrenará en España no hay que preocuparse demasiado pero dudo que los miembros del Clan de los Orcos sean capaces de tolerar algo así y definitivamente está fuera del espectro de los sub-intelectuales de GafaPasta. Una que será mejor dejar pasar.

05/10

Una respuesta a “The Quiet Ones”

Comentarios cerrados.