Regreso al futuro III – Back to the Future Part III

Regreso al futuro III - Back to the Future Part IIIRegreso al futuro II – Back to the Future Part II realmente no hacía honor a su nombre ya que cuando la película acaba, Marty McFly está en 1955 atrapado y una de las versiones de su amigo está en 1885 y la otra con él. El trailer prometía llevarnos a un lugar increíble y que no habíamos visto y como la segunda y la tercera parte se hicieron juntas, a nadie le sorprendió que al acabar la segunda, incrustado en la misma antes de los títulos de créditos, tuvimos el trailer de Back to the Future Part III, la cual en España se tituló Regreso al futuro III y se vino a estrenar unos diez meses después de la segunda parte.

Al julay retaco y al del pelo blanco se les une una pava con chimpún

Comenzamos con Marty McFly en 1955. El chamo recibirá un mensaje que le permitirá saber a dónde tiene que ir y lo que tiene que hacer para rescatar el DeLorean y prepararlo para un nuevo viaje en el tiempo, que debería haber sido para regresar al futuro pero que acaba siendo para ir a 1885 y salvar a su amigo. En el lejano Oeste, las cosas se le tuercen por su tozudez y su incapacidad para salir airoso cuando lo retan. Mientras, su amigo se encoña de una chama y se plantea dejarlo todo para seguir con ella y darle mucho chimpún. A falta de tecnología para poder alcanzar la velocidad que necesitan para el salto en el tiempo, usarán un tren que raptarán por allí cerca.

La tercera encaja en el argumento de una manera más ligera que la segunda ya que no trata de reparar desaguisados ocurridos en alguna de las líneas temporales que tenían sino viajar atrás en el tiempo y salvar a un amigo. En ese sentido la película es más emocional, es sacrificio y amistad y de refilón, amor, el que siente el personaje de Christopher Lloyd por la mujer que interpreta Mary Steenburgen. Dado que en esta trilogía estábamos super-acostumbrados a las patéticas interpretaciones femeninas, ella, sin ser un pedazo de actriz de Oscar, sobresale y deja aún más en evidencia a la pobre Lea Thompson, a la que vemos cerca del final cometiendo otro atentado contra la actuación. Por lo demás, el guión es divertido, está lleno de acción y momentos cómicos y chorras como cuando salta al pasado y sale justo delante de un grupo de indios que parecen perseguirlo y que después resulta que huyen de blancos. Bien mirado, esta es una de las primeras películas cómicas del oeste que vi ya que ese género, en aquellos años, era como muy serio y de sub-intelectuales de GafaPasta. La película nos lleva hacia el final perfecto en el que cierran la trilogía, enganchan todos los argumentos y lo dejan todo atado y bien atado. Aunque es un peliculón, con la tercera siempre he tenido la sensación de que depende demasiado de las otras dos, no es capaz de aguantarse por sí sola, siempre necesita de las dos anteriores para que la trama tenga algo de lógica. Pese a ello, sigue siendo un entretenimiento fabuloso y demuestra que cuando se quiere, se pueden hacer trilogías de calidad con material original y sin matar la idea.

Pese a los años, sigue siendo un peliculón que agrada tanto a los miembros del Clan de los Orcos como a los sub-intelectuales de GafaPasta.

peliculon

Una respuesta a “Regreso al futuro III – Back to the Future Part III”

Comentarios cerrados.