Righteous Kill – Asesinato justo

Righteous Kill - Asesinato justoA veces por abusar de la vaca y tratar de sacar leche de donde no hay pezón se cometen tropelías infames. La verdad que no sé si aquí la culpa fue del director ciego, de la codicia de los actores o de la estupidez de los productores pero lo cierto es que la palabra decepcion le viene como anillo al dedo al a película de la que quiero hablar, llamada Righteous Kill y que se estrenó en España en otoño como Asesinato justo.

Dos julays comemierda hacen el ridículo intentando hacerse pasar por chavales

Dos polis maduros compiten con dos polis jóvenes tratando de resolver un caso de un asesino en serie que parece ser policía y todos los dedos apuntan hacia uno de ellos, el cual no se lo toma muy bien.

Por Dios, ¿quién coño tuvo la genial idea de poner a dos tíos con sesenta y pico tacos haciendo de policías de cuarenta y algo? Esta película debería clasificarse como ciencia ficción de la mala. Dos ancianos han de levantar pesas y correr como galgos sin tener ni edad ni cuerpo para ello y encima aparentando tener por lo menos dos décadas menos, aunque las arrugas de sus caras señalan más bien cinco años más de los que yo les pongo. Por agarrar el dinero y poderse pagar unas cuantas putas los grandes actores Robert De Niro y Al Pacino vuelven a trabajar juntos después de más de diez años y total pa’ cagarla. El guión se puede catalogar como un pedazo de mierda y no nos estaríamos desviando demasiado de la definición correcta. La historia es estúpida, enrollada e imposible de seguir, salta de un lado a otro sin orden alguno y después de un rato hace que te desintereses. Las interpretaciones de los dos estrellones son de puta pena, arqueando cejas y con primeros planos para demostrarnos lo demacrados que están y lo absurdo que es el ponerlos como policías ya que deberían estar retirados cuidando a sus nietos. Las frases que sueltan son estúpidas en grado sumo, hay veces que sientes vergüenza ajena por ellos y para empeorarlo todo, la fotografía y la dirección tienen un tufo a telefilm malo de tarde de domingo que asusta. Aburre desde el comienzo hasta el estúpido final que pretende ser inteligente y que se veía venir desde casi el segundo plano. Toda una mierda que espero que haya servido para pagar muchas putas a los que cobraron porque a nosotros, los espectadores, solo nos ha valido para reírnos de dos señores que no se merecen manchar sus carreras de esta forma.

Por suerte ya no la tendréis que sufrir en cines pero yo no os recomiendo ni que paguéis en un videoclub. Esperad a que llegue a una tele cualquiera y la pongan una noche en la que por desgracia no tengáis nada mejor que hacer.

03/10