Running Scared

Running Scared Antes de marchar de vacaciones a España fui al cine a ver Running Scared, una de esas sorpresas que caen de cuando en cuando y de las que no sabemos nada hasta que entramos en el cine y salimos flipando. La daban en la sesión de los lunes, los sneak preview a los que suelo acudir con el boss. El no andaba muy convencido pero al final logré engatusarlo y después de cenar con unos colegas del trabajo y tomarnos unas cervezas nos fuimos al cine.

Ya en la escena inicial te quedas como soldado a la butaca y no sales de tu asombro hasta que acaba la película. La historia trata de una sucesión de eventos encadenados que giran alrededor de un gilipollas medio retardado que sucede ser un intelectual de la mafia y que por cagarla hasta el fondo se ve metido en un lío de proporciones dantescas por culpa del hijo de puta del hijo del vecino y del puto de su hijo, que los dos chiquillos por ser incapaces de follar con una buena chocha optan por joder al chuloputas mafioso y lo llegan a joder bien jodido.

No quiero contar mucho más porque os chafaría la película pero tiene un ritmo trepidante, las escenas se suceden sin piedad y los eventos nos llevan de la mano hacia un final de puto infarto. Es una mezcla extraña que roba de un montón de sitios, un poquillo del cine del Tarantino, otro del cine británico de delincuentes, algo del cine de gángsters y también de aquellas películas que se hacían hace unos años en las que se presumía que los espectadores tienen cierta capacidad intelectual y se les dejaba descubrir las cosas por sí mismos sin tener que masticarles toda la puta historia para que sean capaces de entenderla, algo que sucede hoy en día prácticamente sin excepciones.

La dirección de Wayne Kramer es soberbia. El hombre tiene un control absoluto del ritmo de la historia y sabe en todo instante como sorprendernos y escandalizarnos. Además de la dirección es el autor del guión. De los actores me quedo con Paul Walker un hombre que hasta ahora no había llamado mi atención pero al que pienso seguir desde ya porque ha bordado el papel de matón fracasado y en apuros. Hay mucha otra gente en papeles de esos que se recuerdan durante mucho tiempo y el trabajo de todos hace que salgas del cine excitado y encantado de la vida por haber visto una pequeña joya.

Si te gusta el cine de acción, las historias rápidas que te dejan sin aliento y tienes al menos tres o cuatro neuronas operativas, esta es una de esas películas que no puedes dejar pasar.
gallifantegallifantegallifantegallifante

Technorati Tags: ,