Reformando esta mi casa

Estos días ando liado con el rediseño de la bitácora. Después de un año de paz y tranquilidad me apetece cambiar su aspecto de una forma un poco más drástica y visto que no he podido encontrar nada ya hecho que me convenciera me lo estoy currando a base de palos y tropezones. El resultado final promete ser cutre y burdo pero es lo que tiene no ser un diseñador web profesional, que uno hace lo que puede con las herramientas que tiene pero nunca es suficiente y más si tenemos en cuenta que aquello que alguien con los estudios pertinentes puede ensamblar en unos minutos a mí me toma horas y horas con momentos de terrible frustración.

Espero acabar el domingo con este capítulo de mi vida. Saltaremos del formato 800×600 a 1024×768 y volveremos a tres columnas en lugar de dos, con las dos barras laterales reunidas en el lado izquierdo de la pantalla. No entiendo por qué le gusta tanto a la gente que hace temas para las bitácoras el poner las barras a la derecha, siempre me ha molestado bastante porque procesamos la información de arriba a abajo y de izquierda a derecha pero imagino que yo soy el raro y los demás tienen razón.

Así que acabo con esta pequeña pausa para despejar mi cabezón y dejar que las ideas vuelvan a fluir y me enfrasco de nuevo en esta tarea tan tediosa.