Recorriendo el lago Inle

El relato del viaje a Birmania y Tailandia del 2011 comenzó en la anotación De Utrecht a Bangkok pasando por Hilversum y Amsterdam

Una vez más, el relato de las actividades diarias comienza temprano. A las seis y veinte estaba desayunando y a las siete salía del Paramount Inle Resort, al parecer el único que madrugó salvo por un grupo de franceses que se volvían al aeropuerto. La ventaja de dormir “sobre” el lago Inle es que te ahorras una hora de viaje. En los pueblos que hay alrededor y sobre el lago hay un mercado cinco días a la semana que cada vez para en uno distinto. El mayor de ellos es el de los jueves en Inthein y con mi suerte característica, me tocó. Inthein está unos kilómetros tierra adentro pero hay un canal que lo comunica con el lago. Pensé que estaría al mismo nivel pero resultó que no, que su altura es algo más elevada. Lo que han hecho es crear unas represas pequeñas a lo largo del camino con una abertura central lo suficiente grande para que pasen los barcos y así vas escalando poco a poco, un sistema muy ingenioso. Nosotros tardamos unos cuarenta y cinco minutos en llegar así que a la gente que viene desde Nyaungshwe les debe llevar cerca de hora y media. Fui el segundo turista y al entrar en la zona del mercado, solo habían autóctonos. El lugar es una experiencia para todos los sentidos, ves cosas increíbles, hay olores que oscilan entre lo delicioso y lo repugnante y el festival auditivo está a la altura de una sinfonía. En el mercado dejé que mi cámara con el objetivo 24-70mm se volviera loca fotografiando las cosas increíbles que había alrededor. En la parte exterior del mercado vendían el pescado los pescadores, extendiéndolos sobre hojas de loto en el suelo y con las moscas dándose el atracón. Habían al menos dos tribus que no me había cruzado hasta este momento en Birmania y que son los Pa-O y los Danu. En una de ellas las mujeres visten con colores muy vivos. Junto a un colegio, tres chiquillos se acercaron y querían que les hiciese fotos y tengo algunas fantásticas. Procuré evitar las zonas de souvenirs en las que te dan la vara para que les compres morralla a precios abusivos. Una de las vendedoras tenia sangre gitana y mira que era pesada la hijaputa. Detrás del mercado está la entrada al templo Shwe Inn Thein Paya, el cual se remonta muy atrás en el tiempo y que tiene más de 1054 estupas y digo más porque siguen añadiendo en la actualidad. El templo está en una colina a la que se sube por unas escaleras cubiertas y flanqueadas por infinitos puestos de recuerdos que cuando yo pasé estaban vacíos ya que los turistas llegan más tarde. Algunas de las estupas son viejísimas y están medio caídas. Desde la Pagoda hay unas bonitas vistas del lago Inle. Salí por detrás del templo y seguí por una carretera de tierra en la montaña con unas vistas espectaculares y un par de Pagodas escondidas en el follaje y como estaba solo, me eché un pis asegurándome que las cobras y las víboras y cualquier otra serpiente no estuviesen en ese momento de servicio. Entre el mercado y el templo de la colina creo que pasé como dos horas y media. Una reflexión absurda. En el templo hay varias estupas NUEVAS que se han hecho por donaciones de turistas y de grupos que han estado en el país. Resulta triste pensar que alguien decide TIRAR el dinero en hacer una mierda de estupa para un Dios al que le importan un carajo los birmanos. Ese dinero se podía haber usado para educación o sanidad y al menos les estarían dando una oportunidad de mejorar un poco a las nuevas generaciones. De existir algún Dios bueno, estará en un universo paralelo. En el nuestro solo están los malos ??

Tras bajar de nuevo a la zona del mercado cometí el error de mirar en un puesto de recuerdos y por ser cortés pregunté el precio de una coña y la tipa me dice que 8 dólares. Me di la vuelta y me marché y la tía empezó a gritar y a seguirme para que le ponga precio. La ignoré y cuando la vencí, ya junto a mi barca, la tía me lo dejaba por 3 dólares y seguía siendo un robo. Espero que haya aprendido la lección esa que dice que la avaricia rompe el saco. Fijé la ruta para el resto del día y acordé con el patrón del barco que haríamos dos paradas en “workshops” en los que yo no compraría nada. Comenzamos por ellos. Ambos estaban en Ywama, otra de las ciudades mercado (solo que en esta es flotante). La primera parada fue en una platería y cuando los oyes hablar es como si ellos hubiesen inventado la plata. Los precios eran más caros que en Santiago de Compostela, que ya es decir ??. La siguiente parada era una tienda de recuerdos que no lo camufla con otras chorradas pero que tiene el reclamo de contar con mujeres con el cuello largo, esas que se ponen (o les obligan a ponerse) aros en el cuello para estirárselo (no voy a dar mi opinión sobre el tema pero seguro que os hacéis una idea). Habían otras tres falúas con turistas y casualidades de la vida, me topé de nuevo con los españoles que cruzaron conmigo su camino en Mandalay. Estuvimos un rato hablando, le hice un par de fotos a la mujer que se jodió su vida con los aros en el cuello y después cada no siguió su camino. El mío iba en dirección a Kaung Daing, un pueblo de Inthas conocido porque hacen tofu amarillo (en lugar de soja usan guisantes amarillos y parecía ser muy popular en el mercado, de hecho, pensé que era queso holandés y también porque allí está el Complejo de aguas termales Hu-Pin. Llegar al pueblo es a través de otro canal solo que más estrecho. Una vez allí mi capitán me llevó hasta la carretera y me indicó el camino. Hay que andar algo más de un kilómetro y medio y llegas a un sitio algo cutre. Me enseñaron la piscina de hombres y me dijeron que el precio era de 3000 kyats y me daban toballa. Acepté, usando la regla de Virtuditas. Como siempre es tan negativa con estas cosas, yo al llegar a un lugar turístico siempre me pregunto: ¿Lo haría Virtuditas? si la respuesta es afirmativa, hago las fotos desde fuera y ni me molesto en entrar. Si dudo, entro a echar un vistazo antes de decidir y si estoy convencido que ella nunca lo haría, entonces lo hago seguro. Una piscina de aguas termales llena de moho verde, con dos perros llenos de pulgas y seguramente con un amplio catálogo de enfermedades y unos vestuarios con unas taquillas en las que en cada una había por lo menos diez arañas cae completamente en la categoría Virtuditas no lo haría y por supuesto lo hice. Fui preparado y me llevé el bañador, así que me cambié y me metí en aquel agua caliente y supuestamente llena de sales beneficiosas para el organismo. Estaba del copón. Estuve más de media hora en remojo, después salí y me di una ducha en otro foco de infecciones varias, le quité las hormigas y arañas a mi ropa, me la puse y me marché super-contento. Qe sepáis que no hay foto con mi tanga tigretón. Di el paseo de vuelta al pueblo y cuando iba de regreso al barco apareció el patrón, el cual aprovechó para visitar a alguien por allí.

De allí nos fuimos al otro lado del lago (estábamos en el noroeste) para visitar Maing Thauk, en donde quería ver un puente de madera enorme que tienen ya que medio pueblo está sobre el agua y el otro medio en tierra firme. Supuestamente tienen un monasterio muy bonito en la colina pero como ya ando hasta los mondongos, pasé de subir y me centré en el puente y en los alrededores, con campos de arroz en diferentes fases que me fascinaron y en los que hice algunas fotos que espero que estén chulas. Fui de un extremo del puente a otro y al rato, mientras descansaba y disfrutaba del silencio aparece una joven que llegó en barca. Me hizo el clásico: gelou, jau ar yú?, güer du yú cam from? y mi padre tiene un restaurante ahí enfrente, ¿quieres venir a comer? Como no tenia ganas de complicarme y contarle mi vida, le mentí y le dije que ya había almorzado. En eso aparecen tres viejos más arrugados que la chaqueta de pana de Felipe González y ella tradujo sus preguntas. Como vio que no iba a consumir en el bar de su padre, se piró. Yo seguí allí descansando y disfrutando de la aldea flotante y cuando me cansé comencé a caminar por el puente de vuelta a mi barco pero el capitán me vio y se acercó a recogerme. Saludé a los viejitos al pasar junto a ellos con la planeadora y respondieron a mi saludo, lo cual intrigó a mi barquero.

Las distancias en el lago son largas y aunque no lo parezca, entre pitos y flautas ya eran las tres menos cuarto (y comenzamos a las siete). Ya estaba cansado y solo me quedaba una parada, al sur del lago en Nampan para ver la Pagoda Alodaw Pauk y allí fuimos, tras casi una hora de viaje cruzando el lago de norte a sur. Este templo está sobre el agua y es uno de los más viejos del lugar. En su interior hay cuarto Budas y uno de ellos tiene una gema del tamaño de un pedrolo incrustada en su cuerpo. Tras verlos y hacer las fotos de rigor e ignorar a los vendedores, el guía me dijo que por allí cerca hay otra Pagoda en una montaña pero le dije que se la metan por donde no les quepa y que me llevara al hotel, al cual llegué a las cuatro y media. Después, baño de casi una hora, cena y de vuelta al Coccoon para acostarme temprano ya que al día siguiente me iba del lugar a las siete y de nuevo tenía que madrugar. Y así acabó mi estancia en el lago Inle ??

El relato continúa en Del lago Inle a Yangon

5 respuesta a “Recorriendo el lago Inle”

  1. Me parece a mí que todos haríamos como Virtuditas y no pisaríamos semejante sitio ni por casualidad. Te has lucido en esta parte del relato, tronchante, tío.

  2. sulaco, capullito de alhelí, cuando quieras pedirme en matrimonio ya sabes, estoy dispuesta a que me mantengan sin dar palo al agua de por vida, y te pongo todos esos consejitos por escrito, pero al revés, para que te sigas metiendo en esas inmundicias de sitios y me dejes viuda prontito 😉 sin acritud, por supuesto!

  3. Ya me imaginaba que el algoritmo de Virtuditas no sentaría nada bien …

    Cambiando de tópico, igual han notado que he eliminado el texto de la parte superior de la página y modificado las imágenes para que aparezca sobre ellas.

  4. A mi me ha sentado genial, siempre es agradable estar tan presente en los pensamientos de alguien, aunque sea para llevarme la contraria 😉
    PD.- esto significa que lo del matrimonio nada? yo que ya hacía cuentas por haber pillado cacho….

Comentarios cerrados.