Ratatouille

RatatouilleHay veces en que la principal razón para ver una película es el boca a boca, los comentarios de amigos y conocidos diciéndote lo mucho que les gustó o lo bien que se lo pasaron. Después de lo que me he aburrido con algunas de las últimas películas de animación que he visto había decidido pasar de esta pero el dichoso boca a boca ha terminado por convencerme para que pase por caja y compre mi entrada. Hoy hablaremos de Ratatouille.

Un come-mielda aprende a cocinar con una rata

Muchas de las películas de animación que se están haciendo ya no fijan su objetivo en los niños. De hecho, ni les preocupan. Han cruzado la línea y ahora se dirigen hacia el cine adulto y Ratatouille es una de ellas. No creo que un chiquillo se pueda entretener con esto. Es demasiado complejo para ellos. Nos cuentan la historia de una rata que no está contenta con su vida y que lo que quiere ser es chef. Después de una serie de peripecias y eventos del más allá acabará en un restaurante y se convertirá en aquello que siempre quiso, solo que a través de otro, de un humano. En el camino descubrirá la amistad, la lealtad, la pasión y nos enseñará que si uno se propone algo, lo puede conseguir, que no hay que darse nunca por vencido.

No hace falta hablar de la perfección técnica porque es algo que se les presupone a estas películas. Hoy en día se hacen maravillas y las animaciones parecen totalmente reales, tanto que ni siquiera dudas por un segundo sobre si lo que estás viendo es posible. La historia está muy bien llevada, el guión es ameno, hay bastantes giros humorísticos y en la versión original es un placer escuchar las voces (supongo que al doblarla al español habrá perdido algo de eso).

El final es previsible y con moraleja pero bueno, sigue siendo una película muy buena y que merece la pena ver. Por la naturaleza de este tipo de cine os sugiero que no vayáis con esos amigos descerebrados que todos tenemos y que sirven mayormente como carne de primera línea de batalla.
gallifantegallifantegallifantegallifante

3 opiniones en “Ratatouille”

  1. Cuando lleve a la niña no estaba muy segura de que le iba a gustar pero estuvo muy entretenida y salio fascinada de alli. La que no me arriesgo a ir a ver es la de los pinguinos porque me da la sensacion de que se va a aburrir.

  2. Yo con tantas ratas que hay en Amsterdam, me niego a ver una peli sobre ratas…. Pero vi la de los pinguinos y me fascinó.
    Un abrazo.

  3. EStoy de acuerdo en que es para mayores. De hecho, esos 110 minutos son excesivos para una película infantil.
    A mi niña de 6 le resultó larga, mi hijo de 2 se durmió… y yo me lo pasé de escándalo. Me gustó, me divirtió y me reí.

    Y, además en una terraza de verano, con tu bocata, tu cerveza y tus palomitas de postre… ni Kinépolis ni narices.

    Saludos.

Comentarios cerrados.