Shrek the Third – Shrek tercero

Shrek the Third - Shrek terceroEste verano está marcado por las series. Vemos segundas, terceras, quintas partes de franquicias de éxito que lo intentan con mejor o peor suerte. Las ha habido de todo tipo: de terror, de comedia, de acción, de superhéroes, de magos y creo que salvo una de ellas, las he visto todas. La única de la que he decidido pasar es la de un montón de julays que roban y metrosexualean entre ellos. Lo siento pero con la segunda tuve bastante. Pero no es de eso de lo que quiero hablar. Hoy nos centraremos en Shrek the Third o Shrek tercero que es como la conocéis casi todos. Imagino que a estas alturas hasta el último mono del universo sabe quien es Shrek, el ogro verde que se casó con la más guapa de la clase.

Un julay aspira a copular con princesas

Aún recuerdo cuando vi la primera película de Shrek. Era original y divertida y tenía un punto pícaro que posiblemente escapaba para los niños pero no para los adultos. Después vino Shrek 2 que aunque mostraba síntomas de fatiga seguía siendo una película excelente. Han vuelto a pasar tres años y llegamos a la tercera entrega en la que nuestro amigo ogro no quiere ser rey y para evitarlo tendrá que salir a buscar a un tal Arturo, un pariente lejano y convencerlo para que acepte el trono. Como siempre se cruzarán en su camino un montón de obstáculos y el malvado Príncipe Charming tratará de aguarles la fiesta aunque sin conseguirlo. Volvemos a tener más de lo mismo en cantidades masivas y el público lo espera con ansia. Tenemos humor, cachondeo, algún número musical y los ojitos esos del gato mirando como si nunca hubiera roto un plato. Hay un par de detalles novedosos como el joven Arturo, cuya voz en la versión original corresponde a Dustin Timberlake y que aporta algo de savia fresca. Aún así, se nota algo de agotamiento y muchas de las bromas no son tan frescas, algunas escenas se ven demasiado forzadas y aunque se deja ver y reconozco que me lo pasé bien, el elemento sorpresa ya no existe y me da la impresión que tendrán que pensar muy mucho lo que quieren hacer para continuar en las próximas dos películas o se terminará yendo al garete la serie.

Es verano, hace calor y lo que a muchos apetece es pasar la tarde en un sitio con un buen aire acondicionado. Tendréis risas, tendréis entretenimiento y si el doblaje no ha fusilado la película seguro que os lo pasáis bien. Ponedle a la patrona la microfalda, que se pinte como una harapajoe y a pasar la tarde en el centro comercial luciendo hembra y viendo una buena película.
gallifantegallifantegallifante

Technorati Tags: , ,