Resumen del año 2014

Cada año que pasa es un capítulo que cerramos en el gran libro que conforma el mejor blog sin premios en castellano y uno nuevo que comienza y en el preámbulo del nuevo, siempre dejo algo de espacio para mirar hacia atrás y ver como fue el ciclo anterior en el lugar en el que Nada es lo que parece. Por aquello de incrementar en un nivel el grado de recursividad existente, esta anotación es la novena edición, con lo que los nuevos pueden mirar hacia atrás y ver como ha ido evolucionando en los años 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013.

Obviamente, este NOVENO resumen anual está lleno de un montón de información superflua y de nulo interés, pero ese es al fin y al cabo el objetivo final de Distorsiones.

Once años de estadísticas

Once años de estadísticas, originally uploaded by sulaco_rm.

En el año 2014 escribí setecientas ochenta y siete anotaciones, continúo con mi legendaria regularidad por encima de las dos anotaciones diarias y he logrado escribir cincuenta y seis más que el año anterior. Entre todas ellas, tenemos dos mil cuatrocientos noventa y tres comentarios, es decir, yo escribo más y hay treinta y nueve comentarios menos, lo cual sirve para demostrar a los incrédulos que este género está ya de capa caída. La media de comentarios fue de 3,17 por anotación, o sea, el de Genín y quizás algún otro de cuando en cuando. Aunque escribí más, la media de letras por anotación se redujo ligeramente y quedó en tres mil ochocientas veinticinco o ciento treinta y nueve letras menos por anotación que el año previo. El total de todo lo escrito fue de TRES millones, diez mil quinientas cincuenta y siete caracteres, un número bestial. Si lo comparamos con la Biblia, por nombrar un superventas conocido por todos, el año pasado si fuera un libro tendría el 84% de grosor de la Biblia y si sumamos todos los años que llevo populando la bitácora, resulta que he escrito siete Biblias completas y estoy a punto de acabar la octava.

Estas son las 5 personas que han comentado más a lo largo del año:

  • Gení­n – 864 comentarios (+39)
  • Darliz – 326 comentarios (+246)’
  • Virtuditas – 311 comentarios (-32)
  • Huitten – 230 comentarios (-304)
  • Jc – 82 comentarios (+17)

Como sucede año tras año, Genín es el amo del mundillo de los comentarios y ha incrementado el número de los que dejó, comparándolo con un año antes. Darliz se recuperó del descalabro del 2013 y recuperó la segunda posición, gracias sobre todo a que Virtuditas trabaja media jornada y se pasa todo el día metida en la cama sin ganas de comentar y está poco a poco aflojando. En cuarto lugar Huitten desciende significativamente y Jc aumentó un poco el número de comentarios que dejó.

En enero tuvimos la sobredosis de resúmenes y también mirábamos un poco la historia del aspecto de esta bitácora en Más de diez años de temas en Distorsiones, fui testigo de un descarrilamiento de tren en Retrasos inesperados, llegué al final de un proyecto que ha durado años y algunos amigos me visitaron para una de esas Cenas de invierno en casa que te dejan cambao y en la que recibí El regalo perfecto.

En febrero hablaba de Otro fin de semana en Málaga con Sergio, Evelyne y su familia, celebrábamos Más de diez años de cine en Distorsiones, un tema que está en el corazón del blog y que aporta casi todo el contenido de los fines de semana, ponía mi receta de Pan de molde integral con miel, arándanos rojos y pipas y me informaban que soy Asmático del coño y ando Como un jacoso y al final del mes comentaba que había sido Un invierno raro.

En marzo hacía mi tradicional quiniela de los Oscars en la que peto un montón, teníamos Los primeros avistamientos, hablaba de las Elecciones locales, bastante distintas a las españolas y decía las boberías habituales en Algo de orden dentro del caos, aparte de comentar El salto inesperado a Estambul y lo de Viajando a Estocolmo.

Abril fue el mes en el que llegó al cine Divergente – Divergent, otra de esas sagas juveniles de la que soy fans y fue el mes en el que tuvimos Otra conjunción extraordinaria e increíble. Como no paro la pata, andaba liado Llegando a Riga y contando ese viaje, hablando de mi nueva Moka express de Bialetti y también contando el viaje que comenzó Pateando por Bolonia y que me llevó también por Rávena y Verona.

Mayo transcurrió mayormente con el relato de mis vacaciones en Asia, el cual comenzó en Otro de esos saltos gigantescos y siguió durante todo el mes. En esa época, Por más que corro no me pillo. Del relato por Kuala Lumpur y Tailandia merece la pena recordar el día en Elephants World.

Junio siguió con el gigantesco relato del viaje, el cual concluyó en El larguísimo regreso a casa y en Asia 2014 tenemos el vídeo con una pequeña selección de las fotos que hice por allí. Me fascinaron los Sillones del amor en un cine en Bangkok y ese mes fue El último día en el viejo edificio en el que trabajaba hasta que nos movieron al horrendo espacio abierto que tantos problemas nos está dando.

En julio aflojé el ritmo y entre las cosillas que tuvimos estuvo el anuncio del día del desarrejuntamiento de mi amigo el Turco, seguía de boberías en No me cuentes y Sin miedo pese a haber volado en la ruta del avión que fue abatida en Ucrania. En esos días también estaba ocupado con Moras y zarzamoras y preparando mermelada.

En agosto teníamos otra de esas Comilonas veraniegas, en ¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán! lamentábamos la marcha de un gran actor, tenía Otro de esos fines de semana que parecen suceder con frecuencia y hablaba de Jiñotes y Más jiñotes, uno de mis temas favoritos. Acabábamos el mes con Una semana en Gran Canaria.

En septiembre veíamos El nuevo ala este de césped, anunciaba mi ajeteadro meneo otoñal, teníamos el resultado de 2 Ajax – 1 Heracles en el partido al que fui con el Rubio y la Unidad Pequeña Número 2 y pasaba por el Photokina 2014 en la ciudad alemana de Colonia y en el viaje de vuelta me crucé con La tipa del tren.

En octubre tenía La primera clase del quinto curso, un Diem horribilis y en Siempre acabo complicándome la vida planteaba mi reto fotográfico, el cual superé ampliamente. En ese mes tuvimos la tradicional escapada al Bokbierfestival 2014 con mi amigo el Moreno y mi vecino conseguía el milagro de La recuperación de la Lapoya.

Noviembre fue el mes más jodido por la falta de tiempo y en el mismo estuve Viajando a Varsovia y pasando allí unos días, presenté en sociedad a La Zarrapastrosa, fui Desde Holanda a Pisa y desde allí a Lucca, me cagué en todos los muertos de Tolkien por El jodido trailer ese y el mes acababa con El comienzo de la escapada a Vilna.

El año acabó en diciembre con unos Zapatos para Sinterklaas, estuve Visitando Hamburgo un fin de semana, tuve un Un catastrófico viaje a Roma y La última sesión del año con mi amigo el Rubio antes del palizón que me doy Viajando a Gran Canaria por Navidad con el grupo liberia y desde allí teníamos un Análisis estúpido antes de cerrar el año y este capítulo con el tradicional ¡Feliz año 2015!.

Otra vez tuve un año muy variado, con muchísimos viajes y aventuras que sirvieron para escribir cosillas y seguir engordando la bitácora. Esperemos que en el 2015 continúe la racha.

13 respuesta a “Resumen del año 2014”

  1. Tienes razón, y los números cantan, esto de los blog está en relativa decadencia, y digo relativa porque con los que quedamos, me conformo. Lo cierto es que yo también estuve repasando las listas de comentaristas de años atrás con este 2014 y a pesar de las nuevas incorporaciones a mi blog, se queda uno alelado de la cantidad de gente que ha desaparecido. He de confesarte que habiendo tan poco movimiento y deseoso de complacer a mi familia Belga, en estas fiestas entré en mi vieja e inmóvil cuenta del caraculolibro y me quedé acojonado de la cantidad de desertoras -féminas sobre todo- del mundo blog que me encontré en FB, me llevé un montón de alegrías y también las di yo, pero la verdad es que sigue sin convencerme el FB, de momento entro unos minutos al día y no se que pasará, aunque no lo creo, lo mismo me engancho porque hay cantidad de gente amiga con la que me gustaría seguir relacionado y como bien dices el blog va cada vez a menos y me ocupa mucho menos tiempo las visitas porque las publicaciones de entradas nuevas van para abajo en picado, en fin, la vida dará la respuesta, yo no voy a forzar el tema en ningún sentido, está claro 🙂
    Salud

  2. Genín, por suerte yo soy mega-egocéntrico y seguiré con mi bitácora por y para siempre jamás, pero también tengo claro que llegará un día en el que la sección de comentarios deje de recibir porque la gente no escribirá en ellos.

    La diferencia entre una bitácora y el CaraCuloLibro o cualquier otra red social es que aquí la conversación es relativamente privada, pones el alia que te sale de la pipa y nadie sabe como es tu nube de amigos, familia y demás. En el otro lugar, todo está enlazado, lo saben todo de ti y los tuyos y lo venden para hacer dinero con publicidad.

    Imagino que hay cierto grupo que lee la bitácora por el contenido sindicado (RSS), aunque no tengo ni idea de cuántos pueden ser, hay otros (29 a día de hoy) que reciben un correo directamente cada vez que escribo algo porque se han subscrito al blog por correo electrónico y no me sorprendería nada si hay uno o más de uno que copia y pega descaradamente en el CaraCuloLibro.

    Lo bueno de tener un grupo pequeño y silencioso es que no afecta a tu libertad para decir lo que quieres, cuando quieres y como quieres decirlo. Eso, para mi, no tiene precio.

  3. Si, tienes razón, pero también en el FB dices lo que te sale de las bolas, es sorprendente como los «amigos » se multiplican en plan regla de tres compuesta…jajaja
    A pesar de que yo no acepto a nadie que no conozca, da igual, salen amigos de debajo las piedras, luego están los vídeos que la gente cuelga de sitios insospechados, a mi me resultan divertidos muchos de ellos, las campañas que se forman, por ejemplo, hay muchos amigos y amigas en mi FB que son venezolanos de la época de los extintos foros de amistad de Terra, exiliados en diversos países y que odian al chavismo, como es lógico, pues le tienen la guerra declarada a Podemos y es bastante divertido. No me sorprendería encontrarme cualquier día con Waiting a quién echo de menos 🙂
    En fin, yo sigo con mi blog que sigue siendo mi preferido, pero mientras me entretenga, echaré un vistazo a mi FB de vez en cuando, sin obligaciones, y si me canso, hago como antes, lo ninguneo y en paz 🙂
    Salud

  4. Genín, el problema es cuando es tan público que en tu trabajo también pueden sacar información sobre ti desde ahí. No es solo lo que tu pongas sino con quien te juntas. Es un arma muy peligrosa que a menos que seas extremadamente cuidadoso, puede ser usada en tu contra. Por alguna extraña conjunción, yo me muevo con un montón de gente que lo detesta y que o no tienen perfiles o no los usan para nada. También soy de los que no miro demasiado hacia atrás y no canso mi cerebro recordando amistades pasadas.

  5. Si, en tu caso es comprensible, pero en mis circunstancias, a mi me la suda 🙂
    Yo si recuerdo a mis amistades, por años que pasen, no es mirar atrás, es recordar con agrado, a no ser, claro, que ya no sean amistades, aun así, sin querer, surge el recuerdo 🙂
    Salud

  6. Ojalá me pasara más tiempo en la cama (`pa lo que fuese necesario), pero no tengo ni un minuto de respiro…. si tuve que pedir la media jornada fue precisamente porque no me daban las horas del día, no eres el único que tiene una vida movidita, solo que los demás no la aireamos a dos anotaciones diarias 😛
    Y esta temporada de Navidad, peor ha sido. Me conservan en buena forma, no hay duda.
    Sulaco, sinceramente creo que me voy a meter en jarana diciendo esto, pero también creo que el feisbuk en concreto, te deja más privacidad que tener un blog totalmente accesible para todo dios, al menos allí se puede limitar el acceso a los contenidos que uno ponga y la gente que puede verlos, aquí no. Aunque tampoco es que yo sea experta en el tema, y ahora me caerán palos por decirlo…

  7. Virtuditas, como se nota que ya son más de las once y nos hemos levantado 😉

    El blog no está de ninguna manera enlazado a mi nombre. Por no haber, no hay ni constancia mirando el registro del dominio (distorsiones-puto-com) y no permite estudiar mi red de contactos, que es algo de lo que usan y abusan en el CaraCuloLibro y en el LinqueIn. Por ejemplo, en ese último, que si estoy, los de recursos INhumanos de mi empresa pueden mirar mis relaciones profesionales. Por desgracia para ellos, soy muy pasivo y solo acepto invitaciones y únicamente de gente que conozco y con la que mantengo trato y entro dos o tres veces al año como mucho.

  8. Que graciosete que eres… así que eres muy pasivo, mira, yo no lo hubiese dicho… *tos* *tos*

  9. SIP, soy una gran decepción. Todo el mundo esperaba que me convirtiera en una de las putas del linqueIN, título que se consigue cuando tienes más de quinientos contactos y no creo que llegue ni a setenta y porque he aceptado las invitaciones ya que no me veo activamente buscando fracasados para incrementar mi red.

  10. Genín – 864 comentarios

    O_o!

    Por lo que veo Genín dispara a todo lo que se mueve.

    Por cierto, ¿por qué no sindicas tu blog en wordpress como hace este otro bloguero para obtener a final de año un resultado vistoso?

  11. ¿y quién te dice que no lo recibo? Lo que sucede, es que es más falso que Judas. Según wordpress, escribí 921 anotaciones, lo cual es falso. A partir de ahí, el resto de los datos es igual de falso, algo fácilmente demostrable cuando miras directamente en la base de datos, gracias a scripts más viejos que Matusalem que tengo guardados y ejecuto cada año. Por eso no uso el wordpress, porque la información NO es real.

  12. Claro que sí Genín, menos mal que estás tu para darle vidilla a los comentarios de este blog.

Comentarios cerrados.