Serenity

serenityYa dije que volvería a publicar la crítica de la película Serenity. Puesto que la escribí, aquí está. Así podréis ver lo que sucede cuando uno escribe sobre la misma cosa en dos días diferentes. Si queréis comparar buscad la anterior anotación y leedla.

La adicción tiene múltiples formas. Hay gente que es adicta a substancias químicas, a humos tóxicos, a fluídos etílicos y otros lo son a series y programas de televisión. Los llamamos seguidores, fans, pero en el fondo son adictos a un producto. Esta película es el fruto de la adicción de muchos, entre los que me cuento. Cuando la serie pasó por televisión lo hizo sin pena ni gloria. No fue el éxito abrumador que se esperraban y por eso no logró pasar de la primera temporada. Sin embargo, entre los que quedaron enganchados sucedió algo. Comenzaron a organizarse, a montar bulla y como resultado de ello alguien pensó que quizás se podía exprimir el fenómeno un poco más en el cine. Serenity es la continuación de Firefly y no se puede entender sin esta. Si nunca has visto la serie posiblemente perderás tu tiempo y tu dinero porque ambas van de la mano. Es como tratar de ver Dune sin haber leído el libro.

Serenity es la historia de un grupo de vaqueros y de las aventuras que les suceden. Son vaqueros del futuro, viven entre mundos sin ley, saltando con su nave espacial entre ellos y viviendo al límite. En la serie cada episodio es una aventura que terminará con ellos volviendo al espacio, a la Serenity, que es la nave en la que viven. La película no es más que un nuevo episodio un poco más largo y con más medios. Si eres fan, es fantástica, es increíble y culminará todas tus expectativas. Si no, te parecerá ramplona y simple. No entenderás que hay un montón de vínculos afectivos entre los protagonistas que están ahí y que podemos verlos porque los conocemos, porque hemos estado junto con ellos cuando se crearon. No notarás los guiños al espectador, las frases que despiertan recuerdos, los planos que conocemos tan bien y que desvelan asuntos que quedaban por resolver. Llegué a Serenity sin muchas esperanzas después de haber leído lo que mi amigo bleuge había escrito sobre ella y salí del cine pletórico. Fue una vuelta al cine de aventuras, a un cine sencillo y en el que no hay razones para que las cosas sucedan, porque si algo pasa es sólo para ayudar a entretenerte y ese es el gran acierto de Serenity. Es diversión sin segundas vueltas, sin que tengas que pasarte la tarde después de haber visto la película meditando para entrever la verdad absoluta de la vida.

El director de la película y también autor del guión es Joss Whedon. El equipo es el mismo que hizo Firefly, capitaneados por Nathan Fillion. Aparecen todos los protagonistas de la serie y se introduce alguno nuevo. Hay más tiempo para crear ambiente y casi al final de la película una especie de batalla espacial que a mí personalmente me dejó indiferente, acostumbrado como estoy a esas soberbias secuencias del gran George Lucas en su saga galáctica.

Sí eres fan de la serie, esta es una cita obligatoria. Si nunca has oído hablar de ella, probablemente deberías quedarte en casa y aprovechar tu tiempo y tu dinero con otras cosas.
gallifantegallifantegallifantemedio gallifante

2 opiniones en “Serenity”

Comentarios cerrados.