Quirkyalone y no Metrosexual de mierda ….

En mi reciente visita a la reserva espiritual de Occidente me sorprendió la majadería que parece haber recubierto a la población y que los hace buscar etiquetas con las que identificarse. De repente todos los machos se han vuelto metrosexuales, al menos de boquilla.

En las Canarias, este concepto cubre el afeitado de piernas y pecho acompañado de alguna de las siguientes variantes: perilla, chiva, barba con diseño estúpido o patillas cortadas con forma curiosa.

Ir a la playa es ahora una experiencia fascinante en la que por obra y gracia de mi tozudez me convierto en el único ser vivo en la arena con pelo en otras partes del cuerpo que no sea la cabeza. Y lo más increíble es que todo el mundo me mira como a bicho raro, mientras yo alucino con los simplones estos de mierda, que se ven dos programas de retardados en la tele y se meten en el baño a afeitarse las piernas con la maquinilla de afeitar de mamá pensando que de esa forma están más en la onda.

Si uno mira la definición formal de esos tipos, deberían tener también un gusto exquisito por las marcas y el cuidado personal amén de saber cocinar, pero esos pequeños detalles parece que no calaron en la población y los metrosexuales canarios siguen siendo tan horteras y ordinarios como antes de descubrir su nuevo sexo. Lucen con desparpajo las ropas compradas en “Modas Mamut“, los chándales y los bañadores de tienda de saldo medio bajados para que se pueda apreciar el calzoncillo de rombos adquirido a un vendedor ambulante y si hablamos de cocina, lo único que saben hacer en ella es sentarse a la mesa a que les pongan la comida.

Como no teníamos bastante con este atajo de retardados, ahora resulta que sale una nueva especie, por supuesto ya con libro Bestseller en los Estados Unidos, llamados los Quirkyalones. Estos se pueden definir de la siguiente manera:

Los “quirkyalones” son personas que disfrutan muchísimo de la soledad, están contentos con lo que les tocó en suerte y no se preocupan demasiado por tener pareja. El matrimonio no es para ellos un objetivo, prefieren pasarlo bien con sus amigos. Y no son feos, todo lo contrario.

Así que me busco en internet un test para detectar mi quirkyalonería y consigo el siguiente resultado:

How quirkyalone are you? Your score was 120. Very quirkyalone:
Relatives may give you quizzical looks, and so may friends, but you know in your heart of hearts that you are following your inner voice. Though you may not be romancing a single person, you are romancing the world. Celebrate your freedom on National Quirkyalone Day, February 14th!

Así que desde ya mismo no toleraré que me consideréis un insociable, un borde, un antipático, un cabrón, un cerdo o cualquier otro de los adjetivos con los que me bendecís habitualmente. Soy simplemente un QUIRKYALONE. ¡Manda huevos!

2 opiniones en “Quirkyalone y no Metrosexual de mierda ….”

  1. juas, esta si que es buena, mola
    ahora no soy perro sin dueño sino que encima voy a la moda!!!

  2. Ya lo sé, esto es un drama. Ya no va a ser lo mismo cuando pasee por Hilversum llamando putas a las holandesas e hijo de la gran puta a los holandeses. Nos estamos aburguesando. Ya hasta formamos parte de un grupo social. ¿Qué será lo próximo? ¿Escuchar con atención a los subnormales de los testigos de Jehová? O peor aún, ¿mirar a los ojos y no a las tetas a las mormonas cuando nos están convenciendo para apuntarnos a su secta?

Comentarios cerrados.