Sarah

Sarah

Sarah, originally uploaded by sulaco_rm.

Cuando a veces pienso que me estoy repitiendo todo el tiempo es porque en realidad me estoy repitiendo continuamente. Hace ya un buen puñado de lunas, concretamente en septiembre del año 2006 explicaba una de las más peculiares Costumbres holandesas. Regresé al tema con una foto más espectacular en septiembre del año 2007 en la anotación el día que ves a Abraham y un par de años más tarde teníamos a Abraham en bicicleta y finalmente en marzo del 2011 veíamos a Abraham a lo grande. Aunque he nombrado a Sara o Sarah, hasta ahora no había puesto ninguna foto. Uno de los días de esta semana paseando por Hilversum a la hora del almuerzo me tropecé con la gigantesca Sarah de la foto de hoy, situada en la puerta de un edificio de oficinas. En base a los tetones que se gasta en plan Afrodita-A deduzco que tiene hachazo y no aleta de tiburón. En la cabeza se puede ver el 50 que recuerda a todos y cada uno de los que entran al edificio que ese día una pobre desgraciada que trabaja allí cumple cinco décadas, diez lustros o medio siglo. Como aquí muy pocos conocen el concepto de leer las anotaciones enlazadas, repito que esta tradición holandesa viene del evangelio según Juan y más concretamente de la parte en la que dice Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?.

Todavía me río cuando me acuerdo del muñeco que pusieron en la puerta de la casa de una de mis vecinas y cuando le expliqué el significado del mismo a mis padres y fliparon en colores y hasta en blanco y negro.

2 respuesta a “Sarah”

  1. ¡Qué bueno!… Me gustan esas fiestecitas; me parecen entrañables y simpáticas.
    Me he leído todas las anotaciones a las que haces referencia, y me lo he pasado muy bien.

Comentarios cerrados.