Silvio (y los otros) – Loro

La última vez que fui a Amsterdam para darme un empacho en la filmoteca, el objetivo principal era una película italiana de cierta escoria, chusma y gentuza que llego al poder y que se revolca en la corrupción como nadie. El principal problema de la película es que dura algo más de dos horas y media, con lo que básicamente entré en el cine a las diez de la mañana y salí cerca de la una. La película parece que tiene múltiples versiones, en Italia se estrenó como dos pelis separadas con cincuenta minutos más de metraje pero la que yo he visto es la versión condensada, llamada Loro, aunque el enlace lleva a la primera de las otras porque hasta el IMDb está confundido. En España se estrenará en navidades la misma versión que yo he visto con el título Silvio (y los otros), aunque es importante que sepáis que Loro es el pronombre personal de la tercera persona del plural en italiano, o sea, ELLOS, pese a lo cual, importantes traductores piensan que sería más apropiado traducirlo al español como truscoluña no es nación.

Este julay es una rata que no veas

Aunque la película puede pensarse como una biografía de cierta escoria, en realidad el título ya se refiere a las ratas y a la inmundicia que se apiñaba y se apiña alrededor de Silvio Berlusconi para mamar y robar. ELLOS son los que vemos buscando putitas para las fiestas, amañando comisiones y haciendo cualquier cosa que haya que hacer para llegar a la sombra de su adorado ídolo. Particularmente seguimos a uno, casado, que hasta entregará a su mujer a un chamo para que se la folle y tenga una relación con ella por conveniencia, aunque él no se priva de follar sus putitas, muchas veces porque las ha pagado para cederlas a otros y conseguir sus favores y ya que ha invertido, pues echa un kiki. Esta es la miasma que vemos en la película, que resulta fascinante por la crudeza con la que expone los camerinos del poder, esos lugares que no podemos ver pero que en realidad es donde se asiente el poder. El chamo que interpreta a Berlusconi lo borda, es el actor Toni Servillo del que obviamente jamás había oído hablar y a mi me engaña y siempre tengo la impresión que estamos viendo al mismísimo Silvio que se presta a la película porque lo importante es que hablen de uno aunque sea mal. Aunque es super-interesante y está impecablemente hecha, no soy italiano, no me interesa la política y se me hizo algo larga porque hay mucho de más de lo mismo y particularmente habría preferido la versión de cien minutos con el concepto y poco más. Aún así, es algo personal, no quita que la peli sea buena y que a más de uno le abra los ojos. Verla en versión original en italiano es épico y legendario, algunas escenas, como los cantautores que andan siempre al lado de Silvio cantando para él, eso no se puede ver doblado.

Esto no es cine para los miembros dle Clan de los Orcos, que jamás sobrevivirían a tantos diálogos y escenas sin efectos especiales. Sí que es el tipo de cine de los sub-intelectuales con GafaPasta y estoy seguro que muchos de ellos la apreciarán más que yo.

Una respuesta a “Silvio (y los otros) – Loro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.