Relacionado con

Yo prefiero que me corten las uñas negras de los pies, esas que macero con cuidado y que han crecido lo suficiente para poder agarrarme a un tronco como un aguilucho sin problemas, prefiero perderlas a decir eso tan terrible de Mi keli es tu keli. Cada vez que he vomitado esa frase en un acto de soberana estupidez, se me ha llenado la choza de ocupas que entran fácilmente pero no veas lo que cuesta convencerlos para que se vayan.

En Distorsiones, lugar en el que Nada es lo que parece y aclamado universalmente como el mejor blog sin premios en castellano, la acción que se corresponde con el mi keli es tu keli es un lugar en la barra lateral, que hoy en día está en la parte derecha de la página pero que en cualquier momento puede saltar a la izquierda, en el que se invita a suministrar una dirección de correo electrónico para que ésta mi keli digital y tal y tal se chive y te haga saber que he actualizado la bitácora. Hasta esta semana, ese sistema lo hacía un módulo de una serie de herramientas llamadas jetpack y creadas por la misma basca que hace el WordPress, el motor que mueve mi blog. Ese módulo, el de las subscripciones, lleva meses petando y aunque lo han mirado de pé a pá, no han logrado solucionar el problema. Por eso, porque mi bondad es tan grande que redefine el concepto de infinito, esta semana instalé un programilla o eso que en inglés se llama plug-in y que mi cerebro traduce siempre como enchufar y me recuerda a todos esos familiares y amigos de politicastros españoles mamando de la teta pública a destajo, el cual viene a hacer la tarea que el otro se niega a realizar solo que de forma más sencilla.

Relacionado y apúntate, apúntate

Como me conozco a la parroquia y sé que alguno se muere de ganas de mandarme un emilio o dejar un comentario diciendo que no saben como hacerlo y como es bien sabido que un pantallazo vale más seis letras, en la imagen anterior se puede ver la caja en la que aquellos seres humanos que vivan pendientes del blog pueden dejar su correo para que el sistema les mande continuamente mensajes espartanos con un enlace, ya que esta nueva y avanzada tecnología es algo rácana en cuanto a lo que puedo poner. En el mismo pantallazo y a la izquierda se puede ver algo que descubrí de casualidad en el jetpack y que he activado. Hay una cosa que mediante un hechizo que no puedo explicar añade tres anotaciones relacionadas a cada cosa que escribo. La magia de la selección es de tal calibre que no me he podido resistir a revisitar algunas de mis más aclamadas obras en el Hembrario para ver lo que podía estar relacionado con ellas.

Cosillas relacionadas con calientapollas

Resulta que cuando escribí aquel clásico titulado Callientapollas, en mi mente lo que se escondía eran ideas sobre los aparcamientos de bicicletas de Amsterdam, el metro de París y alcanzar cierto nivel de dominio del neerlandés o al menos eso es lo que esta magia de lo relacionado ha decidido, o quizás esa cosa tiene claro que abundan las Callientapollas en el metro de la capital de Francia, en los barcos para aparcar bicicletas de Amsterdam y en los cursos de idiomas holandés, aunque esto último igual es cierto si recordamos a La más molona, también conocida como LaMasmo.

Relacionado con empenenadas

Otra asociación fabulosa y épica es la de Empenenada, que resulta que es muy de flores y pagodas birmanas. Esto promete desvelar los intríngulis de mi ya corrupto cerebro …

6 opiniones en “Relacionado con”

  1. También a mi me había llamado la atención lo que salía en “Relacionado”…. sobre todo porque, a no ser que sean anotaciones de la misma serie, y dado que tu cerebro es un poco difícil de entender (ahí lo dejo) no sé que clase de mente enferma habrá sido capaz de sacar un algoritmo que relacione algo automáticamente… promete mucho…

  2. sulaco, acabo de mirar la anotación, por curiosidad…. DIOS!! Cuanto tiempo llevo comentando????Estoy enferma!!!

  3. Si no fuera porque sigo estando buenísima, me deprimiría. 😛
    Ah, y el tiempo no pasa solo para mí, sulaquito….

Comentarios cerrados.