Shut In

Shut InEl preestreno sorpresa que ponen cada semana el martes en el cine es como la caja de bombones del acarajotado aquel que se corría todo por América y a veces pillas una peli fabulosa y otras veces, como ésta que voy a comentar hoy, te sale una mala y hasta te lo pasas bomba con los abandonos masivos del cine, ya que no todos están equipados con mi capacidad de aguante o no pueden dormirse si se aburren. La película que provocó todo este se titula Shut In y creo que tenéis un montón de suerte porque no está previsto su estreno en España, aunque decían de traducir el título como truscoluña no es nación.

Una julay las pasa putas sin ilusión ni fantasía y lo que es peor, sin chimpún

Una chama es como psicóloga tirando a parapsicóloga de Raticulín y tiene un hijo quintuplégico y tonto del culo que se le quedó así tras un accidente de coche con el que comienza todo. La chama trata a un niño y cuando este desaparece se monta una búsqueda que no veas y viene un temporal de nieve. Cuando se queda más o menos aislada en su casa con el armatoste de su hijo, allí se monta un pitote.

Esto es básicamente un telefilm de Antena triste. No es cine, es algo como televisivo. La historia es simplona tirando a peor, con un guión que adolece de todo, una dirección aburrida con escenas que solo sirven para incrementar los minutos de sufrimiento sin aportar nada y mira que con una película de noventa minutos, meter setenta de relleno es un poquito demasiado. La protagonista es Naomi Watts, que fue famosa hace cienes y cienes de meses pero que no tuvo jamás el carisma para llegar a actriz de primera línea y tampoco tiene enganche para estas cosas mediocres. Debe estar allí, como todos los demás, por el cheque que le dieron. Esto es básicamente fritanga con aceite más quemao que los fogones del infierno. El final insulta por la cantidad de sandeces que acumula, nunca se vio en la historia del cine tanta gilipollez condensada en cinco minutos.

Que algún Dios bendiga al distribuidor que no la quiso estrenar en España porque jamás se lo podréis agradecer lo suficiente. Esto lo ponen en un cine lleno de miembros del Clan de los Orcos y queman la sala. Puede provocar ceguera y muerte cerebral a los sub-intelectuales expuestos. Para ver un domingo combinada con siesta.

02/10

Una respuesta a “Shut In”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *