Salón en el Museo Archeologico Nazionale di Napoli

Salón en el Museo Archeologico Nazionale di Napoli

Arrancamos una nueva serie y nos acercamos a Nápoles, ciudad italiana que muchos creen que es famosa por la Camorra pero que esconde un montón de tesoros arqueológicos y los originales de la mayor parte de ellos están en el Museo Archeologico Nazionale di Napoli. Para mí, haber estado en primer lugar en el museo fue un acierto, sobre todo si piensas ir a Pompeya y Ercolano, ya que muchísimas cosas de esos lugares están expuestas y explicadas en el museo. El edificio lo mandó a construir Carlos III (palito-palito-palito), rey de España incluyendo por desgracia truscoluña, la tierra esa de rufianes que al parecer desde nunca fueron país y que se creen tan superiores a nosotros y no son capaces de explicar como unos seres inferiores los han dominado, ninguneado y robado durante tantos milenios. Confío que su estupidez no sea contagiosa porque ya está el mundo lo suficientemente lleno de lerdos. Regresando a Nápoles, casualmente me quedé bastante cerca del museo y como llovía que no veas, fue mi primera parada turística. Me he propuesto hacer una serie ligera así que no pondré fotos de los tesoros que esconde el museo. Para sacar el máximo partido al lugar, la audioguía es obligatoria. Su colección, incluyendo la colección Farnese es tan espectacular que está reconocido como el más importante museo arqueológico del universo conocido (excluyendo truscoluña). Si lo que quieres es ver artefactos y estatuas de la época Romana, Griega y el Renacimiento, no hay lugar mejor. El museo tiene una sección dedicada a la pornografía en los tiempos romanos que te hará llorar de pura emoción al descubrir que tu secreta colección de cosillas que has descargado de Internet es mucho más variada que lo que tenían hace dos mil años, cuando tenías que convencer a alguien que hiciera una figura con cosillas sucias e inadecuadas y después te la tenías que cascar el resto de tu vida mirando la misma estatua ocasión tras ocasión. Demos gracias a todos los dioses por Internet y el fácil acceso al porno que nos ha traído.

7 opiniones en “Salón en el Museo Archeologico Nazionale di Napoli”

  1. Me encantó este museo y eso que me costó encontrarlo (tengo una orientación nula). Le preguntamos a un montón de gente, incluidos policías y todos nos enviaban al museo diocesano (que no me gustan nada, porque eso de ver las ropas que se ponen los curas no me pone, la verdad) y el policía tuvo que preguntarle a un taxista y por fín nos dijo dónde está. Fue increíble, tienen un museo maravilloso, de los mejores del mundo, con toda Pompeya y ERcolano allí metidas y una colección de escultura estupenda y nadie de allí sabe dónde está. En fín , Italia, por eso me encanta.

  2. Es que yo tenía el hotel en el centro y decían que no estaba lejos. No cogí el metro en Nápoles, más que nada porque me daba miedo.

  3. El metro era muy seguro. Había más peligro con los chamos en las esquinas y las rumanas y albanesas en la línea de tren a Pompeya y Ercolano.

  4. Yo es que llevaba el bolso como grapado al cuerpo. Es verdad que el tren también daba miedo. A lo mejor la gente era más buena que tó, pero es que había unos pintas que asustaban.

  5. No creo que la gente sea tan buena cuando la chica de la casa en la que me quedé me advirtió en multitud de ocasiones y me dijo que cada dos por tres le atracaban a sus huéspedes por las calles. Me advirtió contra salir de noche e incluso con llevar mi pasaporte conmigo para así no perderlo.

Comentarios cerrados.