The Rover

The RoverHace ya casi un mes fui a la filmoteca a ver una extraña película que parecía mezclar drama con un futuro de la humanidad patético tirando a truscolán, un mundo empobrecido y violento como sería truscoluña de ser nación. No me esperaba demasiado de la cosa pero me enganchó como una perra en celo y al final me lo pasé muy bien en el cine con esta película. Se trata de The Rover y por descontado, no tiene fecha de estreno en España y es muy probable que nunca lo haga, ya que no se han hecho los productos de calidad para la boca de los Orcos.

Un julay que sale de casa a tomar un trago acaba persiguiendo a una banda de orcos para que le devuelvan su carro

En un mundo en decadencia que al parecer se colapsó una década atrás por una de esas crisis económicas a las que estamos acostumbrados, la gente malvive como puede y un chamo se acerca a algo que parece una especie de bar a tomar un vaso de agua. Mientras está dentro unos chamos delincuentes le roban su coche y el tipo se rebota todo y comienza a seguirlos. Más tarde, captura al hermano de uno de los ladrones y entre ambos se crea una extraña relación que no lleva a ponerle la pierna encima al otro pero que no se comprende. Los dos irán en un viaje largo y complicado por lo que queda de Australia buscando a los ladrones y en ese camino se toparán con todo tipo de seres extraños.

Lo dicho, me esperaba muy poco de esta película y resultó que es un drama intenso con violencia, crimen, castigo y todo lo demás. Además, aliñada con el maravilloso y dulce acento australiano que se perderá en los doblajes. La historia es prácticamente monolítica y no pierden tiempo explicándonos como llegó el mundo a esa situación o con absurdas y tediosas tramas secundarias para que veamos como se desarrollan los personajes secundarios. Aquí solo existe el mundo de los dos protagonistas, lo cual ayuda a meterte en su mundo y disfrutar con la historia. Guy Pearce hace un excelente trabajo como el hombre al que le roban el coche y que quiere recuperarlo, no se sabe si con o sin venganza pero se le ve capaz de elegir ambos caminos y Robert Pattinson resulta que puede actuar muy bien y aquí es un joven delincuente dejado atrás por su hermano y compinches que parece cambiar de bando y agruparse con la víctima, que es quien lo rescató y mantiene con vida. Entre ambos hay un montón de química y tienen varias escenas sin diálogos abundantes pero con acción y planos fabulosos, todo aumentado por la espectacularidad de los escenarios australianos. La película no tiene demasiadas concesiones con los espectadores, es turbia y dañina, lo cual en este caso es fantástico. No parece haber nada positivo en este mundo de supervivientes, todo es malo o malísimo o incluso peor y aún así, parece que en el mismo también te puedes encontrar con gente buena. Con un buen guión, un director que supo manejar la historia y un par de excelentes actores, es una pequeña joya a descubrir.

No apta para miembros del Clan de los Orcos ya que colapsaría sus dos neuronas. Perfecta para sub-intelectuales de GafaPasta hambrientos de buen cine y para aquellos que disfruten con productos de calidad.

Una respuesta a “The Rover”

Comentarios cerrados.